Menú
Llevas toda la vida curándote mal las heridas

HERIDAS

Llevas toda la vida curándote mal las heridas

Es posible que sepas cómo se tienen que curar las heridas, pero, ¿seguro que lo estás haciendo bien? Descúbrelo.

Sergio Gallego Uvero

Todo el mundo se ha hecho una herida alguna vez en su vida sin embargo en muchas ocasiones la cura de la misma no suele ser la ideal y termina infectándose provocando algún que otro problema. Toma buena nota de una serie de consejos que te ayudarán a curar las heridas y a conseguir que cicatricen lo más rápido y eficaz posible.

Lo primero que debes hacer es limpiar toda la zona herida con la ayuda de un suero fisiológicoLo primero que debes hacer es limpiar toda la zona herida con la ayuda de un suero fisiológico

Pasos a seguir a la hora de curar una herida

En el caso de que tengas algún tipo de herida en alguna parte de tu cuerpo es bueno que toma nota de los pasos a seguir para conseguir que se cure perfectamente y cicatrice sin problemas. Lo primero que debes hacer es limpiar toda la zona herida con la ayuda de un suero fisiológico. Coge una gasa y humedece con suero para eliminar toda la suciedad posible y evitar de esta manera que pueda llegar a infectarse. También puedes poner un poco de agua oxigenada ya que te ayudará a limpiar la herida perfectamente. Es posible que al añadir el agua oxigenada notes un poco de escozor, esto es una buena señal ya que significa que el antiséptico está eliminando las posibles bacterias.

Una vez tengas la herida bien limpia es el momento de secar toda la zona con la ayuda de una gasa estéril. Ve dando golpecitos suaves para secarla perfectamente. El siguiente paso consiste en aplicar en la zona malherida un poco de yodo u otra solución antiséptica.

Acto seguido debes tapar la herida con una tirita para mantener protegida la herida de posibles bacterias que puedan infectar toda la zona. En el mercado puedes encontrar tiritas de todo tipo y tamaño que se adapten a la clase de herida que tengas. Lo normal es que en unos días la herida empiece a cicatrizar y no haya ningún tipo de riesgo de que se infecte o se agrave.

Tipos de herida

Las heridas pueden ser de varios tipos y clases. En el caso de sufrir una herida abierta hay una separación de los tejidos en la piel mientras que en el caso de la cerrada no hay ningún tipo de separación en la piel y suele haber hematomas provocados por un golpe. La herida puede ser grave provocando un gran sangrado y llegando a provocar alguna que otra lesión en los músculos o en órganos internos. Este tipo de heridas requieren una atención y tratamiento médico lo más rápido posible. Sin embargo las heridas leves o simples se producen de una maneras superficial sobre la piel y no afectan a ningún tipo de órgano del interior como si suele ocurrir en las heridas graves.

Si sufres una herida no se te ocurra bajo ningún concepto el soplar en la mismaSi sufres una herida no se te ocurra bajo ningún concepto el soplar en la misma

Consejos en el caso de sufrir una herida

Si por algún motivo sufres una herida tú mismo o alguien cercano a ti, es importante mantener la calma y no ponerse para nada nervioso. Si la herida es leve, con los pasos que te he detallado arriba no debes tener problema para curarla. Si por el contrario la herida es grande y grave y requiere de puntos es importante llevar a la persona lo más rápido posible para que puedan tratar la herida y curarla.

Si sufres una herida no se te ocurra bajo ningún concepto el soplar en la misma. La boca está llena de bacterias que podrían infectar la herida y agravar el problema. En el caso de que observes que en la propia herida se ha quedado incrustado algún objeto cortante como un trozo de cristal es aconsejable el no tocarla ya que podrías provocar una hemorragia. En tal caso lo mejor es acudir a urgencias y que los profesionales se encarguen de solucionar el problema.

Artículos recomendados