Menú
¿Qué indican los diferentes tipos de flema?

MUCOSIDAD

¿Qué indican los diferentes tipos de flema?

El color de las mucosidades producidas por nuestro cuerpo nos puede contar mucho sobre nuestro estado de salud.

Irmina Merino Vidal

Cuando tenemos un resfriado o una gripe nos aparecen un tipo de moco o flema que hace que seamos conscientes de que estamos enfermos, junto a otros efectos de la patología en sí.

Dependiendo de cómo sean estos mocos o flemas sabremos si estamos más o menos enfermos y si debemos consultar con nuestro médico qué tipo de medicamento debemos tomar, seguramente con receta, porque sino estos mocos y flemas no mejorarán y podrían llegar a convertirse en una enfermedad mucho más seria.

En Bekia te contamos qué tipos de mocos y flemas existen para que puedas identificarlos, saber qué indican y ponerlos bajo el tratamiento necesario lo antes posible.

Qué es la mucosidad o flema

Las flemas son fluidos que segrega nuestro cuerpo por el aparato respiratorio y que en una persona sana se produce poca cantidad y de un color blanco o transparente. Sin embargo, cuando enfermamos esta mucosidad coge colores distintos, según la afección, lo que se nos presenta como indicadores de qué enfermedad o dolencia podemos estar padeciendo.

Por lo tanto, cuando estamos afectados por alguna enfermedad en el aparato respiratorio (ya sea un resfriado o gripe que nos afecte la garganta, el pecho o la nariz) tendremos más mucosidad de lo normal. Esta mucosidad será más viscosa y puede ser expulsada por nuestro cuerpo de diversos modos, ya sea escupida, por tos o por diluida en el sistema digestivo.

Así pues, estas flemas serán un aviso de nuestro cuerpo para hacernos patentes que estamos sufriendo alguna enfermedad y que debemos ponernos en tratamiento para reducir el número y el color de estas mucosidades y para que no deriven en enfermedades mucho peores, como por ejemplo, una neumonía.

DescripcionLas flemas son un aviso de nuestro cuerpo para hacernos saber si estamos sufriendo alguna enfermedad

Qué indican las flemas o mucosidades según su color

Como hemos dicho, estas mucosidades nos indican que nuestro cuerpo está afectado por una enfermedad y, según su color, podemos saber qué estamos padeciendo y si necesitamos consultar con un profesional o un farmacéutico.

-Normalmente las mucosidades suelen ser de un color blanquecino transparente, pero cuando nos vemos afectados, por ejemplo, por una infección de garganta el color de estas flemas puede ir cambiando en función de cómo evolucione la enfermedad.

-Cuando la flema coge un color amarillento se nos indica que nuestra garganta ha sido afectada por una ligera infección, pero que poco a poco nuestro cuerpo la está combatiendo y no ha llegado a más. No obstante, puede que no sea capaz de combatir la infección y estas mucosidades no vuelvan a la normalidad en menos de una semana.

-En ese caso, las flemas pasarán a ser de color amarillo oscuro, lo que significa que tendremos una infección más grave que nuestro cuerpo de momento no puede combatir. Es recomendable entonces consultar con un farmacéutico qué medicamentos podemos tomar con tal de paliar los dolores (seguramente de garganta y pecho) y para evitar que estas mucosidades vayan a peor.

-Si nuestro cuerpo no ha sido tampoco capaz de combatir estos agentes infecciosos con las medicinas leves proporcionadas en la farmacia, las mucosidades pasarán ahora a ser de color verde. Es muy importante entonces que acudamos a nuestro médico, ya que eso quiere decir que las flemas han afectado a nuestro sistema respiratorio y tengamos seguramente también fiebre.

Por lo tanto, el profesional de la salud debe recomendarnos qué medicinas con receta debemos tomar con tal de recuperarnos y no terminar cayendo en una enfermedad mucho más grave del sistema respiratorio, como lo es la neumonía.

DescripcionSi la mucosidad es verde, hay que acudir al médico antess de que la infección vaya a más

-Finalmente, las personas que presenten unas mucosidades o flemas de color marrón será debido a su exceso de consumo de cigarrillos. Estos producen efectos muy nocivos en nuestro sistema respiratorio, por lo que no es de sorprender que nuestro cuerpo nos avise expulsando flemas de color marrón. En estos casos lo más recomendable es ponerse en contacto con un médico o farmacéutico con tal de buscar la mejor manera para dejar de fumar de forma definitiva por el bien de su salud.

Qué podemos hacer para reducir las flemas

Según lo avanzada que esté nuestra enfermedad o infección debemos seguir unas guías u otras, pero para el exceso de mucosidades es siempre muy recomendable beber grandes cantidades de agua de forma espaciada y seguida durante todo el día.

Si las flemas van acompañadas de tos o dolor de garganta también podemos tomar infusiones de menta, jengibre o limón.

Cuando las mucosidades tienen un color amarillo claro u oscuro podemos consultar con nuestro farmacéutico qué mucolítico nos iría mejor tomar o jarabe con tal de expulsar las flemas fuera de nuestro cuerpo.

En el caso de que las mucosidades sean de color verde debemos tomar medicamentos con receta prescritos por nuestro médico que nos ayudarán a expulsar estas flemas de nuestro cuerpo, quizás a través del sistema digestivo.

En cuanto a las flemas marrones causadas por los efectos nocivos del tabaco, a medida de que la persona afectada lleve tiempo sin volver a fumar el cuerpo, probablemente, deje de producirlas y vuelva a tener unas mucosidades blanquecinas o transparentes como las de una persona sana.

Artículos recomendados