Menú
¿Fumar quita el hambre?

FUMAR

¿Fumar quita el hambre?

La mayoría de los fumadores tiene miedo de dejar el tabaco por temor a engordar, ya que existe la creencia de que el tabaco quita las ganas de comer.

Antonia Torres Gutiérrez

Si eres fumador, seguramente en más de una ocasión habrás utilizado el cigarrillo para quitarte las ganas de comer. En situaciones estresantes y de ansiedad, cuando sientes unas ganas irrefrenables de atacar el frigorífico, un cigarrillo te ayuda a calmar esa sensación ¿cierto?

Perder el apetito a causa del tabaco puede deberse a muchos factores, de hecho es una realidad y realmente las personas fumadoras suelen ser más delgadas que las personas que están libres del hábito. Pero en ningún caso, esto se debe a ninguna cuestión saludable.

¿Fumar quita el hambre?

Según un estudio que se ha realizado en Estados Unidos, concretamente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, el tabaco ayuda a inhibir el hambre. La investigación de estos científicos, determina que la nicotina que contiene el cigarrillo, lanza un mensaje al hipotálamo, que son las neuronas encargadas de dar la señal de saciedad, de hacerle saber al organismo que ya ha comido suficiente.

Perder el apetito a causa del tabaco puede deberse a muchos factoresPerder el apetito a causa del tabaco puede deberse a muchos factores

Esta es la conclusión que han obtenido estos investigadores, es una cuestión de química, pero en ningún caso es sano, ni es saludable, ni muchísimo menos recomendable para mantenerse delgado.

Pero además existen otros factores por los que el tabaco quita el hambre:

- La ansiedad, muchas personas, la mayoría de los fumadores, ha utilizado el tabaco en algún momento de estrés para tranquilizarse. También para callar al estómago cuando pide alimento a deshoras por culpa de ese estrés.

- El tabaco cambia el sabor y el olor de las comidas, por este motivo es lógico que la persona fumadora pierda de alguna manera el hambre. El tabaco deja un constante sabor desagradable en la boca, lo que hace que al tomar algún alimento, el fumador no pueda disfrutar de su sabor.

Fumar quita el hambre y también quita la salud

Utilizar el tabaco para no coger peso, es una decisión completamente errónea. El tabaco no te ayuda a perder peso, que tu cerebro interprete las señales de forma equivocada puede causarte muchos problemas de salud.

- El tabaco envejece la piel, volviéndola de un color grisáceo y apagada

- Además, el tabaco daña los vasos sanguíneos tanto del corazón como del cerebro.

- Muy alto porcentaje de desarrollar diferentes tipos de cáncer, de pulmón, de laringe, de boca, de riñones o de páncreas entre otros.

- Las futuras madres fumadoras, tienen mayor probabilidad de sufrir abortos, además, aumenta el riesgo de que nazcan bebés con diferentes enfermedades, con bajo peso, sufrir un parto prematuro e incluso mayor porcentaje de bebés que fallecen por muerte súbita.

Ni dejar de fumar por miedo a engordar, que es uno de los miedos de los fumadores que quieren dejar el hábitoNi dejar de fumar por miedo a engordar, que es uno de los miedos de los fumadores que quieren dejar el hábito

Dejar el tabaco es un regalo para tu salud

Hoy en día todo el mundo conoce todos los problemas que ocasiona el tabaquismo, es una adicción que te afecta en tu salud, en tu apariencia física y en tu bolsillo. Seguramente habrás pensando en más de una ocasión el dineral que gastas anualmente por el tabaco. Esa es una muy buena razón para deshacerte de este hábito.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, el tabaco no te ayuda a mantenerte delgado, simplemente engaña a tu cerebro y daña a tu cuerpo. Para estar saludable necesitas alimentarte correctamente, incluir alimentos de todo tipo en tu dieta. Mantenerse delgado es una cuestión de ejercicio, de adoptar un estilo de vida saludable que te ayudará, no solo a estar delgado, sino también a estar sano.

En ningún caso utilizar el tabaco como método de adelgazamiento, es una buena alternativa. Ni dejar de fumar por miedo a engordar, que es uno de los miedos de los fumadores que quieren dejar el hábito. Tienes muchos métodos para dejar de fumar sin que por ello tengas que coger peso. Acude a tu médico de cabecera, sabrá ayudarte para consigas dejar de fumar sin que notes los efectos en la báscula.

Artículos recomendados