Menú
Motivos que causan falta de deseo sexual

RELACIONES SEXUALES

Motivos que causan falta de deseo sexual

El deseo sexual es una atracción que sientes hacia una persona que te motiva a tener un contacto sexual. Pero, ¿qué sucede cuándo no hay deseo sexual?

Marta Cabrera Benito

El deseo sexual no implica sólo a aquellas personas que tienen pareja o que mantienen relaciones sexuales. El deseo sexual es una atracción que sientes por una persona y que te hace excitarte y necesitar tener un contacto sexual. No siempre tiene que ser una persona cercana, hay gente que tiene deseo sexual por personas famosas con las que no tienen ningún tipo de contacto alguno. En una pareja, el deseo sexual es esencial ya que las relaciones sexuales son una parte imprescindible de una relación. Si éste no existe, la atracción no es completa. Por ello, la falta de deseo sexual supone un gran problema en las parejas, ya que puede que una de las dos personas que la componen se sienta ofendida por no ser deseada.

 En una pareja el deseo sexual es esencial En una pareja el deseo sexual es esencial

Síntomas de la falta de deseo sexual

1. Rechazo a cualquier proposición de relaciones sexuales. Normalmente, se argumenta con diversas excusas que sólo buscan justificar que a una de las dos personas en ese momento no le apetece tener sexo.

2. El sexo pierde importancia. Cuando el deseo sexual desaparece de nuestra vida, los pensamientos sobre el sexo también. Ya no es algo que nos ronde la cabeza y pasa a ser algo secundario. Por ello, no nos quita ni un segundo de nuestros pensamientos.

3. Menor frecuencia de la masturbación. Al no haber deseo, las personas no tienen tanta necesidad de aliviarlo. En este caso se incluye a aquellas personas que no tienen pareja pero sí que sienten ese deseo sexual ya sea por otra persona o por algo en concreto.

4. Falta de iniciativa sexual. Cuando te atrae sexualmente una persona, siempre hay momentos en los que se intenta propiciar una situación que dé pie a tener relaciones sexuales. Con la falta de deseo sexual esto desaparece ya que no se dará ese tipo de atracción.

5. Evitar situaciones que inviten al sexo. Cualquier pareja sabe cuándo la otra persona puede querer tener relaciones sexuales. Por ello, la persona que no quiere tener sexo buscará que nunca se produzca lo que le llevará a ausentarse en muchos momentos y tendrá una conducta más rara de lo habitual para evitar cualquier tipo de contacto. Esta situación puede llegar a causar un problema de pareja.

6. Poner distancia en la pareja. La falta de deseo sexual puede hacer que la persona que lo padece se quiera alejar de la otra persona para que no se den situaciones incómodas. En muchos casos, la relación llega a romperse porque se identifica la falta de deseo sexual como el fin de la relación sentimental.

Causas de la falta de deseo sexual

1. Problemas en la pareja. Muchas veces, las continuas discusiones y una mala racha puede deteriorar el deseo sexual en una pareja. Aunque la atracción sexual exista, el enfado pesa mucho más y las ganas de mantener relaciones sexuales desaparecen cuando las cosas no van bien en el terreno sentimental.

Cuando una persona está cansada no le apetece hacer nada incluidas las relaciones sexualesCuando una persona está cansada no le apetece hacer nada incluidas las relaciones sexuales

2. Estrés. Éste puede venir por varias razones. Puede ser laboral o por el agobio que puede llegar a producirnos una etapa que estamos pasando. Cuando el estrés aparece en nuestra vida no nos deja espacio para nada más, ya que nos agota física y mentalmente. Por ello, el sexo, como todo lo demás, se ve también perjudicado al desaparecer el deseo sexual.

3. Cansancio. Aunque muchas veces está relacionado con el estrés, no siempre está causado por él. Cuando una persona está cansada no le apetece hacer nada, incluidas las relaciones sexuales. El cansancio también puede tener que ver con la rutina en la que puede llegar a caer una pareja.

4. Medicación. Existen medicamentos que tienen entre sus efectos secundarios algunos que pueden afectar al deseo sexual. Pueden estar directamente relacionados o repercutir. En este último caso se incluyen aquellos medicamentos que producen cansancio, fatiga o un estado de salud adverso.

5. Enfermedad. Cuando una de las dos personas de la pareja no está pasando por su mejor momento de salud, es posible que su deseo sexual se vea realmente afectado al no tener ganas para casi nada. Es momento de darle más importancia a la salud de la otra persona persona que a nuestros deseos.

Artículos recomendados