Menú
Las mejores y peores dietas para perder peso

ADELGAZAR

Las mejores y peores dietas para perder peso

La llegada del buen tiempo y del verano hace que muchas personas quieran perder peso de una manera rápida para poder presumir de cuerpo

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La llegada del buen tiempo y del verano hace que muchas personas quieran perder peso de una manera rápida para poder presumir de cuerpo. El gran problema de esto es la gran cantidad de dietas milagro que existen y lo dañinas que pueden resultar para la salud. En el siguiente te hablamos de aquellas dietas que son malas para el organismo y aquellas que son perfectas a la hora de perder peso.

Una buena dieta va a incluir alimentos tan saludables y nutritivosUna buena dieta va a incluir alimentos tan saludables y nutritivos

Cómo reconocer una dieta milagro

  • Se trata de dietas que anteponen el adelgazar a la propia salud.
  • Son dietas en las que el nutriente principal es la proteína de origen animal en detrimento de otros nutrientes importantes para el organismo.
  • Dietas en las que tienen gran importancia los sustitutivos de comida.
  • Dietas que prohíben una serie de alimentos.
  • Prometen resultados rápidos y eficaces.
  • Se trata de dietas que son publicitadas y recomendadas por gente famosa.

Las dietas más perjudiciales

  • La dieta del PH va a realizar una diferenciación importante de los alimentos según el pH que contengan. Los diferentes estudios no recomiendan este tipo de dieta ya que hay una restricción de alimentos bastante importante que puede resultar nocivo para el organismo.
  • Otra de las dietas milagro es la conocida como disociada. Según esta dieta los nutrientes no deben mezclarse nunca. Esto algo que carece de sentido y que puede causar serios problemas de salud.
  • Hay una serie de dietas que proponen una serie de sustitutivos de comida frente al consumo de de alimentos de verdad. Esta dietas son bastante peligrosas por la falta de nutrientes de los citados sustitutivos.
  • La dieta Dukan es una de las más populares en los últimos años. Este tipo de dieta aconseja el tomar toda la proteína animal que uno quiera y sin límite alguno. Por contra, prohíbe la ingesta de alimentos ricos en hidratos. La falta de nutrientes puede provoca diversos problemas de salud sobre todo en lo que concierne a órganos como el hígado o el riñón.

Cuál es el secreto de una dieta saludable

Antes de todo hay que indicar que cada persona es diferente por lo que es conveniente el realizar un plan individualizado a la hora de perder esos kilos de más.

Una buena dieta va a incluir alimentos tan saludables y nutritivos como las verduras y hortalizas. Por supuesto, tampoco debe faltar la fruta ni los frutos secos y las legumbres. Sin olvidar los productos lácteos, los cereales integrales, la carne o el pescado.

Por último, dicha dieta saludable debe ser baja en alimentos de poca calidad nutricional como los refrescos, la bollería o los fritos.

Dietas recomendadas a la hora de perder peso

  • La mejor dieta es sin lugar a dudas la mediterránea. El aporte nutritivo es bastante importante y ayuda a perder peso de una manera sana.
  • La dieta vegetariana o vegana se caracteriza por excluir los alimentos de origen animal. Si se realiza bien es una dieta sana y equilibrada que puede ayudar a la persona a perder peso.
  • Una dieta que reduzca la ingesta de hidratos de carbono.
  • Dieta baja en grasas.
  • La dieta cetogénica aboga por limitar la ingesta de hidratos durante un tiempo.
A la hora de perder unos kilos de más hay que tener especial cuidado con las dietas milagroA la hora de perder unos kilos de más hay que tener especial cuidado con las dietas milagro

En definitiva, a la hora de perder unos kilos de más hay que tener especial cuidado con las dietas milagro. Recuerda que se puede comer bien y perder peso. La clave de todo es evitar tomar alimentos dañinos como los altos en grasas y azúcares y aportar nutrientes de una manera equilibrada. Aparte de ello los expertos aconsejan aumentar el consumo de productos altos en proteínas y bajar el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono. No olvides tampoco el combinar la alimentación saludable con la práctica de ejercicio físico de manera habitual.

Artículos recomendados