Menú
Qué NO hacer cuando un amigo te dice que está triste

TRISTEZA

Qué NO hacer cuando un amigo te dice que está triste

Cuando un amigo está triste y te lo dice, hay algunas cosas que NO tienes que hacer ni que decir. Descubre cuáles son.

Mª José Roldán Prieto

La tristeza cuando no se soluciona puede conllevar a problemas de salud que se pueden convertir en graves. Es importante que la tristeza sea reconocida y tratada tan pronto como se empiece a sentir para evitar que se conviertan en problemas mentales más graves como por ejemplo la depresión. La tristeza bloquea las emociones e incluso puede hacer que te sientas cansado y apático ante cualquier situación, haciendo que tu calidad de vid ase vea muy resentida.

Quizá tú sepas todo esto y en cuanto te sientes triste puedas buscar soluciones para mejorar tu estado emocional. pero, ¿qué pasa cuando es un amigo o amiga quien te dice que está triste pero que no sabe qué hacer para estar mejor? Aunque nos debes implicarte demasiado porque tu vida es tuya. Sí puedes echarle una mano par que se sienta mejor.

Saber qué decir cuando un amigo comparte noticias tristes contigo es una de las cosas más desafiantes en una amistadSaber qué decir cuando un amigo comparte noticias tristes contigo es una de las cosas más desafiantes en una amistad

Saber qué hacer

Saber qué decir cuando un amigo comparte noticias tristes contigo es una de las cosas más desafiantes en una amistad. Es posible que no sepas qué hacer y que después te sientas culpable por ello. Si nunca has experimentado esto es posible que no sepas cómo ayudar a un amigo que está triste. Incluso aunque comprendas la situación, es un gran desafío saber qué decir o qué hacer en estos momentos.

Si por ejemplo acaba de perder a un ser querido, puede ser extremadamente difícil encontrar las palabras que le puedan dar consuelo. Los problemas en el trabajo también puede hacer que una persona se sienta triste y desconsolada. No hay una sola manera de dirigirse a una persona en un estado de dolor o frustración, pero puedes desarrollar algunas mejores prácticas para manejar las malas noticias.

Las buenas intenciones no siempre funcionan

Cuando no te das cuenta de cuál es la mejor manera de manejar la situación puedes contestar a su tristeza de la forma inapropiada. Puede que digas algo inapropiado o que involuntariamente seas insensible a sus sentimientos. De cualquier manera, una respuesta inapropiada puede hacer que tu amigo aún se sienta peor.

Incluso cuando vas con tus mejores intenciones puede hacer que tu amigo se sienta mal. Cuando no sabes qué decir dirás lo primero que se te pase por la cabeza para intentar calmar la incomodidad, aunque a veces tenga el efecto contrario. Estas son algunas cosas que no debes hacer:

-Cambiar de tema. Cambiar de tema no ayuda. Quizá pienses que es una oportunidad para que amigo desvíe la atención de la situación negativa, pero esto no le ayudará. Sentirá que no le quieres escuchar y que ha hecho mal en compartir sus problemas contigo. Se sentirá rechazado por ti.

-Dar seguridad positiva los hace sentirse más negativos. Cuando tu amigo acude a ti con problemas, puede ser tentador decir cosas como: 'Todo estará bien' o 'Eres lo suficientemente bueno'. Puede que creas lo que estás diciendo y lo puedes estar diciendo de corazón, pero a veces eso no es lo que necesitan las personas, quizá tu amigo solo quiera desahogarse. Simplemente, déjale hablar.

Tu amigo solo necesita que le escuches sin juzgarleTu amigo solo necesita que le escuches sin juzgarle

-Tratar de 'arreglar' el problema. Esto solo lo empeorará todo. Si alguien te importa te costará verle sufrir y quizá quieras ofrecer sugerencias para ayudarle a llegar a la raíz del problema. Frases del tipo; 'es mejor que...' solo hará que se sienta incapaz. Esto le roba la oportunidad de sentir validación por sus sentimientos. Solo necesita que le comprendas, no que le digas qué debe hacer (a no ser que te lo pida). Si le ofreces comentarios no solicitados de cómo tú harías las cosas, no les hará sentir mejor.

Tu amigo solo necesita que le escuches sin juzgarle, sin intentar arreglar sus problemas y sobre todo, que le ayudes a sentirse reconfortado con el contacto físico, como por ejemplo, con un abrazo que le aporte seguridad y apoyo emocional.

Artículos recomendados