Menú
Lo que necesitas saber de las muelas del juicio

MUELAS DEL JUICIO

Lo que necesitas saber de las muelas del juicio

Casi todo el mundo tiene las muelas del juicio, hay veces que salen bien, otras que no y otras, que deben sacarse.

Ana M. Longo

Los últimos dientes en salir en la boca de las personas son las muelas del juicio. Generalmente su aparición puede causar molestia intensa e hinchazón. A continuación vamos a conocer más datos acerca de estas importantes piezas dentales.

Los últimos y terceros molares o cordales, son las denominadas muelas del juicio. Su aparición suele ocurrir entre los 17 y los 24 años de edad. Su nombre se debe a que aparecen al mismo tiempo que lo hace el juicio en los seres humanos. Su aparición puede causar dolor ya que frecuentemente la boca no dispone del espacio necesario para su situación. Pueden entonces quedar enterradas o atrapadas por otros dientes.

Las muelas del juicio son 4 piezas, y se encuentran situadas en ambos lados de los maxilares. Dos se encuentran a cada lado del maxilar superior y otras dos a cada lado del inferior. Normalmente las muelas del juicio no salen bien alineadas, y en tal caso pueden dañar a los demás dientes o nervios. Si no salen en su totalidad pueden causar caries y otras enfermedades.

Al menos un 10% de los las personas en edad adulta no tienen muelas del juicio, es decir presentan agenesia o ausencia de las mismas. Lo mejor para la prevención y control es revisarse, llevar un control en las visitas anuales al dentista y comentarle la aparición de molestias o síntomas inusuales en la boca.

Las muelas semierupcionadas son las que tienen mayor sintomatologíaLas muelas semierupcionadas son las que tienen mayor sintomatología

Síntomas

Las muelas semierupcionadas son las que tienen mayor sintomatología. Al estar la corona de la muela algo cubierta existirá dificultad para una correcta higiene. Esto puede provocar la proliferación de patógenos como los estreptococos o estafilococos. Los síntomas para extraer las muelas del juicio son:

-Infecciones

-Muelas con caries o por prevención.

-Dolor facial fuera de lo normal.

-Lesiones malignas.

-Por interferencias entre muelas.

-Pericoronaritis, el síntoma más frecuente. Se asocia a la imposibilidad de erupción del tercer molar.

Las molestias que ocasionan los cordales cuando se abren paso pueden ser:

-Cefalea.

-Molestias en la mandíbula.

-Dolor de oído.

-Caries.

-Infecciones.

-Otras enfermedades.

¿Cómo se extraen las muelas del juicio?

La extracción de una muela suele durar 1 hora. Normalmente la anestesia que se usa para tal extracción es de tipo local. La opción de uso de anestesia general depende de los siguientes factores:

-Cuando se requiere que la técnica para la cirugía no sea la que se usa normalmente, debido a problemas existentes, como inclusión muy profunda o poliinclusiones o varios dientes retenidos.

-Pacientes que tengan un elevado nivel de ansiedad.

-Pacientes con problemas psicológicos y no se muestren colaborativos.

No obstante, la anestesia general debe verse como una segunda opción por la posibilidad de complicaciones que puedan desencadenarse. En el caso de necesitar el paciente la extracción de otra muela, es conveniente dejar una separación de unos 15 días de por medio entre la extracción de cada muela.

El dentista recomendará la extracción de la muela del juicio en caso de dolor agudo y que impida llevar una vida normal. También así, al tener problemas en la mordida, o bien que erupción no sea adecuada. Su cirugía no suele ser compleja. Los indicadores que justifican la extracción de estas muelas son:

-Pacientes que van a ser sometidos a radioterapia.

-Muelas que no hayan erupcionado correctamente.

-Para disminuir el riesgo de fracturas del ángulo mandibular.

-Con autotrasplante del tercer molar por un primer molar desaparecido prematuramente.

-Con pérdida precoz del primer y segundo molar.

En el procedimiento de extracción de muelas del juicio, en el justo momento posterior tras quitarla, el profesional bucal suele pedir que el paciente muerda una gasa durante una media hora o 45 minutos por el abundante sangrado que se genera. El dolor e inflamación suele permanecer unos días. Las pertinentes recomendaciones ante la extracción son:

-Aplicar frío en la zona las siguientes 24 horas y en intervalos de 10 minutos.

-Llevar una adecuada higiene bucal. Es incluso más beneficioso utilizar hilo dental. La zona no debe cepillarse los primeros días y después de un modo suave.

-Tras las 24 horas siguientes a la operación ayudar a la cicatrización enjuagándose con agua y sal. No escupir ni enjuagarse previamente.

-Los primeros días tras la operación evitar fumar y beber alcohol.

-Tomar los antiinflamatorios y antibióticos recomendados. Eso aliviará la hinchazón.

-Procurar dieta blanda y sobre todo alimentos fríos o de temperatura ambiente.

-Evitar conducir inmediatamente después de la operación.

-Evitar realizar esfuerzos y ejercicio físico intenso durante la recuperación.

-Dormir con la cabeza erguida.

Si la operación ha implicado puntos de sutura será el dentista o cirujano quien los quite en el plazo de una semana.

Diagnóstico

El diagnóstico es fundamental para la extracción. Es conveniente realizar un examen clínico para conocer antecedentes y síntomas, una adecuada y completa historia clínica y otro examen radiológico. El examen clínico se producirá a nivel regional y local y el radiológico con la ortopantomografía y la radiografía periapical intrabucal, más local. En el caso de pericoronaritis habrá que tomar antiinflamatorios, analgésicos y algunos casos antibióticos. Tras observarse mejoría será el cirujano quien decida si quitar o no la muela.

La extracción de una muela suele durar 1 horaLa extracción de una muela suele durar 1 hora

Aspectos acerca de las muelas del juicio

-Suele haber más dificultades en la extracción de las muelas pasados los 25 años de edad de una persona.

-Las muelas de juicio pueden mover el resto de dientes en algunos casos, no siempre.

-Las muelas del juicio sí tienen su función como los demás dientes, siempre y cuando estén en contacto con otra muela en su mordida.

-Al ponerse aparatos es conveniente estudiar el caso por si es necesaria o no la extracción.

-No hay suficientes evidencias para afirmar que el apiñamiento anteroinferior se relacione con la erupción del tercer cordal. Por lo tanto no puede aprobarse la extracción de las muelas inferiores para impedir ese apiñamiento.

Es importante observarse la boca con detenimiento y hacer caso a síntomas o molestias que se puedan notar a la edad de 16 a 20 años. Ante sangrado, inflamación, dolor agudo o fiebre hay que contactar con el dentista. Ciertamente los dientes que se extraen previa la edad de 20 años no tienen tantas complicaciones como ocurre después, no obstante, será el dentista o cirujano quien valore esa posibilidad.

Será este profesional quien tras las pruebas pertinentes entienda qué será una opción viable y óptima para la salud bucodental del paciente. Tras la extracción de muelas del juicio por apiñamiento o retención, no deben acusarse problemas futuros al comer. Las muelas pueden resultar absolutamente útiles para las personas mayores.

Artículos recomendados