Menú
Para qué sirve la técnica del limón congelado

CÍTRICOS

Para qué sirve la técnica del limón congelado

¿Conoces la técnica del limón congelado? Descubre en qué te puede ayudar y para qué sirve.

Irmina Merino Vidal

Existen muchos alimentos que tienen propiedades para curar nuestra salud o para aportarnos las vitaminas que necesitamos para reforzar nuestro organismo. Sin embargo, existen también maneras de optimizar las propiedades de estos alimentos que quizás no son tan conocidas como deberían.

Probablemente hayas oído hablar de la técnica del limón congelado y todavía no sepas muy bien de qué se trata. Descubre por qué se cree que congelando este alimento podemos obtener un mayor beneficio de él y cómo puedes hacerlo en casa para conseguir los resultados deseados.

 La técnica del limón congelado nos ayuda a poder aprovechar la cáscara de este alimento de manera que podamos optimizarlo al máximo. La técnica del limón congelado nos ayuda a poder aprovechar la cáscara de este alimento de manera que podamos optimizarlo al máximo.

Para qué llevar a cabo la técnica del limón congelado

Normalmente cuando consumimos limones quizás solo utilizamos el jugo del limón o bien un poquito de la cáscara, para la realización por ejemplo de pasteles. No obstante, la mayor parte de las vitaminas que tiene este alimento y que más pueden aportar para nuestro cuerpo se encuentran en la cáscara. Quizás no termine de gustarte tu sabor o no sepas cómo sacarle el máximo provecho. Por eso, la técnica del limón congelado nos ayuda a poder aprovechar la cáscara de este alimento de manera que podamos optimizarlo al máximo.

Debido a las cualidades antioxidantes y a la gran cantidad de vitamina C que se encuentra en la cáscara del limón, se cree que este alimento puede ayudarnos de forma notable a hacer frente a varios tipos de enfermedades, a aportarnos aquellas vitaminas que nuestro cuerpo necesita, purificar parcialmente nuestro organismo y además llegar hasta a perder peso, combinado con una dieta equilibrada y con una realización de ejercicio de forma regular.

También se cree que la técnica del limón congelado puede ayudar a aquellas personas que se están sometiendo a un proceso de quimioterapia para el tratamiento de enfermedades como el cáncer. Esto no significa que el limón congelado sea una parte del tratamiento o que pueda ayudarles a hacerle frente a la enfermedad, pero sí que algunas personas creen que puede ayudar durante el tratamiento por los efectos que tiene la quimioterapia en la salud de la persona la cual se está sometiendo a ella.

Además, se cree que las vitaminas del limón y sus propiedades también nos pueden ayudar como antioxidantes y para prevenir enfermedades como el cáncer. Si tienes más dudas consulta con tu médico, quien mejor que nadie podrá confirmarte si estas creencias son ciertas. No obstante, debes tener presente que solamente comiendo este alimento no podrás prevenir una enfermedad como el cáncer, pero sí que es verdad que te ayudará de forma notable a mantener la salud general de tu organismo, más que si consumes alimentos que no son tan ricos en vitaminas, como lo pueden ser aquellos con exceso de azúcares, como la bollería industrial, o el hecho de no seguir una dieta sana y equilibrada.

Propiedades del limón congelado

El limón es uno de los alimentos que más nos pueden beneficiar en nuestra dieta. Tiene pocas calorías y consumido congelado o frío puede ayudarnos a hacer frente al calor. Muchas personas deciden tomar agua con limón para empezar el día cuando están a dieta, no solamente para perder peso, sino porque también les aportará las vitaminas que necesitan con tal de poder afrontar el día con más energía.

La vitamina C que contiene el limón nos ayudará a reforzar nuestro sistema inmunológicoLa vitamina C que contiene el limón nos ayudará a reforzar nuestro sistema inmunológico

La vitamina C que contiene el limón nos ayudará a reforzar nuestro sistema inmunológico y así reduciremos el riesgo de sufrir ciertas enfermedades o de contagiarnos de un resfriado. Los cítricos son ideales para esta función y seguramente que habrás oído en más de una ocasión que el zumo de naranja puede hacer esta misma tarea que ahora te contamos con el zumo del limón. No obstante, la mayor parte de esta vitamina tan beneficiosa del limón se encuentra en su cáscara, por lo que deberemos encontrar la manera de consumirla también, al igual que el jugo.

La técnica del limón congelado nos ayuda a facilitarnos la consumición de la cáscara del limón, rica en vitaminas, además de la pulpa. Así pues, congelaremos el limón y una vez se encuentre duro podremos rallarlo. La piel rallada la podremos aplicar a pasteles y magdalenas, además de todo tipo de repostería, pero también a otros platos como las ensaladas o salsas de, por ejemplo, el pollo o el lomo. Esta salsa puede ser además de una fuente de vitaminas, un acompañante delicioso para todos tus platos.

Apuesta por un granizado de limón congelado este verano para refrescarte y además aprovecharte de todos los beneficios de este alimento. Recuerda que antes de congelarlo deberás limpiar bien el limón, ya que nos interesa consumir su cáscara para obtener todas estas vitaminas que necesitamos. El limón congelado además de ser sabroso, será una buena manera de saciar nuestro estómago consumiendo pocas calorías, por lo que si estamos a dieta puede que sea nuestra mejor opción como tentempié a cualquier hora del día.

Artículos recomendados