Menú
La relación entre la dieta y el dolor crónico

SALUD

La relación entre la dieta y el dolor crónico

El dolor crónico viene causado en la mayor parte por ciertas afecciones inflamatorias como es caso de la artritis o la diabetes

Mª José Roldán Prieto

La dieta tiene mucho que ver a la hora de padecer dolor crónico. No es lo mismo el seguir una alimentación saludable y nutritiva que el comer de manera inadecuada y desequilibrada todos los días. Diversos estudios han señalado que una dieta occidental puede aumentar las probabilidades de sufrir diversos dolores que se vuelvan crónicos.

El dolor crónico viene causado en la mayor parte por ciertas afecciones inflamatoriasEl dolor crónico viene causado en la mayor parte por ciertas afecciones inflamatorias

La alimentación occidental se caracteriza por la presencia de grasas y carbohidratos de una asimilación rápida y por la falta de alimentos tan importantes en la dieta como es el caso de la verdura o de la fruta. En el siguiente artículo te explicamos de una manera más detallada como la ingesta excesiva de alimentos ricos en omega 6 puede agravar el dolor crónico.

La relación entre el dolor crónico y la alimentación

El dolor crónico viene causado en la mayor parte por ciertas afecciones inflamatorias como es caso de la artritis o la diabetes. Si la persona padece tal dolor es esencial que la dieta que siga sea muy baja en grasas. Se ha podido demostrar que existe una relación estrecha entre los dolores que sufre una persona por ciertas enfermedades inflamatorias y lo que come en el día. De ahí que sea muy importante cambiar de ciertos hábitos y optar por una dieta como es la mediterránea.

El peligro de los ácidos grasos omega 6

Como ya te hemos comentado más arriba, diversos estudios han coincidido en señalar que la presencia de ácidos grasos omega 6 supone un factor de riesgo alto para el dolor crónico. A mayor ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 6, mayor riesgo de agravar los diferentes dolores y aumentar la inflamación.

Hay que indicar que dicho tipo de grasas no son perjudiciales para la salud, es más son esenciales para el propio organismo. El problema es que tales ácidos grasos se consumen de una manera excesiva, mientras que los ácidos grasos omega 3 se consumen mucho menos.

Alimentos ricos en omega 6 que hay que evitar

Si sufres algún tipo de enfermedad inflamatoria que te provoca numerosos dolores alrededor del cuerpo, es importante que elimines de tu dieta una serie de alimentos ricos en ácidos grasos omega 6:

  • Las patatas fritas y demás aperitivos fritos.
  • Comida rápida como las hamburguesas y las pizzas.
  • Dulces y pasteles.
  • Embutidos ricos en grasas como la mortadela.
  • Mantequilla y margarina.
  • Aceite de girasol o de soja.

Alimentos ricos en omega 3 que debes incorporar a tu dieta

La dieta ideal, debe ser rica en alimentos que sean ricos en ácidos grasos omega 3:

  • Pescados grasos como los boquerones o las sardinas.
  • Frutos secos como es el caso de las nueces o de los pistachos.
  • Semillas de chía y de lino.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Los estudios realizados determinaron que para hacer frente al dolor crónico y a sus molestos síntomas, la persona en cuestión debía consumir una mayor cantidad de omega 3 de la que se suele consumir de manera habitual. Lo ideal y aconsejable es olvidarse de la dieta occidental rica en grasas perjudiciales y optar por la maravillosa dieta mediterránea.

El comer bien influye sobremanera en el dolor crónicoEl comer bien influye sobremanera en el dolor crónico

En definitiva, una parte importante de la sociedad sufre de dolor crónico a causa de ciertas enfermedades inflamatorias como es el reuma o la artritis. Aunque un tratamiento adecuado es clave a la hora de mitigar dichos dolores, se ha podido demostrar que el tipo de dieta también influye de manera positiva o negativa en dicha afección.

Hay que dejar de lado la dieta occidental rica en ácidos grasos omega 6 como son las patatas fritas y los dulces y optar por una dieta mucho más sana como es la mediterránea rica en ácidos grasos omega 3. Queda claro por tanto que el comer bien influye sobremanera en el dolor crónico y ayuda a mitigar los síntomas y a rebajar la inflamación.

Artículos recomendados