Menú
Histerosalpingografía

PRUEBAS MÉDICAS

Histerosalpingografía

Esta prueba ha evolucionado mucho desde que se empezó a realizar hace décadas, ahora no hay riesgo para la mujer que se la realiza.

Marta Cabrera Benito

Muchas son las veces que una mujer se quiere quedar embarazada y no termina de conseguirlo. Las razones pueden ser varias, pero una de ellas es la infertilidad. Una de las pruebas esenciales que hoy en día se emplean para saber si una mujer es o no fértil es la histerosalpingografía. Con este examen se analiza tanto la cavidad uterina como las trompas de Falopio. Con esto, aparte de comprobar la fertilidad de la mujer, se pueden apreciar otro tipo de problemas ginecológicos.

Esta prueba ha ido evolucionando a lo largo de todos los años de su existenciaEsta prueba ha ido evolucionando a lo largo de todos los años de su existencia

Esta prueba ha ido evolucionando a lo largo de todos los años de su existencia. En un principio, hace más de un siglo, la técnica que se utilizaba para realizar una histerosalpingografía hacía que la paciente corriera el riesgo de padecer embolias o alergias. Con el paso del tiempo, y gracias a los estudios que se han ido haciendo sobre ella, hoy en día se trata de una prueba que no supone ningún riesgo para la mujer que se somete a ella. Esto no significa que esté exenta de peligros, pero los casos en los que hay algún problema son muy raros y escasos.

Pasos previos a realizar una histerosalpingografía

Como ya hemos dicho, la histerosalpingografía es una prueba ginecológica que se le hace a una mujer cuando se tiene alguna sospecha de que puede haber algún problema en su cavidad uterina o en las trompas de Falopio. Suele ser recurrente en los casos de infertilidad, pero también puede aportar información si se piensa en otro tipo de enfermedades o dolencias. Estos otros casos serían la presencia de pólipos o tumores, la malformación uterina, el síndrome de Asherman o el seguimiento de una ligadura de trompas.

Se trata de una prueba que no necesita de una gran preparación. El día que vaya a tener lugar la histerosalpingografía bastará con que la mujer se presente en el centro de salud o consulta privada. Aun así, será recomendable que vaya acompañada por los posibles problemas que puedan aparecer. Por eso mismo, deberá firmar un consentimiento antes de que se lleve a cabo el examen. Por otro lado, hay que procurar no tomar en las horas previas ninguna bebida que contenga cafeína u otras sustancias excitantes. En lo que respecta a la medicación, el médico deberá tener constancia de la que está siguiendo la paciente. Asimismo, es posible que le recete unos antibióticos y analgésicos para los días previos.

Cómo se realiza una histerosalpingografía

El día de la histerosalpingografía no será necesario que la mujer haga algún tipo de cambio en su rutina. Por ello, deberá acudir al lugar donde se va a realizar un poco antes de la hora y esperar, tranquilamente, hasta que sea llamada. Una vez esto ocurra, no habrá nada que no le resulte familiar. La posición en la que ha de colocarse será la misma que en cualquier otra revisión ginecológica. Todo seguirá siendo igual de conocido hasta que se introduzca el espéculo. En este momento, la prueba comenzará y durará apenas unos minutos.

El día de la histerosalpingografía no será necesario que la mujer haga algún tipo de cambio en su rutinaEl día de la histerosalpingografía no será necesario que la mujer haga algún tipo de cambio en su rutina

Cuando el ginecólogo ya haya introducido el espéculo en la vagina, dependiendo de lo molesto que pueda resultar lo que viene a continuación para la paciente, se anestesia o no la zona con un pequeño pinchazo. A continuación, se introduce un tubo de plástico que tiene un balón en su extremo. Una vez que ya ha sido introducido a través del cuello uterino y se coloca en el útero éste se va hinchando para introducir, después, una sustancia de contraste radiopaco para poder ayudar a la mejor visualización de las radiografías. A través de una máquina de rayos X se van tomando distintas imágenes que pueden ser analizadas en el momento por el médico especialista. Por ello, la paciente puede ir conociendo los resultados en el mismo momento.

Artículos recomendados