Menú
Cómo debe ser la cama ideal

SALUD

Cómo debe ser la cama ideal

Una mala cama hace que la persona no descanse como debiera y se levante con dolores y muy cansada

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Muy poca gente se para a pensar que el ser humano pasa una buena parte de su vida durmiendo. Es por ello que es importante el dormir en una cama que permita a la persona, el poder levantarse a la mañana siguiente totalmente relajada y como nueva. Una mala cama hace que la persona no descanse como debiera y se levante con dolores y muy cansada. En el siguiente artículo te damos una serie de pautas que te ayudarán a elegir la mejor cama posible y poder dormir como los ángeles.

La elección del colchón

El colchón es la clave a la hora de poder descansar de la mejor manera posible. Según los expertos, el mismo no debe ser demasiado blando ni muy duro, por lo que lo ideal es que sea de una dureza media. Es importante el poder probar el colchón antes de comprarlo. En ocasiones, no se prueba y a la hora de dormir no es el colchón adecuado para que la persona descansa plácidamente.

El mejor colchón es el viscoelásticoEl mejor colchón es el viscoelástico

El mejor colchón es el viscoelástico, ya que es capaz de adaptarse a la forma del cuerpo y reduce los dolores de espalda. Los expertos aconsejan renovar el colchón cada 10 años para evitar futuros problemas cervicales. Aparte, un buen colchón debe ser lo bastante firme para que la espalda no sufra y con una longitud de unos 20 cm más de lo que pueda medir la persona.

La importancia de la almohada

Mucha gente piensa de manera errónea que sus dolores de espalda se deben a una mala elección del colchón, cuando la verdadera culpable de tales dolores es la almohada. En el caso de que suelas dormir boca arriba, lo ideal es optar por una almohada fina de unos 12 cm como mucho de grosor.

Si por el contrario duermes de lado, lo mejor es optar por una almohada que sea gruesa. En el caso de dormir boca abajo, la almohada debe ser fina y no superar los 10 cm de grosor. Como ocurre con el colchón, la almohada viscoelástica es la mejor para evitar dolores cervicales y de cuello.

No te olvides del somier

Aparte del colchón y de la almohada, el somier es otro elemento importante a la hora de conseguir un buen descanso. En la actualidad el somier suele ser de madera o de carbono y conseguir de esta manera que la espalda no sufra al dormir. Además del material, el somier perfecto para descansar debe tener un grosor adecuado y una buena flexibilidad.

En el caso de dormir con otra persona lo mejor es unir dos somieres que sean perfectos a la hora de aguantar el peso y evitar dolores en la espalda. Como puedes ver, el somier es igual de importante que el colchón y la almohada.

La postura también es importante a la hora de descansar adecuadamente

Los expertos coinciden al indicar que la mejor postura para dormir plácidamente es la fetal. En esta postura, las cervicales no sufren nada y la persona es capaz de descansar de una manera relajada. Cualquier otra postura o forma puede dar lugar a problemas de espalda además de provocar que la persona no consiga descansar como realmente debiera.

En la posición fetal la columna y los músculos están totalmente relajadosEn la posición fetal la columna y los músculos están totalmente relajados

En la posición fetal la columna y los músculos están totalmente relajados, evitando posibles dolores. Además la persona puede respirar de una manera adecuada, logrando que el descanso sea lo más reparador posible y se levante a la mañana siguiente perfectamente.

En definitiva, hay que darle la importancia que merece a la cama en la que se duerme a diario. Aparte del colchón y de la almohada, tienen mucha importancia tanto el somier como la postura en la que duerma la persona en cuestión.

Artículos recomendados