Menú
Qué es y cómo afecta la mastitis no puerperal

MASTITIS

Qué es y cómo afecta la mastitis no puerperal

La mastitis no solo afecta a mujeres en lactancia,descubre qué es la mastitis no puerperal y cuáles son sus síntomas.

Marta Cabrera Benito

Normalmente, conocemos la mastitis cuando hablamos de mujeres que se encuentran en su periodo de lactancia, pero no es así. Aunque sí que es lo más común y la mayor parte de los casos de mastitis cumplen esas características, podemos hablar de esta enfermedad en otros contextos muy distintos. Por ejemplo, hablamos de mastitis no puerperal cuando se produce una inflamación del pecho de una mujer cuando ésta no se encuentra en el periodo de lactancia. Suele darse cuando ésta se encuentra en su etapa reproductiva. Además, ésta también puede afectar a los hombres.

Si eres mujer, debes de tener cuidado de no confundir la mastitis no puerperal con otras enfermedades. Por ejemplo, el cáncer de mama también implica una inflamación en una parte del pecho y debe ser tratado cuanto antes. Es por ello que, en cuanto notes algo raro en tus senos sin que haya una causa que lo pueda justificar, acudase tu médico para que pueda hacerte las pruebas necesarias para descartar cualquier tipo de enfermedad o, por el contrario, hacer un diagnóstico precoz.

La mastitis no puerperal es la inflamación del pecho de una mujer cuando ésta no está en su periodo de lactanciaLa mastitis no puerperal es la inflamación del pecho de una mujer cuando ésta no está en su periodo de lactancia

Causas de la mastitis no puerperal

Como ya hemos dicho, la mastitis no puerperal es la inflamación del pecho de una mujer cuando ésta no está en su periodo de lactancia. Por lo tanto, se puede considerar la inflamación por infección como una de las primeras causas. En este caso, es posible que esté detrás algún hongo, virus o bacteria que sea causante del dolor que está sintiendo la mujer en el pecho. Pero, por otro lado, es posible que se haya producido una inflamación sin necesidad de que haya una infección detrás.

Por otro lado, aquellas mujeres que sean fumadoras, lo hayan sido o sean fumadoras pasivas en la actualidad también pueden sufrir problemas de mastitis no puerperal. Como ya sabemos, el tabaco afecta a los conductos de nuestro cuerpo, por lo que no iba a ser menos con aquellos que van a las mamas de las mujeres. Ésta puede ser otra de las razones que afecte a esta parte del cuerpo.

Esta enfermedad afecta sobre todo a mujeres en edad reproductiva, es decir, jóvenes, y algunas optan por colocarse piercings en los pezones. Aquí tenemos otra posible causa de la inflamación que se produce en el pecho. En caso de que notemos dolor y tengamos un piercing, antes de nada habrá que ir al médico para ver cómo actuar y, en caso de tener que quitarlo, que sea él el que lo haga.

También, se pueden incluir enfermedades ya presentes en el organismo de la mujer como causa de un brote de mastitis no puerperal. Éste puede ser el caso de la diabetes, los problemas de tiroides o tener problemas de mamas fibroquísticas. Es necesario añadir que no en todos los casos la causa es clara, sino que el origen de la infección puede ser desconocido, aunque se le ponga tratamiento igualmente.

Síntomas de la mastitis no puerperal

Los síntomas de la mastitis no puerperal, como ya hemos dicho, no se dan en todas las mujeres, sino en aquellas que no se encuentran en su periodo de lactancia, pero sí en su etapa reproductiva. También hay que añadir que, aunque sea un dolor general en todo el pecho, la infección se encuentra en una única zona localizada que no ocupa toda la superficie. Además, tampoco es común que se dé en los dos pechos, por lo que sólo uno será el afectado.

En primer lugar, se notará dolor en la zona debido a la inflamación. Por ésta misma, además, notaremos cómo tenemos el pecho más grande de lo normal. Si nos fijamos un poco más en nuestro pecho, podremos que la parte afectada tiene un color rojizo debido a la irritación que ha aparecido. Además, esta irritación hará que notemos que nuestro pecho está mucho más caliente en la zona afectada lo que puede hacer que notemos más calor que de costumbre.

A la hora del diagnóstico, hay más problemas que si se tratara de una inflamación debida al periodo de lactanciaA la hora del diagnóstico, hay más problemas que si se tratara de una inflamación debida al periodo de lactancia

A la hora de palparnos el pecho, notaremos cómo hay más de una masa presente en él. Puede deberse a la acumulación de pus. Ésta crearía una masa adicional que se hace notable al palpar la mama. Además, es posible que, si seguimos palpando, encontremos ganglios en la zona de las axilas y notemos cómo se nos ha transformado la piel de nuestro pecho en piel de naranja.

Diagnóstico y tratamiento

A la hora del diagnóstico, hay más problemas que si se tratara de una inflamación debida al periodo de lactancia. Es por ello que, seguramente, no valga con hacer un examen físico de la zona o una mamografía. Al final, una ecografía termina siendo la mejor opción si se quiere averiguar el origen. Éste no suele estar tan claro, por eso es necesario que se recurra a pruebas adicionales. En caso de que haya alguna sospecha de que se trata de un cáncer de mama, será necesario hacer una punción para llegar hasta la masa a analizar.

En cuanto al tratamiento, éste estará relacionado con la causa que ha provocado la mastitis no puerperal en la mama. Por ejemplo, en caso de que se trate de una inflamación que no haya sido causada por algún virus o bacteria, bastará con un antiinflamatorio. En caso de que sí haya algo que haya originado la inflamación, será necesario recurrir a antibióticos. Por último, cuando aparece otra masa en el pecho por la acumulación de pus, será necesaria una intervención para poder drenarla.

Artículos recomendados