Menú
Si quieres cuidar tu salud... ¡no lleves tu trabajo a casa!

TRABAJO EN CASA

Si quieres cuidar tu salud... ¡no lleves tu trabajo a casa!

El trabajo se tiene que quedar en la oficina, ¡tu hogar debe ser un lugar para relajarte y estar bien!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Incluso si trabajas desde casa, deberás establecer un tiempo y lugar para tu trabajo, y fuera de eso, ¡mantén el trabajo fuera de tu vida para que no te afecte tu salud! Son muchas las personas que después de su jornada laboral se llevan el trabajo en casa y esto les causa tanto estrés que les afecta a su salud física y mental.

El trabajo puede ser estresante, pero cuando se supone qué tienes que relajarte y no lo haces es cuando puedes enfermar. Desde el momento que sales del trabajo hasta la mañana siguiente no puedes permitir que el estrés laboral se filtre en tu vida. Si te permites dejar el estrés laboral fuera de tu casa y aprendes a relajarte, aumentarás tu felicidad general y por tanto, también tu salud.

Deja el estrés laboral en el trabajo

Si sabes que el estrés que te llevas a casa proviene del trabajo, tendrás que aprender a dejarlo en la puerta y que no entre contigo a tu hogar. Para conseguirlo puedes seguir los siguientes consejos:

  • Prepárate antes de irte. El primer consejo que debe seguir es que antes de acabar tu trabajo debes prepararte para salir. Tienes que preparar una lista de tareas para cuando regreses al día siguiente pero no para hacer en casa. Esto te ayudará a centrarte y sentir que tienes las cosas controladas hasta el día siguiente.

  • El trabajo puede ser estresanteEl trabajo puede ser estresante

  • Piensa en soluciones. Si eres una persona que sueles expresarte con los problemas no resueltos cuando llegas a casa, crea una lista de posibles soluciones a los problemas que tengas. Eso te recordará a ti mismo que tienes control de la situación Y podrás pensar en otras cosas y no tanto en los problemas. Esto te ayudará a dormir mejor y cuidar tu salud física y mental.

  • Ten un ritual posterior al trabajo. De la misma manera que ayudas a tus hijos a relajarse antes de ir a la cama, también debes hacerlo contigo mismo. Tienes que relajarte cuando salgas del trabajo y también antes de dormir. Es una manera de crear un hábito mental para relajar la mente y el cuerpo dejar de lado del estrés laboral. La rutina puede ser algo simple como hacer respiraciones profundas cuando salgas del trabajo o antes de dormir.

  • Son muchas las personas que después de su jornada laboral se llevan el trabajo en casaSon muchas las personas que después de su jornada laboral se llevan el trabajo en casa

  • Disfruta de tu viaje a casa. El viaje de regreso a casa puede ser estresante si te continúas repitiendo mentalmente las tensiones del día o permites que tráfico se apodere de tus emociones. Con un poco de planificación intenta que el viaje de regreso a casa te sirva para relajarte. Puedes escuchar música que te guste, un audio libro, un podcast, etc. Otra idea es pensar mentalmente todas las cosas por las que te sientes agradecido por el día que has podido disfrutar y apreciar más a tus seres queridos cuando llegues a casa.

Qué hacer cuando llegas a casa

  • Crea un ambiente hogareño relajarte en casa. Debido a que pasamos gran parte de nuestras horas no laborales en casa, es importante tener un ambiente hogareño que alivie tu estrés en lugar de uno que lo haga sentir más estresado y cansado de lo que deberías. Debido a que el desorden tiene un efecto sutil pero muy real en nuestros niveles de estrés, vale la pena ordenar tu hogar lo más regularmente posible. 

  • Trátate bien. Piensa en todas esas cosas pequeñas en tu vida que te hacen sonreír y permite que estén en tu vida cada día. Son los impulsores de tu felicidad, conocidos como"placeres". Los placeres pueden mejorar tu estado de ánimo reducir tu estrés y mejorar tu salud general. Puede ser una taza de té, tu comedia favorita, una larga caminata con un ser querido, un baño relajante o cualquier otra cosa que te traiga un poco de alegría. Intenta mezclarlos para que tengan un poco de "novedad" y los disfrutarás aún más. Te lo mereces.

Artículos recomendados