Menú
Qué es el drenaje linfático y para qué sirve

MASAJES

Qué es el drenaje linfático y para qué sirve

El drenaje linfático es un tratamiento de cabina que se utiliza para mejorar la celulitis, pero además de este tiene otros muchos usos.

Antonia Torres Gutiérrez

Generalmente, las personas que conocen el drenaje linfático lo asocian con los tratamientos de belleza. Y esto es algo correcto, este tipo de masaje realizado de forma manual, resulta muy beneficioso para reducir centímetros cuando se está realizando una dieta adelgazante y para mejorar los estados de la celulitis, entre otras de sus muchas utilidades en el campo de la belleza.

Pero el drenaje linfático tiene muchas más ventajas que las estéticas, a través de esta terapia manual se estimula el sistema linfático, que es una parte muy importante del cuerpo humano. A continuación vas a conocer todo lo relacionado y más importante sobre esta técnica manual.

En qué consiste el drenaje linfático

El drenaje linfático es una terapia de masaje, que se realiza de forma manual con movimientos suaves y lentos. A través de este masaje, se pretende facilitar la actividad de los conductos linfáticos, favoreciendo así que la linfa fluya de forma correcta y con ello que se disminuya la congestión.

Para entender bien los beneficios de esta terapia, es necesario conocer la importancia del sistema linfático para cuerpo humano.

El sistema linfático es la disposición de una serie de conductos que se encuentran por todo el cuerpo. Están situados en paralelo con el sistema circulatorio, pero por sus conductos se distribuye la linfa por todo el cuerpo. La linfa es un líquido blanquecino que sirve para transportar una serie de moléculas como las proteínas hasta las células, además de ayudar a que el organismo expulse las sustancias de deshecho.

La terapia a base del masaje linfático ayuda a descongestionar los coágulos de la linfaLa terapia a base del masaje linfático ayuda a descongestionar los coágulos de la linfa

La linfa circula por los conductos de su sistema por todo el cuerpo, pero en algunas ocasiones, se

estanca y obstruye el paso, coagulándose. Cuando esto sucede, aparecen los edemas y las lesiones en la piel, como la celulitis.

Para qué sirve el drenaje linfático

La terapia a base del masaje linfático ayuda a descongestionar los coágulos de la linfa, si se realizan de forma correcta y en la dirección adecuada, se favorece la circulación de las zonas congestionadas, logrando así el drenaje de estos conductos.

Es muy importante que la terapia la realice un especialista, es fundamental que sea una persona experta que conozca el funcionamiento del sistema linfático y donde se encuentran los ganglios linfáticos. De lo contrario, se podrían producir daños importantes, ya que este tipo de terapia no está indicada para todo el mundo.

El drenaje linfático se utiliza muy a menudo en el campo de la belleza y la estética, de hecho es un tratamiento muy conocido por los buenos resultados que ofrece en la mejora de la celulitis, por ejemplo. Pero cada vez más profesionales lo utilizan en el campo de la medicina y se realizan masajes linfáticos en hospitales, a pacientes fundamentalmente de la rama de la oncología. Además, el drenaje linfático está indicado para el tratamiento de:

- Mejorar edemas, que es la acumulación de líquido en alguna zona del cuerpo. Esta ocurre a menudo en mujeres embarazadas, que sufren de mala circulación en las piernas y pies, después de una operación, etc.

- Para mejorar la circulación y reducir los efectos de la celulitis, las varices, las piernas hinchadas o inflamación premenstrual.

- Ayuda a mejorar el acné.

- Es un tratamiento muy efectivo para reducir los síntomas de la migraña, el dolor de cabeza, los mareos y los vértigos.

- Para el tratamiento de pacientes con enfermedades musculares y articulares como la fibromialgia, la artritis o la artrosis.

Además, el drenaje linfático es un tratamiento perfecto para los pacientes que muestran un cuadro de ansiedad y estrés, produciendo un efecto relajante y sedante en el sistema nervioso. También ayuda a mejorar la función del sistema inmunológico, porque a través del masaje, se consigue que la linfa se distribuya por todo el cuerpo, asegurando así la llegada de las células defensoras a todos los tejidos.

Por qué optar por hacerte un drenaje linfático

Como ves, el drenaje linfático tiene innumerables beneficios para la salud, no solamente para los tratamientos de belleza. Por lo que si estás buscando un tratamiento en cabina relajante, que te ayude a mejorar tu ansiedad o simplemente buscas relajarte, este es tu tratamiento.

Recibiendo varias sesiones, se recomienda que unas 6 o 7, de aproximadamente una hora de duración, conseguirás mejorar notablemente el aspecto de tu piel y tu salud en general. Otros de los beneficios del drenaje linfático son:

- Ayuda a corregir el funcionamiento del sistema linfático, mejorando la fluidez de la linfa

- Reduce la presión arterial

- Ayuda al organismo en la función de la depuración

- Se mejora notablemente la circulación de la sangre

- Ayuda a combatir el estreñimiento

- Es muy efectivo en el tratamiento de la piel como la rosácea

 El drenaje linfático es un tratamiento perfecto para los pacientes que muestran un cuadro de ansiedad y estrés El drenaje linfático es un tratamiento perfecto para los pacientes que muestran un cuadro de ansiedad y estrés

¿El drenaje linfático tiene contraindicaciones?

Así es, aunque se trata de un tratamiento por lo general muy beneficioso para la salud, en algunos otros casos está totalmente indicado. El masaje linfático está contraindicado en los casos de:

- Hipertiroidismo

- Cáncer

- Edemas producidos por la insuficiencia cardíaca

- Infección grave

- Inflamación grave de los ganglios linfáticos

- Asma

- Hipotensión

- Flebitis, que es una inflamación de las venas que está acompañada de coágulos de sangre

Cuándo consultar con el médico

Por lo tanto, si sufres alguna de estas patologías o afecciones debes consultar con tu médico de cabecera antes de someterte a un masaje de drenaje linfático. Si tu médico lo ve oportuno, es muy importante que te informes bien y busques una persona que esté especializada en estos masajes.

Si estás embarazada también debes consultar con el médico que esté llevando el seguimiento de tu embarazo. Aunque es muy recomendable en algunos casos de embarazadas que sufren de piernas y pies hinchados, en otros casos puede estar del todo contraindicado. Por lo tanto, es preferible que no corras riesgos y antes de realizarte algún tratamiento lo consultes con el médico.

Recuerda que para realizar bien este masaje, es fundamental conocer a fondo el funcionamiento de un sistema tan importante como es el linfático. Una mala realización del tratamiento, podría tener consecuencias importantes.

El profesional utilizará aromas relajantes, aceites esenciales para realizarte el masaje y música ambiental muy relajante. Después de recibir un drenaje linfático manual, debes sentirte relajada y muy muy desestresada.

Artículos recomendados