Menú
Qué te puede pasar si escuchas la música muy alta

MÚSICA

Qué te puede pasar si escuchas la música muy alta

Si eres de las personas que suelen ponerse la música alta en los auriculares o en casa, descubre cuáles pueden ser las consecuencias.

Sergio Gallego Uvero

Aunque los expertos en audición no se cansan de advertirlo continuamente, muy poca gente es consciente de lo perjudicial y dañino que es para el oído el escuchar la música demasiada alta ya sea a través de auriculares o en zonas demasiado ruidosas como las discotecas. Las personas que someten a su sistema auditivo a un ruido demasiado elevado tienen muchas papeletas a la hora de sufrir problemas de oído como la sordera prematura. Acto seguido te explico las consecuencias que tiene para el oído el escuchar la música demasiado alta y cómo prevenir este problema auditivo.

Para evitar futuros problemas de salud, se aconseja el escuchar la música por debajo de los 85 decibeliosPara evitar futuros problemas de salud, se aconseja el escuchar la música por debajo de los 85 decibelios

Durante el embarazo

Escuchar música por encima de los decibelios aconsejados, puede repercutir negativamente en la salud del feto que se está formando en el interior del útero. El bebé es capaz de escuchar toda clase de ruidos del exterior por lo que hay que tener mucho cuidado con el volumen de la música que escucha su madre. Es por ello que se aconseja el no exponer al bebé a una música superior a los 100 decibelios. Una música alta y prolongada en el tiempo puede terminar por acarrear graves problemas auditivos al feto, por eso, es mejor que decidas tener una música más moderada.

En los menores de edad

Está científicamente demostrado que la música demasiado alta puede afectar al desarrollo de los menores de edad así como dañar su memoria. La música extremadamente alta termina por afectar a todo el sistema auditivo del menor dificultando incluso al buen desarrollo de su lenguaje y aprendizaje. Por si esto no fuera poco, escuchar de manera habitual la música alta termina por perjudicar la capacidad del menor de aprender nuevas palabras además de entenderlas.

Es por ello que los expertos en el tema aconsejan el crear alrededor del menor de edad un entorno lo más tranquilo posible y relajante, y sea en casa o en el colegio. Uno de los grandes causantes del problema auditivo consiste en escuchar la música en auriculares. Es bastante normal el ver a menores de edad el abstraeré de la realidad y pasarse horas y horas escuchando la música con unos decibelios demasiado altos. Los especialistas en audición desaconsejan totalmente su uso ya que es el causante de mucho de los problemas auditivos de muchos niños de hoy en día. Para evitar futuros problemas de salud, se aconseja el escuchar la música por debajo de los 85 decibelios.

 Se calcula que millones de jóvenes en todo el planeta tendrán graves problemas auditivos en un futuro no muy lejano Se calcula que millones de jóvenes en todo el planeta tendrán graves problemas auditivos en un futuro no muy lejano

En los adultos

En la actualidad hay una falta absoluta de concienciación en lo que hace referencia a escuchar la música demasiado alta. Exponerse de una manera continua a una música con más de 60 decibelios, va a provocar una pérdida de audición prematura y que se irá acentuando con los años. Son muchos los expertos en el tema que no desautorizan el empleo de auriculares ya que la clave se encuentra en el mal uso que se pueden hacer de los mismos. Se calcula que millones de jóvenes en todo el planeta tendrán graves problemas auditivos en un futuro no muy lejano.

Hay que partir por tanto de la base que el ruido provocado por una exposición a una música demasiado alta es una clase de contaminación ambiental como es el caso de la provocada por las grandes industrias o por el humo de los coches. Una vez probado este hecho es muy importante el concienciar a la población de que es un problema real que terminará acarreando graves problemas de salud. Hay por ello que hay seguir una serie de normas a la hora de usar los citados auriculares y evitar darle un uso totalmente desaconsejable. Se pueden escuchar música siempre y cuando no se supere los umbrales del ruido y no dañe en exceso todo el sistema auditivo.

Artículos recomendados