Menú
Por qué salen las verrugas en la piel

PROBLEMAS EN LA PIEL

Por qué salen las verrugas en la piel

Las verrugas son bastante habituales en la piel de las personas, pero, ¿por qué salen? En Bekia Salud te lo contamos.

Noelia Rodríguez Alvarez

Cuando encontramos algo en nuestro cuerpo que no debería estar ahí nos asustamos y tendemos a querer eliminarlo a la primera de cambio, aunque hay que tener en cuenta que eso debe sólo hacerse en caso de que se pueda y siempre supervisado por personal médico. La aparición de manchas o bultos nos pone en alerta y vamos al médico, pero las verrugas es algo a lo que nos hemos acostumbrado, especialmente alguna gente que es proclive a su aparición.

Las verrugas son una lesión que aparece en la pielLas verrugas son una lesión que aparece en la piel

De ahí que podamos caer en la tentación de ir a eliminarlas rápidamente sin pensar en otras posibilidades o ni siquiera si es lo más razonable.Una vez nos familiarizamos con ellas y las identificamos no les damos importancia y sólo queremos hacer que desaparezcan por una cuestión puramente estética.

Pero, ¿sabemos qué son las verrugas y por qué pueden aparecer en la piel? Seguro que alguna vez te lo has preguntado y en Bekia nos hemos propuesto resolver tus dudas sabiendo algo más sobre ellas.

El virus del papiloma humano

Las verrugas son una lesión que aparece en la piel por el contagio del virus del papiloma humano (VPH). No son malignas y de hecho casi todo el mundo las tiene o las ha tenido en algún momento de su vida. Hay quienes son más proclives a su aparición y ésta se repite con demasiada frecuencia.

Se trata de un virus que afecta a las células de la piel haciendo que se multipliquen rápidamente y causando un crecimiento -las verrugas- que por lo general no tienen importancia, aunque puede ser molesto y antiestético. Si se tiene un sistema inmunitario débil es más fácil sucumbir ante el contagio. Por ello una forma de evitar su aparición es llevar una alimentación equilibrada, un estilo de vida saludable y mantener nuestras defensas fuertes.

No son dolorosas

Las manos, los pies, las rodillas, los codos y la cara son los lugares en que suelen aparecer las verrugas. Por lo general son de pequeño tamaño y de forma redondeada. No duelen ni pican, así que si las tuyas son dolorosas o percibes algo anormal en su forma o un cambio de color acude al médico para que descarte que pueda tratarse de otra cosa.

Las verrugas son muy contagiosas y de hecho son la visualización del contagio del papiloma humano. Se cree que éste lo tiene el 80% de la población en algún momento de su vida, aunque son una minoría los que siquiera saben que lo tienen. De ahí que sea aún más fácil de propagar. Nos contagiamos sin siquiera ser conscientes de ello.

Precauciones higiénicas contra el contagio

Por eso la mejor manera de evitar el contagio es extremar las precauciones, que se centrarán básicamente en cuestiones higiénicas. No compartir esponjas ni toallas con otras personas que pudieran estar contagiadas, ni poner tu piel en contacto directo con objetos que otras personas lo hayan podido hacer -como las máquinas del gimnasio- es fundamental. Las precauciones también han de extremarse a la hora de tener relaciones sexuales. Usa preservativo porque el papiloma es considerado también una enfermedad de transmisión sexual.

Y, ¿qué hacer cuando es uno mismo el que tiene verrugas? Pues extremar la higiene para evitar contagiar a otros, pero también evitar que se reproduzacan sobre tu piel. Así, es importante no tocarlas, porque así podrían aparecer más al tocar luego otra parte del cuerpo. Lo más recomendable es usar guantes desechables. Y es básico lavarse las manos tras estar en contacto con ellas.

A la hora de eliminar las verrugas hay varias posibilidadesA la hora de eliminar las verrugas hay varias posibilidades

Formas de eliminarlas

A la hora de eliminar las verrugas hay varias posibilidades, aunque es importante saber de antemano que las hay más o menos resistentes. Algunas pueden ser cortadas-con material esterilizado- y nunca más vuelven a aparecer. Otras son más resistentes y es cuando se recurre a antibióticos inyectables, ácidos, crioterapia -usa nitrógeno líquido para quemarla- y en los casos más extremos se usa el láser o una intervención quirúrgica.

Artículos recomendados