Menú
Qué son los queloides en la piel

POSIBLES TRATAMIENTOS

Qué son los queloides en la piel

En ocasiones, muchas personas padecen este tipo de lesiones sin conocer la causa y los posibles tratamientos a las mismas.

Lara Fernández Díaz

Muchas son las personas que hoy describen un queloide como si de una cicatriz se tratara, siendo incapaces de identificar el mismo. Los queloides son lesiones producidas en la piel que surgen por crecimiento exagerado del tejido cicatrizal o lo que es lo mismo, por la respuesta anómala de una cicatriz. Esta puede producirse por diversos motivos: heridas traumáticas, piercings, quemaduras, varicela, incisiones quirúrgicas, acné, raspaduras...Así, al contrario de otro tipo de cicatrices, los queloides no se reducen de manera natural con el paso del tiempo ni tampoco se hacen menos visibles. Por lo tanto, la principal diferencia entre una cricatriz hipertrófica y un queloide se encuentra en la capacidad de este último de extenderse en la superficie mientras que las cicatrices hipertróficas únicamente se extienden en grosos pero sin superar los límites de la lesión originaria.

¿Por qué se forma un queloide?

Durante el proceso de curación de cualquiera de los motivos ya mencionados, la piel cuenta con unos mecanismos mediante los cuales cerrar la herida. Entre ellos, está la formación de colágeno con el fin de cicatrizar. Los fibroplastos son las células con las que el colágeno esta compuesto ubicado en nuestro piel. De tal manera que el queloide se forma cuando estos fibroplastos reaccionan de formal anormal y crean mucho más colágeno del necesario que no está formado de manera correcta. Los queloides extensos, además de causar problemas estéticos, en los casos más graves también limitan la movilidad de las extreminades, los pies o las manos.

Se recomienda ponerse en contacto con un médico para buscar una solución o posible tratamiento al queloideSe recomienda ponerse en contacto con un médico para buscar una solución o posible tratamiento al queloide

La aparición de un queloide, es en definitiva, algo difícil de prevenir ya que en ella influyen factores genéticos, raciales y anatómicos, siendo el primero de ellos el motivo fundamental de su aparición. Además, el sexo y la edad son también dos factores influyentes, siendo en la caso de las mujeres más típica su aparición en la zona de los hombros o el pecho. Además, es más común su aparición en una edad más joven y menos avanzada.

¿Hay tratamiento?

Los queloides responden mal a los tratamientos por lo que es conveniente combinar diferentes en varias sesiones. Aunque en la mayoría de los casos es imposible eliminarlo por completo, si es posible reducirlo en gran proporción.

  • Productos derivados de la silicona: Hay polímeros que aplicados como tiritas o en forma de cremas mejoran la formación de cicatrices. Muchas veces se aplican como prevención. Como se ha comentado, no es una solución definitiva para eliminar los posibles queloides pero sirve de ayudo. Además, muchas veces cura las cicatrices hipertróficas siempre y cuando estén cogidas a tiempo.
  • Terapia intralesionar: Se trata de medicamentos que se inyectan dentro de los queloides. La cortisona o los derivados suelen ser los utilizados. Es eficaz en las primeras fases y si el queloide no es muy rígido. Los fármacos antiproliferativos son otra opción ya que inhiben la proliferación de células que se multiplican de manera rápida.
  • Láseres: Existen algunos láseres que tratan la proliferación de vasos sanguíneos. Estos son además, el motivo de que los queloides sean rojizos o con cierto tono morado. De tal manera que con el láser se consigue ir cerrando los vasos y quitándoles por lo tanto el oxígeno prohibiendo que las células se multipliquen. Muchos expertos califican esta opción como una de las más eficaces hoy en día.
  • Los queloides responden mal a los tratamientosLos queloides responden mal a los tratamientos

  • Cirugía: Esta opción necesita de grandes cuidados tanto antes como después de la operación. El principal problema de esta solución es que al cortar el queloide se está produciendo una nueva herida o cicatriz que puede no sólo desarrollarse de nuevo sino hacerlo en mayor medida causando un problema mayor. Se trata de un riesgo que no todas las personas están dispuestas a correr. Existe cerca de un 50% de posibilidades de que aparezca de nuevo tras una cirugía. Sin embargo, si tras la intervención se aplican otro tipo de tratamientos las probabilidades de que surja de nuevo se reducen en mayor medida.

Otros consejos

Es importante tener en cuenta que existen algunos factores o circunstancias que pueden perjudicar a la persona. El sol estropea las cicatrices debido a que estimulan la formación de colágeno anómalo y la pigmentación del queloide. Por ello, es fundamental que durante el verano y las épocas de calor las personas se protejan la zona donde la cicatriz se esté formando o ya esté hecha.

Las cremas de protección solar son algo básico y necesario para los días de sol. Además, es importante recalcar que en muchas ocasiones los queloides son un problema psicológico, sobre todo entre la gente joven. Muchas personas se sienten acomplejadas o sufren problemas de ansiedad por problemas como este. Por ello, lanzar el mensaje de tranquilidad y de que existen diversos tratamientos que pueden erradicar el problema es fundamental.

Finalmente, se recomienda ponerse en contacto con un médico para buscar una solución o posible tratamiento al queloide, o simplemente, para detectar si se trata de uno como tal ya que puede confudirse, como se ha comentado al principio, con otro tipo de problemas.

Artículos recomendados