Menú
Qué no se puede comer si se tiene hipertensión arterial

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Qué no se puede comer si se tiene hipertensión arterial

Hay algunos alimentos que es mejor que no comas si tienes hipertensión arterial, ¡cambia tu dieta!

Inmaculada Jiménez Peral

Tener la tensión arterial alta, o lo que es lo mismo la hipertensión arterial, es un síntoma que cada vez tienen más personas en la sociedad en la que vivimos. Uno de los factores de riesgo que nos va a provocar la hipertensión es la alimentación.

Llevar una buena alimentación, equilibrada y sana, nos va a ayudar a mantener la tensión en unos valores normales. Por el contrario, si llevamos una mala alimentación con comidas altas en grasas estamos favoreciendo a tener hipertensión arterial.

Pero no solo tenemos que evitar los alimentos ricos en grasas si tenemos la tensión alta. También deberíamos tener muy en cuenta aquellas comidas con el cloruro sódico alto, porque va a ser el verdadero causante de la subida de tensión.

¿Qué no se puede comer si se tiene hipertensión arterial?

Las personas que tienen hipertensión no deberían comer los siguientes alimentos:

El único queso que estaría permitido en la dieta de una persona con hipertensión arterial es el queso fresco. El único queso que estaría permitido en la dieta de una persona con hipertensión arterial es el queso fresco.

Lácteos y leche

Dentro de este grupo de alimentos, los hipertensos tienen totalmente prohibido los quesos. Pero no todo tipo de quesos. Tendrían que tachar de su lista de comidas los quesos curados, semicurados, grasos, salados, quesos en loncha y queso para untar. El único queso que estaría permitido en la dieta de una persona con hipertensión arterial es el queso fresco.

Cereales, patatas y legumbres

Entre estos grupos alimentarios, aquellas personas que tienen la tensión alta tienen que evitar a toda costa las patatas fritas de bolsa, la bollería, aquellos alimentos que estén en conservas y los snacks que vienen prefabricados.

Verduras y hortalizas

Todas aquellas que vengan en conserva. Zanahoria, espárragos, alcachofas, habas, remolacha y un largo etcétera de alimentos. Esto es debido a que para que estas se conserven más tiempo tienen que utilizar un líquido rico en sal, por lo que estas verduras van a estar impregnadas y por lo tanto como consecuencia conseguiremos que nos suba la tensión.

Carnes y pescados

Aquellas carnes con un alto contenido en grasas, ahumadas, embutidos y vísceras. En cuanto a los pescados todos aquellos ahumados, en conserva, congelados, desecados y todo el marisco.

Frutas

Todas aquellas que vengan en conservas, desecadas o escarchadas.

Bebidas

Las bebidas prohibidas para aquellas personas con hipertensión son, sobre todo aquellas que contengan alcohol, excepto si tomas un vasito de vino tinto al día, agua mineral con gas y todos los refrescos carbonatados.

Otro aspecto a tener en cuenta cuando tenemos la tensión alta y queremos mantener nuestra salud en un estado óptimo es que hay que cuidar la cantidad de sal que le echamos a nuestras comidas.

Si llevamos una mala alimentación con comidas altas en grasas estamos favoreciendo a tener hipertensión arterialSi llevamos una mala alimentación con comidas altas en grasas estamos favoreciendo a tener hipertensión arterial

Lo primero que recomiendan los médicos a las personas que padecen de hipertensión arterial es que eliminen la sal de sus vidas. Lo cierto es que cuando pasamos varias semanas cocinando sin sal nos damos cuenta del verdadero sabor de los alimentos, ya que con esta lo que hacemos es matarle su esencia natural.

Para ello, desde bekia recomendamos que pruebes otro tipo de potenciadores de sabor para tus platos elaborados. Hoy en día en cualquier supermercado podemos encontrar miles de especias diferentes que van a ayudarnos a encontrar en la cocina otros sabores diferentes sin necesidad de utilizar sal, que no nos beneficia para nada en nuestra salud.

Para terminar, vamos a dar un consejo que es bastante importante a la hora de alimentarnos y de no empeorar la hipertensión arterial. Consumir alimentos de la manera más natural posible va a hacer que nuestras comidas no estén procesadas y por lo tanto no tendremos que consumir aditivos artificiales que nos van a provocar que la hipertensión vaya a peor.

Al fin y al cabo no es tan difícil llevar una dieta para hipertensos, ya que básicamente consiste en centrarnos en los alimentos que nos da de forma natural nuestro planeta.

Artículos recomendados