Menú
El peligro de la tos ferina en los bebés

BEBÉS

El peligro de la tos ferina en los bebés

La tos ferina es una enfermedad de las vías respiratorias que es bastante peligrosa para la salud de los bebés.

Sergio Gallego Uvero

La tos ferina es una afección que ataca a las vías respiratorias y que puede padecer cualquier persona. En algunos casos dicha infección bacteriana puede llegar a causar la muerte del propio bebé que la sufre. Por suerte gracias a las vacunas, la tos ferina ha disminuido en los bebés y la incidencia de mortalidad ha bajado notablemente. A pesar de ello hay que tener mucho cuidado y actuar lo más rápido posible en el caso de que le bebé sufra la citada tos ferina.

Causas de la tos ferina

La tos ferina es una enfermedad que se contagia muy fácil ya que sólo con toser o estornudar se puede llegar a contraer. Los síntomas suelen aparecer una semana después de estar expuesto a la bacteria. En el caso de los bebés el contagio es extremadamente fácil y rápido por lo que hay que evitar el exponerlo ante una persona que padezca tos ferina. Se trata de una afección que se suele contraer sobre todo durante los meses de otoño e invierno.

La tos ferina es una enfermedad que se contagia muy fácil La tos ferina es una enfermedad que se contagia muy fácil

Cuáles son los síntomas de la tos ferina en los bebés

Si tu bebé ha contraído dicha enfermedad es bastante normal que al principio comience con un poco de tos y mocos. También es normal que tengan un poco de problema a la hora de respirar. Pasadas un par de semanas los síntomas se agravan mucho más y la tos se vuelve más repetitiva. Ello va a provocar que la respiración se vuelva mucho más complicada llegando a provocar vómitos. La tos puede llegar a durar hasta unos tres meses hasta que se termine. Como ya te he comentado más arriba la tos ferina suele atacar peligrosamente a los bebés llegando a ser mortal. En el caso de los recién nacidos la tos puede derivar en una neumonía y en una peligrosa deshidratación.

La mejor manera de prevenir la tos ferina en los bebés es el de la vacunaLa mejor manera de prevenir la tos ferina en los bebés es el de la vacuna

Cómo prevenir la tos ferina en los bebés

La mejor manera de prevenir la tos ferina en los bebés es el de la vacuna. Sin embargo y a pesar de la misma, son muchos los recién nacidos que terminan por contagiarse. De igual manera basta decir que los expertos aconsejan el que las embarazadas también se pongan dicha vacuna para que el bebé esté mucho más protegido frente a dicha enfermedad.

Tratamiento de la tos ferina

A la hora de tratar la tos ferina hay que optar por los antibióticos que prescriba el médico. Es muy importante el empezar lo más pronto posible el tratamiento para evitar que la infección pueda ir a peor. Los antibióticos van a conseguir frenar dicha infección aunque ni pueden hacer frente a los síntomas propios de la tos ferina. A parte de dichos medicamentos, hay una serie de consejos que pueden ayudar a disminuir el riesgo de trasmisión de dicha enfermedad:

  • La casa debe airearse de manera habitual para evitar la concentración de polvo y que el bebé pueda respirar mucho mejor.
  • Los humidificadores son claves para ayudar con la tos y rebajar la mucosidad acumulada en las vías respiratorias.
  • No dudes en ofrecer al bebé agua y otros líquidos con el fin de evitar que se deshidrate
  • .

  • Es esencial el mantener unas normas de higiene sobretodo si se tiene un bebé. No dudes en lavarte las manos de manera habitual y varias veces al día.

Aparte de todos estos consejos es esencial el acudir rápidamente al médico si tienes algún tipo de sospecha de que el bebé pueda padecer tos ferina. Como has podido ver, la tos ferina es una enfermedad que puede llegar a provocar la muerte del recién nacido y es que los datos señalan que su índice de mortalidad entre los más pequeños es bastante alta y elevada.

Artículos recomendados