Menú
Consejos para pasear saludablemente con tu perro

PASEAR

Consejos para pasear saludablemente con tu perro

Si quieres mejorar tu salud, salir a caminar y tienes un perro de mascota... ¡pasear con él puede ser muy saludable! Pero tienes que hacerlo bien.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si tienes perro como mascota sabrás que es un excelente compañero para salir a caminar... son los que mejor te entrenan y se quejan poco. Una vez que comiences a caminar con tu perro, te darás cuenta de que él te puede ayudar a mantenerte saludable. Él está listo para caminar siempre que tú quieras y te avisará para hacer pequeños descansos.

Caminar

Lo ideal es comenzar a caminar con tu perro cuando es un cachorro, pero tendrás que hacerlo con correa al menso hasta que te demuestre que es fiable hacerlo llevándolo suelto. Tendrás que entrenarle en obediencia para que sea un placer pasear con él.

Si tu perro tiene una correa, no puede escapar y causar problemas. Si tu perro siempre está tirando de la correa, considera usar un collar para aumentar el control y comodidad. Algunos caminantes usan un arnés, y otros encuentran que las correas retráctiles son la mejor manera de dejar al perro un poco más holgado, y luego enrollarlos según sea necesario. Encuentra la manera de que pasear con tu perro sea cómodo y saludable para ambos.

Si tienes perro como mascota sabrás que es un excelente compañero para salir a caminarSi tienes perro como mascota sabrás que es un excelente compañero para salir a caminar

No admiten perros en todos sitios

Hay parques en los que no se admiten perros y otros lugares que sí. Lo ideal para salir a caminar con tu perro es hacerlo por el campo, porque tendrás mucho sendero para transitar, aire limpio para respirar y tu perro podrá correr todo lo que quiera sin miedo a que pasen coches que puedan atropellarle.

Recuerda que es importante que si tu perro hace defecaciones en la calle, deberás recogerlas para la salud pública. Existen bolsas de plástico desechables que puedes llevar contigo para recogerlas sin ensuciarte.

Agua

Cuando salgas a caminar no puede faltarte el agua para que puedas hidratarte todo el tiempo que lo necesites. Pero igual que tú necesitas agua, también lo necesitará tu mascota. Por eso lleva tu botella y un cuenco plegable para que tu mascota también pueda beber agua.

Hay parques en los que no se admiten perros y otros lugares que síHay parques en los que no se admiten perros y otros lugares que sí

Tenéis que descansar

Tanto tú como tu mascota tendréis que parar en un lugar con sombra unos diez minutos. Puedes hablar con tu perro o simplemente sentarte a observar el paisaje. Los perros no sudan como tu porque se refrescar a través de la lengua jadeando o bebiendo mucha agua. Pero aunque no sifué es necesario que también descanse. Si caminas en un lugar cerca del agua y permiten que los perros se bañen, ¡deja que se meta y se refresque si estáis aguantando las cálidas temperaturas del verano!

Tu perro debe estar identificado

Hay varias maneras de identificar a un perro: a través de collares con el nombre y el teléfono de sus dueños por si se pierde y alguien lo encuentra o con un chip que se pone en su cuerpo para que un veterinario sepa a quien pertenece en caso de que se pierda. Si se pierde tu perro deberás tener una fotografía que se vea claro algún detalle característico y que sea más fácil identificarle.

¿Tu perro está listo está listo para caminar contigo?

Antes de llevar a un perro a una larga caminata, tendrás que considerar si el perro está lo suficientemente sano, tiene el deseo y está lo suficientemente entrenado para caminar esa distancia a tu lado. Deberías obtener la aprobación de tu veterinario si tu perro tiene algún problema médico, tiene sobrepeso, etc. Trabaja hasta las distancias más largas con él haciendo primero las distancias más cortas.

Ten en cuenta los peligros

Si es posible permite que tu perro camine y corra a su voluntad sin correa, pero recuerda que esto tiene riesgos. No podrás controlar a tu perro si te encuentras por el camino a un perro agresivo ni evitar que persiga a otros animales para olerles... o que se acerque a otras personas. Si caminas con tu perro y una correa tendrás mejores maneras de mantenerle a salvo y que no le ocurra nada. ¡Los dos podréis estar más saludables cuando salgáis a pasear juntos!

Artículos recomendados