Menú
Cómo lidiar con el dolor cuando sabes que un ser querido se está muriendo

MUERTE

Cómo lidiar con el dolor cuando sabes que un ser querido se está muriendo

No pierdas detalle de cómo lidiar con el dolor cuando sabes que un ser querido se está muriendo poco a poco.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando te dan la noticia de que una persona cercana a ti está muriendo, es probable que el choque ante esta noticia sea demasiado fuerte. Tendrás un torbellino de emociones que no siempre se sabe controlar. Es como si estuvieses parado en la orilla del mar mirando el agua... pero se avecina un tsunami pero no hay nada que puedas hacer para detenerlo, ni tampoco tienes tiempo para salir corriendo ni lugar donde cobijarte o refugiarte.

Un dolor anticipado

Esta es una forma de explicar cómo se espera la muerte de un ser querido. Es un dolor anticipado y no es muy diferente al dolor que se produce después de la muerte del ser querido en cuestión. Se sufre intensamente la pérdida del ser querido antes de la muerte real.

Este tipo de dolor anticipado puede incluir: tristeza intensa, depresión y profunda preocupación por el ser querido que está muriendo. Los sentimientos de miedo, ira y negación también son normales y pueden provocar grandes episodios de ansiedad y malestar físico.

A diferencia del dolor que se produce después de una muerte súbita, el dolor anticipado da la oportunidad de obtener una despedida o de adaptarse a la vida ante la muerte antes de que ocurra.

Adaptarte a la vida sin tu ser querido es complicado, ya que es posible que te sientas incapaz de realizar algunas actividades con las que disfrutabas con tu familiar. Pero al saberlo con más tiempo puedes intentar aceptar que es algo que ocurrirá sin poder hacer nada por remediarlo.

Las personas que experimentan una pérdida repentina de muerte a menudo tienen una ira intensa y tienen dificultades para aceptar la realidad de su pérdida. Esto ocurre porque no se espera la pérdida y cuando ocurre no se quiere aceptar la realidad y se niega por el profundo dolor que se siente ante la trágica pérdida del ser querido.

Adaptarte a la vida sin tu ser querido es complicadoAdaptarte a la vida sin tu ser querido es complicado

La oportunidad de despedirse

Cuando se siente dolor anticipado por la muerte de un ser querido, puedes tener la oportunidad de hacer algunas cosas importantes. Esto te ayudará a comenzar con la etapa de duelo y quizá, a poder pasarla de una forma menos problemática. Algunas de las cosas importantes que puedes hacer cuando te enteras de que tu ser querido está a punto de morir es:

  • Pedirle perdón
  • Perdonarle
  • Darle las gracias
  • Decirle que le quieres
  • Despedirte

Tener la oportunidad de cerrar el círculo de la relación puede darte una sensación de cierreTener la oportunidad de cerrar el círculo de la relación puede darte una sensación de cierre

Tener la oportunidad de cerrar el círculo de la relación puede darte una sensación de cierre y facilitarte el proceso de duelo que pasarás después de la muerte de tu ser querido. Es necesario tener en cuenta que no todas las personas experimentan el dolor de la misma manera.

No todas las personas tienen o experimentan dolor anticipado antes de la muerte de su ser querido. Sentir pena o tristeza es un proceso personal y muy íntimo de cada uno, tanto cuando ocurre en la tristeza anticipada como cuando ocurre después de la muerte. Requiere aceptación de la realidad de la muerte, que no siempre es fácil para las personas e implica un proceso mental complicado... no todo el mundo se sienten listos para aceptar que su ser querido va a morir. Hay personas que sienten que aceptar la muerte de un ser querido es como renunciar a él y no están dispuestos a tener este tipo de sentimientos.

En lugar de ver el dolor anticipado por la muerte de un ser querido como un abandono, la forma más saludable es verlo como una oportunidad única de completar la relación y poder despedirte de tu ser querido. No todo el mundo tiene la oportunidad de despedirse de las personas que aman, sobre todo cuando la muerte llega de forma trágica o súbita. Es un proceso difícil que aunque no se quiera, es necesario aceptar.

Artículos recomendados