Menú
Qué dice tu piel de tu salud

SALUD Y CUERPO

Qué dice tu piel de tu salud

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y además, puede decirte muchas cosas sobre tu salud. ¡Debes estar atento/a!

Sara Poyo Lorenzo

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. ¡Pesa más de 3 kg! sin embargo está muy infravalorada y no recibe todo el reconocimiento que debería, pues es el reflejo directo de nuestra salud. A través de ella podemos aprender un montón sobre el estado de nuestro cuerpo.

Si notas que tu piel es demasiado grasa y siempre estás sudando significa que tu metabolismo es muy rápidoSi notas que tu piel es demasiado grasa y siempre estás sudando significa que tu metabolismo es muy rápido

Piel demasiado grasa

Si notas que tu piel es demasiado grasa y siempre estás sudando significa que tu metabolismo es muy rápido, por eso estás continuamente transpirando. En principio no tiene porque ser un problema a no ser que se presente junto con otros síntomas característicos como manchas blancas en la piel (los melanocitos de la piel se destruyen) o la caída del pelo. Si es el caso ojo con el hipertiroidismo, es una enfermedad que produce un estado acelerado del cuerpo de forma continua y que viene asociado a un montón de anomalías. Ve al médico y sal de dudas para quedarte tranquila.

Piel opaca

Es uno de las quejas más comunes por parte de las mujeres. Una piel que se va volviendo opaca es normal según vamos avanzando en años, pero si aun somos jóvenes debemos de poner especial atención al detalle. Tenemos que analizar que es lo que ha cambiado en nuestros hábitos que ha hecho que se volviese de esa manera. Lo más seguro es que no nos estemos alimentando correctamente en cuanto a calidad o/y cantidad. ¿Estamos tomando todas las vitaminas necesarias? ¿Comemos de todos los grupos de alimentos? Es mejor que durante un tiempo evites los azúcares simples, el exceso de sodio, las grasas trans y saturadas y el café. Todos estos inflaman la dermis y le quitan el brillo natural.

Piel seca y escamada

La piel seca no tiene porque ser necesariamente opaca aunque normalmente están relacionadas. Una piel reseca y escamada significa que te falta hidratación o que te alimentas incorrectamente. Para ello benefíciate de jugos naturales, agua y sobre todo mucha fruta. Echa un vistazo en nuestros artículos específicos para mejorar la piel a través del consumo de alimentos.

Piel pálida

Relacionada con las dos anteriores, aunque no siempre tienen porque aparecer todos los sintomas a la vez. En este caso una piel que se ha ido enpalideciendo en la última temporada podría significar anemia. En el caso de que la piel pálida vaya unida a otros signos como la piel seca, opaca y con aspecto amarillento ve al médico a que te hagan un chequeo porque podría ser un signo de hipotiroidismo.

Piel con tono azul o violeta

Es un indicador de mala salud cardiovascular y pulmonar. Significa que no hay una buena comunicación entre estos dos sistemas, lo cual es vital apra la supervivencia humana. Podrías estar sufriendo cianosis. Es uan condición donde la la sangre no está lo suficientemente oxinada por lo que no aporta a los músculos y otras partes del cuerpo la oxigenación que necesita. Si ves que una parte de tu cuerpo (pie, mano, un brazo...) está de este color ve inmediatamente al médico. Pon cuidado especial si aparece en la cara (ojos, labios, nariz...).

Nuestra piel se vuelve de color amarillento porque tenemos un exceso de bilirrubinaNuestra piel se vuelve de color amarillento porque tenemos un exceso de bilirrubina

Piel amarillenta

Nuestra piel se vuelve de color amarillento porque tenemos un exceso de bilirrubina. ¿Qué significa esto? Que nuestro higado podría estar alterando su actividad, como en el caso de la hepatitis. Mírate las palmas de los pies y manos, ¿están amarillas o extrañamente anaranjadas? ¿lo están también tus ojos? Acude al médico sin dilación y que te examine para salir de dudas. Si quieres disimular el amarillento de la piel puedes hacerlo tomando el sol, pero siempre con precaución y consultando a tu médico particular por si acaso.

Una piel amarillenta también podría ser un signo de hipotiroidismo si a la vez te sientes mareada, fatigada y en general débil.

Piel oscura o morena (sin haber tomado el sol)

Parece que hemos pasado ya por todos los colores posibles, pero aun queda uno, que no es mala señal ni muy problemático aunque si puede resultar incómodo para la persona a la que le ocurre. ¿Tu piel se ha vuelto más morena y estás en pleno diciembre? Puede que tengas un exceso de hierro en sangre o en el peor (y más raro) de los casos una enfermedad metabólica. Suele ser prominente en las articulaciones (codos, rodillas y nudillos de manos y pies). Consúltalo con tu médico particular, porque además, la única forma de que vuelva a su estado original es mediante una dieta pobre en hierro y unas pasitillas que deberá prescribirte el médico.

Picores en la piel

Los picores en la piel tienen múltiples causas, aunque normalmente pueden ser debido a una reacción alérgica. A lo mejor has comido algún alimento que te ha sentado mal o puede venir conjuntamente con otros síntomas si sufres asma, rinitis o alergias estacionales.

Si el picor es en la cara y lo notas al haber estado en contacto con el la luz solar piensa puede ser debido a que estés tomando algún tipo de medicamento que tenga como efecto secundario la fotosensibilidad, en esos casos lee el prospecto y evita el sol en las horas del mediodía.

Lunares espontáneos

La aparición de lunares o su crecimiento siempre son motivos de preocupación por lo que tienes que acudir al médico inmediatamente porque se sabe que pueden estar relacionados con algún tipo de cánceres. No tiene porque ser un signo de cáncer, sin embargo no te la juegues y pide consulta, sobre todo si notas que los lunares no son simétricos, que se han elevado o se han vuelto irregulares cuando antes lo eran.

Placas rojizas y amarillentas en brazos y piernas

Infecciones en la piel o placas de urticarias localizadas en brazos y piernas pueden ser síntomas de diabetes, sobre todo si el color se va volviendo oscuro, como en el caso de las manchas de vasculopatía diabética que son consecuencia de la mala circulación de la sangre hasta la piel, haciendo que se formen necrosidades. Sin embargo, alguna medicación también puede formarlas como parte de los efectos secundarios, por eso, como siempre, deberas asegurarte de que no tienes nada benigno, consultando a tu médico.

Tu piel también refleja tu salud mental

Por último pero no menos importante, cuando estamos estresados reflejamos en nuestra piel la ansiedad que estamos sufriendo. Por eso, hay enfermedades como la psoriasis y las urticarias que se exarceberan ante estas situaciones. Incluso en casos más graves pueden aparecer siendo la única causa pasar por un episodio estresante. Por eso debemos cuidar también nuestra salud mental. Intentar tomarnos las cosas con más calma, optando por una actitud positiva. Pide ayuda a un psicólogo si estás pasando por una mala etapa de tu vida.

Artículos recomendados