Menú
¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?
ENFERMEDADES MENTALES

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

La dificultad para concentrarse, irritabilidad y la tensión musculas son síntomas de que se podría estar sufriendo esta enfermedad.

Sara Poyo Lorenzo

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es un desorden que padecen aproximadamente del 6,4% al 7, 6% de la población. Es un porcentaje altísimo porque indica que de 100 personas 7 lo presentarían. Pero ¿qué es exactamente?

Basándonos en los criterios del DSM-V, manual de los trastornos mentales desarrollado por la Asociación de Psiquiatría Americana (APA) podemos definir el TAG como una preocupación excesiva y casi continua que la persona tiene en su vida diaria, acompañada de una reacción de estrés a nivel fisiológico. Para que sea significativo tiene que haberse presentado al menos en los últimos 6 meses y afectar en algún área de la vida de la persona impidiéndole una adaptación adecuada a nivel laboral, social, académico o familiar, produciendo un gran malestar a la persona. Además la preocupación y ansiedad tiene que venir acompañada de al menos tres de los síntomas:

1.Inquietud o impaciencia.

2.Fatigabilidad fácil: tiene la sensación de estar continuamente cansada.

3.Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco: siempre le rondan por la cabeza pensamientos de preocupación.

4.Irritabilidad.

5.Tensión o dolor muscular.

6.Alteraciones del sueño. Ya sea porque le cuesta dormirse o se despierta demasiado temprano sin ser posible conciliar el sueño de nuevo.

Otros síntomas también comunes es dolor de cabeza, taquicardias, sensación continua de tener un nudo en la garganta y síntomas depresivos. La preocupación de la persona normalmente está relacionada con temas de salud, trabajo, dinero y familia. Las personas con TAG están continuamente anticipando desgracias futuras aunque ellas mismas reconocen que las posibilidades de que ocurran son mínimas. Por ejemplo, pueden temer que el tren de su hijo descarrile al volver del trabajo.

Por otro lado, en la infancia las preocupaciones y el estrés están relacionadas con la familia, resultados académicos, presión de los iguales...

DescripcionEl insomnio es uno de los síntomas más comunes de ansiedad

Causas del trastorno de ansiedad

Suele afectar principalmente a mujeres y hay más posibilidades de que aparezca en la infancia o adolescencia, aunque también hay algunos que lo desarrollan en la adultez. Actualmente, se desconocen los motivos que causan este trastorno pero hay varias hipótesis que hablan de una mezcla entre factores genéticos y el estrés en el medio de la persona. Se sospecha que determinadas sustancias químicas cerebrales, cierto tipo de neurotransmisores ("mensajeros químicos" encargados de transmitir información de una neurona a otra en nuestro cerebro), podrían estar en unas proporciones mayores a las normales, dando como resultado a una mala transmisión del mensaje, de manera que la persona puede responder de una manera exagerada a la situación.

Por otro lado, los acontecimientos estresantes de la vida de la persona también tienen un papel importante como desencadenantes de la enfermedad. Un trauma, un divorcio o separación, fallecimiento de un ser querido, etc. Normalmente se debe a una mezcla de ambos. También el consumo de ciertas drogas pueden desencadenarlo.

Qué hacer si sufro un Trastorno de Ansiedad Generalizada

En épocas navideñas los trastornos de ansiedad suelen agravarse por todo el estrés que conllevan estas fechas, la preocupación sobre comidas, cenas, reencuentro con familiares, regalos... hace que la persona esté anticipando continuamente desgracias o que todo va a salir mal. Por eso si sospechas que puedes tener un trastorno de estas características lo primero que debes de hacer es acudir a a un profesional. Tienes dos opciones. Por un lado, si crees que no es muy grave y que puede esperar un poco es ir a tú médico y pedir una citación para el psicólogo de la seguridad social. Cuéntale tus síntomas y que valore si realmente lo necesitas. Te dará una cita para que vayas al psicólogo, pero ten en cuenta que tendrás que esperar un tiempo hasta que puedas consultarle porque desgraciadamente, hay mucha demanda y pocos sanitarios, igualmente las consultas son breves y se espacian en el tiempo.

Si notas que realmente estás mal y que necesitas ayuda de inmediato no esperes más y ve a un psicólogo privado aunque tengas que pagar. El TAG puede dar lugar a ataques de ansiedad en épocas estresantes e incluso puede derivar a un trastorno peor y que la persona sufra ataques de pánico de forma recurrente.

Si acudes a un psiquiatra en vez de un psicólogo lo más seguro es que te receten medicación, que puede ser de utilidad, dependiendo de la persona, la gravedad y sus circunstancias sociales y personales. Pero para ello tiene que ser el profesional quien lo valore y nunca debes tomar nada por tu cuenta. Lo que le ha venido bien "a la vecina" no tiene porque venirte bien a ti.

Por último, no debes dejarlo pasar porque puede ir a peor y el tratamiento por lo general es muy sencillo, sobre todo si ha comenzado desde poco. Si dejamos que se cronifique es más difícil recuperarse.

Como actuar ante un ataque de ansiedad

Las personas que sufren trastorno de ansiedad generalizada a veces sufren ataques de ansiedad cuando se obsesionan con una determinada preocupación. A continuación te dejamos unos consejos sobre como enfrentarte a él.

1. Si estás en casa túmbate en un sillón con la espalda y cuello recostado. Si estás en la calle intenta apoyarte contra la pared de un edificio, en un árbol grueso... El caso es tener la espalda apoyada en algo.

2.Cierra los ojos. Esto último es muy importante porque cuanta más estimulación nos llegue del exterior más nerviosos nos vamos a poner y más nos costará relajarnos. Después pon tu mano derecha en el vientre (por debajo del ombligo) y haz respiraciones abdominales. Respira por la nariz contando hasta 5 segundos, mantén el aire 8 segundos y suelta el aire por la boca contando de nuevo hasta 5. Repite este ciclo 5-6 veces.

DescripcionCerrar los ojos ayuda a reducir la estimulación sensorial, lo que ayuda a la relajación

3.Para los pensamientos catastróficos (me va a dar un infarto, me voy a morir, me voy a desmayar, me estoy volviendo loco, etc). Si tienes ataques a menudo escribe de antemano frases que te tranquilicen para poder repetírtelas durante el ataque. "Si me tranquilizo se pasará" "Cuanto antes me calme menos durará" "Mi corazón está palpitando más fuerte, solo eso", "Ya lo he tenido más veces y no me ha pasado nada".

4.Otra estrategia que ayuda es describir los síntomas que tienes. Como si fueses un médico y tuvieses que explicarle a alguien lo que ocurre. "Mi corazón está empezando a latir muy fuerte, estoy hiperventilando y por eso tengo sensación de ahogo..." Mientras te centras en describirlos no pensarás en cosas peores.

5.Después de las respiraciones, cuando estés algo más calmado, haz algo que distraiga. Aprovecha esa energía extra para hacer alguna actividad física, cosas simples, por ejemplo subir y bajar los brazos. El objetivo es distraer el cerebro y que se centre en otra cosa.

Artículos recomendados