Menú
Injerto capilar: todo lo que debes saber

CABELLO

Injerto capilar: todo lo que debes saber

La caída del cabello es algo que preocupa tanto a hombres como a mujeres, ¿qué es el injerto capilar? ¿Qué tipos hay?

Eba

Uno de los problemas estéticos que más preocupan, tanto a hombres como a mujeres, es la caída del pelo. Aunque la alopecia es una enfermedad que se asocia comúnmente a los hombres, las mujeres también pueden llegar a sufrirla, aunque es menos frecuente. Este problema puede afectar tanto al cuero cabelludo como a otras regiones del cuerpo donde haya presencia de pelo, como las pestañas, las cejas o la barba. Existen muchos tipos de alopecia y la clasificación de esta en las diferentes categorías depende de la causa que la provoca, del área a la que afecta y de si es reversible o no.

La alopecia universal, que es uno de los tipos de alopecia, afecta de forma bastante fuerte al organismo pues no solo causa la pérdida total del cabello en la cabeza, sino que también lo hace en el resto del cuerpo. Aunque no hay un tratamiento totalmente eficaz para este problema, existen formas de intentar devolver al folículo piloso la posibilidad de hacer que vuelva a producir cabello de nuevo. También, pero recurriendo a otra solución que no requiere de medicación, está el micro injerto capilar. Conocido también como micro trasplante capilar, este método para luchar contra la alopecia está ganando cada vez más adeptos. En el siguiente artículo, encontrarás toda la información sobre él: qué es, en qué consiste y qué resultados ofrece.

La alopecia universal, que es uno de los tipos de alopeciaLa alopecia universal, que es uno de los tipos de alopecia

Injerto capilar, ¿qué es y en qué consiste?

Como bien indica su nombre, el micro injerto capilar es una microcirugía que, a través de diferentes técnicas, trasplanta el cabello de zonas corporales que no sufren de alopecia a otra área del cuerpo, como puede ser la cabeza. Normalmente, los injertos capilares se realizan en la parte superior de la cabeza y los folículos se extraen de la nuca o a los lados del cráneo pues están son las zonas que menos escasez o falta de pelo sufren.

A la técnica del trasplante capilar se le conoce como microcirugía y también como cirugía ambulatoria, es decir, que aparte de ser una operación a escala muy pequeña y mínimamente invasiva, tampoco supone una urgencia. Dicho en otras palabras, las cirugías propias de un micro injerto capilar son realizadas en un mismo día y al paciente que las recibe es dado de alto el mismo día en el que se ingresa.

Para poder realizar la operación, es necesario que la persona en cuestión se realice un examen capilar y también que muestre a los especialistas su historial clínico para que estos últimos puedan valorar la viabilidad del procedimiento, así como las compatibilidades individuales. Posteriormente a esto, el experto encargado de la operación diseña y establece la zona a cubrir con el pelo nuevo.

Tipos de injerto

Aunque el método por el cual una persona puede auto trasplantarse su propio pelo es mediante la cirugía capital, existen varias técnicas que hacen posible un mismo resultado. Las diferentes formas de realizar el procedimiento dependen de cómo se retiran los folículos pilosos para luego volver a implantarlos. Las categorías son: la técnica FUSS, conocida comúnmente como el micro injerto capilar clásico, y la técnica FUE.

La técnica FUSS consiste en un procedimiento mediante el cual los pelos de la zona a extraer, se retiran mediante una fina tira de piel. Esta banda lo que contiene es el cabello, de 20 centímetros de longitud aproximadamente y uno de ancho, que se sitúa en la zona posterior de la cabeza o bien a los lados de esta. Los pacientes que recurren a esta técnica suelen ser personas que padecen de una alopecia bastante avanzada y que quieren ver resultados lo más rápido posible. Mediante este proceso de trasplante, por cada sesión que se realiza, y al no hacerse pelo a pelo, incluso es posible que el resultado final sea inmediato y que no haga falta realizar más de una.

Por otro lado, está la técnica FUE que, a diferencia de la técnica FUSS, consiste en extraer los folículos pilosos directamente uno a uno. Normalmente, la zona de extracción es igual que la de la técnica FUSS, es decir, la nuca o los laterales de la cabeza. Las ventajas de esta técnica frente a la primera anteriormente explicada es que esta última no requiere de puntos de sutura y tampoco deja ni la más mínima cicatriz. El tipo de paciente que busca esta técnica frente a otra es aquel que padece una leve pérdida de cabello o que posee un área de alopecia bastante pequeña. También, suelen recurrir a la técnica FUE muchas personas que, tras hacerse el injerto mediante la FUSS, quieren tapar las leves cicatrices con más cabello por encima.

 El micro injerto capilar es una microcirugía El micro injerto capilar es una microcirugía

Comparando ambas técnicas, los resultados son idénticos y las secuelas son imperceptibles. Sí es cierto que la técnica FUSS requiere de cicatrización por la extracción de piel, pero, a día de hoy, las marcas que deja dicho procedimiento son apenas visibles. Las dos formas de realizar el micro injerto capilar no generan rechazo ninguno por parte del paciente pues, al tratarse de un auto trasplante, el cuerpo reconoce el cabello como lo que es: el suyo propio.

¿Qué pasa tras el injerto?

Una vez realizado el trasplante capilar, las cicatrices resultantes del procedimiento son prácticamente imperceptibles. Los primeros días posteriores a la operación, el paciente ha de lavarse el cabello con un champú antiséptico, especial para cerrar posibles heridas y evitar que la zona pueda infectarse. También se recomienda sudar en exceso y tomar el sol por si la persona en cuestión tuviera puntos y estos tuvieran que ser retirados al cabo de un par de días.

Tras el post operatorio, cada unidad folicular trasplantada posee un tiempo de adaptación a su nueva zona y es común que empiece a proporcionar nuevo cabello tras los primeros cuatro meses. Los resultados estéticos pueden variar, pero cuando más se notará el cambio y mayor será el grosor y densidad del cabello será, posiblemente, al cabo del primer año tras el trasplante. El resultado de este procedimiento capilar es totalmente natural, indoloro y apto para todo tipo de personas así que resulta perfecto para todos aquellos que, por motivos estéticos y gusto personal, no quieran renunciar a lucir cabellera por nada del mundo.

Si te ha convencido y necesitas injerto capilar entradas precio, puedes contactar con nosotros

Artículos recomendados