Menú
Qué es la pancreatitis

PÁNCREAS

Qué es la pancreatitis

La pancreatitis es una enfermedad del páncreas que consiste en una inflamación del mismo causando problemas.

Cristina López Reques

En primer lugar, antes de comenzar a explicarlo todo detalladamente, debes saber qué es el páncreas. Se trata de una glándula alargada y plana situada justo detrás del estómago y muy cerca del intestino delgado, en la parte superior del abdomen. Su función es producir enzimas para la digestión y para regular la forma en la que el cuerpo procesa la glucosa. Por tanto, se encarga de liberar hormonas como la insulina.

Una vez dicho esto, podemos definir la pancreatitis como la inflamación del páncreas. Sin embargo, podemos distinguir entre dos tipos de inflamaciones, el agua, es decir, la que desaparece al cabo de unos días, o la crónica, que se mantiene con el paso del tiempo, incluso de los años y que puede afectar a otros sistemas del cuerpo y causar graves problemas en la persona.

¿Cuáles son las causas de una pancreatitis?

En términos generales, la pancreatitis aparece cuando las enzimas digestivas se activan pero todavía se encuentran en el páncreas. Eso produce que se irriten las células y, por tanto, se inflamen.

Una de las principales causas son los cálculos biliares, es decir, en la vesícula biliar, ya que obstruyen la salida del conducto pancreático hacia el intestino. Sin duda, otro de los factores de más riesgo es el alcoholismo, ya que su efecto es completamente tóxico contra este órgano, al igual que ocurre con el tabaco, otro de los factores de riesgo.

Siguiendo con las causas de la pancreatitis también hay que destacar que algunos medicamentos pueden provocarla y también lesiones o cirugías en el abdomen. Además, encontramos otros factores como la hipercalcemia, es decir, nivel de calcio alto en la sangre, la hipertrigliceridemia, nivel alto de triglicéridos en la sangre o hiperparatiroidismo.

Por su parte, la pancreatitis crónica suele estar causada por repetidos episodios de esa pancreatitis aguda. Aunque también esta relacionada a otros factores, como pueden ser patologías de carácter autoinmune, una fibrosis quística que se complica y que provoca acumulación de moco en pulmones. El hipertiroidismo también puede estar relacionado como una posible causa.

La pancreatitis crónica suele estar causada por repetidos episodios de esa pancreatitis agudaLa pancreatitis crónica suele estar causada por repetidos episodios de esa pancreatitis aguda

Síntomas de la pancreatitis

Vamos ahora a hablar de los principales síntomas que vas a notar si tienes una pancreatitis, aunque también debes tener en cuenta que estos pueden variar en función de si la enfermedad es más o menos grave.

Principalmente, el factor principal que te va a hacer sospechar es un dolor en la parte superior izquierda del abdomen. Puedes notar que este dolor se desplaza también hacia la zona de la espalda y que se intensifica bastante poco después de comer o beber, sobre todo si son alimentos que tienen un alto contenido en grasa o si son bebidas alcohólicas.

Las personas con pancreatitis también pueden presentar síntomas como más generales como son la fiebre, nauseas, vómitos o taquicardia. También puedes notar el abdomen hinchado y con gases, presentar indigestión e incluso que la piel se vuelve un poco amarillenta. Debes vigilar también el paso, ya que puedes ver como disminuye a pesar de estar comiendo de manera normal y regular.

Diagnóstico de la pancreatitis

Si has notado alguno de los síntomas que hemos descrito en el apartado anterior debes acudir al médico especialista para que pueda indicar el diagnostico de la pancreatitis. El profesional será la persona indicada para verificar si padeces la enfermedad y te preguntará sobre lo que has podido notar en los últimos días.

Una vez hecho este primer paso, se llevarán a cabo otras pruebas que afirmarán o descartarán con total seguridad si padeces pancreatitis. Por ejemplo, es muy frecuente realizar un análisis de sangre que permitirán detectar los niveles elevados de enzimas pancreáticas. También se pueden analizar las propias heces para medir los niveles de grasa que pueden indicarnos la afección.

El especialista también puede llevar a cabo otras pruebas más determinantes. Entre ellas se encuentra la ecografía o una tomografía computarizada en la zona del abdomen para ver si el páncreas está inflamado o si hay cálculos biliares. También se puede realizar una resonancia magnética que permitirá ver anomalías en la vesícula o en los conductos del páncreas.

Tratamientos para la pancreatitis

Cuando se nos ha detectado pancreatitis, seguramente te hospitalicen durante unos días, para poder llevar a cabo un tratamiento desde allí de manera más controlada y segura. Una vez ingresado, los médicos llevaran a cabo una serie de terapias en función de la gravedad de la enfermedad.

Generalmente, el paciente tendrá que pasar varios días en ayuno, ya que eso permitirá que el páncreas se recupere más rápidamente. Se producirá la nutrición e hidratación por vía intravenosa, es decir, no se ingerirán alimentos por la boca. Con los días y a medida que el páncreas se desinflame, se podrá comenzar a beber líquidos y a comer alimentos blandos.

Los médicos también proporcionarán medicamentos y analgésicos para aliviar el dolor causado por la pancreatitisLos médicos también proporcionarán medicamentos y analgésicos para aliviar el dolor causado por la pancreatitis

Los médicos también proporcionarán medicamentos y analgésicos para aliviar el dolor causado por la pancreatitis y que el paciente pueda estar más tranquilo. Los médicos harán controles cada poco tiempo para controlar las constantes vitales. Además, si los vómitos y las nauseas persisten, se controlará también con tratamiento específico.

Además, en función de lo que haya causado la pancreatitis, los tratamientos pueden variar. Por ejemplo, si ha sido provocada por obstrucción en las vías biliares pueden llevarse a cabo procedimientos para abrirlas o ensancharlas. También se pueden realizar cirugías, ya sea en la vesícula biliar, si ha sido causada por cálculos biliares, o en el propio páncreas si es necesario drenar líquido o extirpar alguna parte del tejido que pueda estar enfermo.

Además, se pueden proporcionar suplementos de enzimas pancreáticas para ayudar al organismo a descomponer y procesar los nutrientes de los alimentos que puedas consumir, es decir, para mejorar la digestión. Además, quizás sea recomendable acudir a un dietista para que puedas cambiar tu alimentación o quitar alimentos que tengan un alto contenido en grasa.

¿Cómo prevenir la pancreatitis?

Debes saber que hay ciertos aspectos que puedes tener en cuenta para evitar tener pancreatitis. Estos aspectos se les puede llamar factores de riesgo porque provocan la enfermedad.

Entre ellos está el consumo de alcohol, por lo que debes evitar beberlo. También está el tabaco, por lo que debes dejar de fumar. Para las dos cosas puedes ayudarte de profesionales, que te ayudarán a dejarlo con terapias. Además, las personas con sobrepeso u obesidad tienen mayor probabilidades de sufrir pancreatitis, por lo que es imprescindible una dieta baja en grasa y con alto consumo en fruta y vegetales. No olvides tampoco beber muchos líquidos.

Artículos recomendados