Menú
Diferencia entre una angina de pecho y un infarto

SALUD CARDÍACA

Diferencia entre una angina de pecho y un infarto

La diferencia principal de ambos es que en el caso del infarto, la arteria se tapona y el flujo de sangre se para en seco, pero, ¿qué más hay que tener en cuenta?

Sergio Gallego Uvero

Son muchas las personas que suelen confundir los términos de angina de pecho e infarto ya que se tratan de dos problemas graves que afectan al corazón. En ambos casos se produce una acumulación de grasa en las arterias dando lugar a un desenlace fatal y grave. Sin embargo cada uno tiene sus propias características que te detallo en seguida.

Cuál es la diferencia entre angina de pecho e infarto

La diferencia principal de ambos es que en el caso del infarto, la arteria se tapona y el flujo de sangre se para en seco. Por el contrario, en la angina de la pecho la arteria que va al corazón está obstruida y la cantidad de sangre que pasa es algo reducida. En ambos casos, la persona sufre un fuerte dolor en el pecho y otra serie de síntomas que te muestro en seguida.

Síntomas claros de la angina de pecho

El síntoma principal de la angina de pecho consiste en un fuerte dolor en la parte central del pecho que se suele extender al brazo izquierdo y a la garganta. La sensación es la de una fuerte opresión en el corazón que hace que la persona deba sentarse inmediatamente.

Un fuerte mareo unido a un exceso de sudor por parte del cuerpo son otros de los síntomas bastante claros de la angina de pecho. Dichos síntomas suelen durar unos 15 minutos como mucho y se suele tratar mediante la ingesta de pastillas de nitroglicerina.

El síntoma principal de la angina de pecho consiste en un fuerte dolor en la parte central del pechoEl síntoma principal de la angina de pecho consiste en un fuerte dolor en la parte central del pecho

Síntomas de un infarto al corazón

En el caso del infarto al corazón, los síntomas más evidentes suelen ser los siguientes:

  • El dolor es mucho más fuerte e intenso que en el caso de la angina de pecho.

  • Se puede extender tanto al brazo izquierdo como al derecho.

  • A diferencia de la angina de pecho, el dolor es persistente y no se pasa a los 15 minutos.

  • La persona que sufre el infarto tiene una gran dificultad a la hora de respirar y la sudoración es mucho mayor que en la angina de pecho.

  • A pesar de tomarse la nitroglicerina, el dolor continua por lo que es esencial el tratarlo lo más rápido posible ya que la vida del paciente puede llegar a correr peligro.

Una persona que padece sobrepeso y es obesa tiene más posibilidades que otra de padecer una enfermedad cardiovascularUna persona que padece sobrepeso y es obesa tiene más posibilidades que otra de padecer una enfermedad cardiovascular

Factores de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular

Hay una serie de factores de riesgo que pueden hacer que una persona puede llegar a sufrir un problema cardiovascular como es el caso de una angina de pecho o un infarto:

  • Tener el azúcar demasiado alto puede provocar que la persona desarrolle una enfermedad como la diabetes y tener algún que otro problema relacionado con el corazón.

  • La hipertensión arterial es otro de los factores de riesgo más habituales de padecer un infarto o una angina de pecho.

  • Una persona que padece sobrepeso y es obesa tiene más posibilidades que otra de padecer una enfermedad cardiovascular. La acumulación de grasa en las arterias coronarias es la causante de dichos problemas en el corazón.

  • El llevar una vida totalmente sedentaria sin hacer nada de ejercicio físico es otro factor de riesgo a tener en cuenta.

  • Un estado depresivo alto y momentos de estrés continuos pueden provocar que una persona pueda llegar a sufrir una angina de pecho o un infarto.

Espero que a partir de ahora sepas diferenciar sin problemas los términos de angina de pecho y de infarto al corazón. Ambos son dos problemas de salud bastante graves y que hay que tratar rápidamente en el caso de que una persona los sufra. Es importante por ello el cuidar el corazón con una buena alimentación además de la práctica de ejercicio físico de una manera habitual.

Artículos recomendados