Menú
¿Se deben continuar las revisiones ginecológicas tras la menopausia?

GINECÓLOGO

¿Se deben continuar las revisiones ginecológicas tras la menopausia?

Te contamos las razones por las que debemos seguir acudiendo al ginecólogo en esta fase.

Irmina Merino Vidal

Muchas mujeres creen que con el fin de la menopausia deben dejar de acudir a sus revisiones ginecológicas, puesto que ya no son necesarias. Sin embargo, esta es una concepción errónea, puesto que aunque ya no tengas el período todavía debes consultar a este profesional de la medicina por motivos muy importantes. En Bekia te contamos por qué debes continuar las revisiones ginecológicas tras la menopausia.

Tras las primeras faltas

Puede que no te haya venido la regla durante meses o bien que este sea el primero en que te ha faltado. Lo más recomendable es acudir al ginecólogo para que estudie si realmente está tu cuerpo entrando en la menopausia o, simplemente, dicha falta o faltas son debidas a otros factores como un embarazo o algún problema, por ejemplo, en los ovarios.

Además, al acudir al médico al inicio de la menopausia hará que este te recomiende cómo sobrellevar mejor esta etapa de tu vida. No solo los cambios físicos, sino también los estados de ánimo tan variantes. También el médico será capaz de explicarte qué es realmente el proceso de la menopausia y cómo va a desarrollarse. Aprovecha estas visitas para contárselo todo a tu ginecólogo, porque mientras mejor informada estés más cómoda te sentirás durante esta etapa tan importante de tu vida.

Razones por las cuales debemos seguir acudiendo al ginecólogo

El ginecólogo es uno de los más importantes para nuestra salud. Hay quien cree que solamente debemos acudir a él por temas de natalidad, como los métodos anticonceptivos, para quedarse encinta y durante el embarazo. Si bien es cierto que el ginecólogo se encarga de todas estas cosas, también hay muchos otros motivos por los cuales debemos mantener nuestras consultas con él.

Cuando acudimos al médico normalmente nos hacen una revisión general. Comprueban el estado de de nuestros pechos para comprobar que al tacto no hay ningún bulto sospechoso que pueda derivar en una enfermedad, como el cáncer de mama. Por lo tanto, las mamografías se deben de realizar de por vida, ya que, desafortunadamente, que hayamos perdido el período no nos hace inmunes al cáncer. Como en todas las enfermedades, mientras antes se diagnostique, mejor. Por lo que no debes dejar de ir anualmente a tu revisión ginecológica para que el profesional se asegure de que tus mamas se encuentran bien.

Una de las enfermedades que debemos prevenir tras la menopausia es el cáncer de mamaUna de las enfermedades que debemos prevenir tras la menopausia es el cáncer de mama

En el caso de que tú misma te encuentres un bulto en el pecho, consúltalo con el médico lo antes posible, con tal de poder descartar posibilidades o ponerle cura con más rapidez y antes de que sea demasiado tarde.

Puede que haga mucho tiempo que hayas entrado en la menopausia y que repentinamente tengas un sangrado. En la mayoría de los casos es completamente normal, porque tu cuerpo se está ajustando a todos los cambios que está sufriendo y este no es un proceso inmediato. No obstante, es muy importante que acudas a tu revisión ginecológica como de costumbre, para que sea el profesional quien te dé la respuesta acertada y no se trate de una posible enfermedad.

Que la mujer tenga la menopausia no significa que no practique relaciones sexuales de riesgo. Por lo que acudir a este profesional le ayudará a prevenir y curar este tipo de enfermedades. Finalmente, el médico debe hacer un examen pélvico de la paciente como se le ha hecho mientras ha tenido la regla. Se debe de realizar porque con la llegada de la menopausia se tienen más probabilidades de sufrir un cáncer de los órganos sexuales.

En una mujer que no haya mostrado indicios de ninguna enfermedad tras sus revisiones ginecológicas anteriores, deberá acudir a las mismas solamente una vez al año. En caso de que se encontrase algo sospechoso, el médico le haría acudir con más frecuencia con tal de evitar futuras complicaciones.

La prueba del cáncer de útero se seguirá realizando anualmente en todas las mujeres que hayan empezado a tener relaciones sexuales y hasta los 65 años. Tras cumplir esta edad, si la mujer ha dado negativo en las tres últimas pruebas, ya no tendrá necesidad de realizarse la misma. Sin embargo, eso no significa que deba dejar de acudir a sus revisiones del ginecólogo, sino que el tipo de pruebas se van modificando según la edad de la mujer.

Así pues, es muy importante que las mujeres tomen constancia de la importancia de acudir al ginecólogo al menos una vez al año. Es esencial que cuiden de su salud desde el primer momento que empiezan a tener relaciones sexuales e, incluso, una vez llegada la menopausia para evitar todo tipo de enfermedades. Acudir a estas revisiones ginecológicas con regularidad evitará que las posibles enfermedades se propaguen y que no podamos actuar ante ellas antes de que sea demasiado tarde.

Artículos recomendados