Menú
Cómo las heridas invisibles afectan a tu salud mental

SALUD EMOCIONAL

Cómo las heridas invisibles afectan a tu salud mental

Existen algunas heridas emocionales que son invisibles a ojos de los demás pero que en tu interior pueden desgarrarte.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Hay personas que por circunstancias de la vida pueden sentirse heridos e insultados con la relación que tienen con otras personas. Una relación emocionalmente abusiva puede generar heridas invisibles que afecten a tu salud mental. Las conductas de acoso desgastan la autoestima de una persona y socavan tu salud mental. Además, el abuso mental o emocional, puede ocurrir en cualquier tipo de relación entre personas.

El abuso emocional es una forma difícil de reconocer... es necesario hacerlo para evitar que las heridas que se puedan tener emocionales afecten demasiado a la salud mental de una persona. En muchas ocasiones cuando la víctima no se da cuenta de que está siendo abusado emocionalmente, se sentirán atrapados y con miedo constantemente.

Impacto del abuso emocional

Cuando el abuso emocional es severo y continuo, la víctima puede perder el sentido del yo y no hace falta ningún golpe. Las heridas que son invisibles para los demás hará que la víctima sienta que si habla los demás no le crean e incluso, que piensen que están mintiendo o que exageran las cosas, algo que les hará pensar que están equivocadas.

El abuso emocional es una forma difícil de reconocerEl abuso emocional es una forma difícil de reconocer

En realidad nadie tiene que aguantar abusos verbales de ningún tipo... por este motivo es crucial que la víctima sea realista con lo que le está ocurriendo y que sepa que está siendo abusada emocionalmente. Es muy importante reconocerlo para poder dar el primer paso y de este modo, parar la situación antes de que se agrave con el tiempo.

Si crees que estás siendo abusado emocionalmente por cualquier persona de tu entorno pero no sabes si "es para tanto", no dudes en hablar con médico o un profesional de la salud. Será él quien te pueda decir si realmente estás viviendo una situación de abuso y te dé las pautas necesarias para que puedas actuar ante esa situación en la que sientes absoluta indefensión. Es necesario que lo reconozcas para darte cuenta de que no tienes culpa de nada y que no mereces vivir en una situación así.

Si notas que tus amistades ya no son las que eran, que no tienes ganas de ver a nadie o la percepción hacia tu persona empieza a cambiar, son señálales de alarma que debes tener en cuenta. No necesitas golpes ni moretones para tener heridas emocionales que son realmente dañinas para tu salud mental. Ignorar esas heridas emocionales puede hacer que caigas en una severa depresión con el paso del tiempo. Incluso puedes tener úlceras, trastornos del sueño, problemas cardíacos y otras enfermedades, porque la salud física está estrechamente ligada con la salud emocional.

Una relación emocionalmente abusiva puede generar heridas invisibles que afecten a tu salud mentalUna relación emocionalmente abusiva puede generar heridas invisibles que afecten a tu salud mental

¿Realmente te está pasando?

Es importante detectar una situación de abuso emocional para proteger tu salud física y también mental... recuerda que este tipo de abusos pueden ser realmente sutiles y difíciles de dictar por lo que si tienes dudas o no sabes distinguir si tu relación con esa persona es abusiva pero hay algo que te hace sentir mal, entonces tendrás que pensar en cómo te sientes realmente con esa persona.

Si te sientes frustrado, herido, confundido en muchas ocasiones, sientes que no te respeta, que no respeta tus límites personales, sientes depresión o te sientes con ansiedad cada vez que tienes a esa persona cerca, entonces es muy probable que esa relación te esté ocasionando heridas emocionales que si no pones remedio podrían afectar a tu salud mental gravemente.

Cualquier situación en la que no puedas ser tú mismo/a, en las que te exijan hacer cosas que realmente no quieras hacer o decir, que sientas que otros te manipulan y no te permiten actuar con libertad... puede ser una relación abusiva que debas frenar cuanto antes. No estás solo/a, acude a tu médico o a un terapeuta para que te indiquen cómo proceder, o si quieres, primero habla con un amigo o familiar cercano para que sepa qué te está sucediendo. El silencio nunca será una buena opción.

Artículos recomendados