Menú
Remedios naturales para mejorar la piel de las manos secas

REMEDIOS CASEROS

Remedios naturales para mejorar la piel de las manos secas

Si tienes las manos secas habitualmente es probable que quieras tenerlas con una mejor salud, para eso, no te pierdas estos remedios caseros para conseguirlo.

Ángela Ruiz Martínez

Hay personas más propensas que otras a tener las manos secas. Esto tiene mucho de genética pero también del clima donde vivas. Hay puntos geográficos donde la humedad es prácticamente inexistente por lo que nuestra piel se reseca mucho más. Además si nos mudamos, de una zona húmeda, cerca de algún río o del mar, a una ciudad más seca notaremos mucho el cambio.

Otros motivos por los que pueda que tengas las manos secas es debido al frío. Este, como seguro que sabes, seca mucho la piel. Además utilizar ciertos productos de limpieza sin guantes también podrá hacer que se te resequen las manos. Incluso muchas veces de la propia cal del agua estas se vuelven más ásperas.

No es de gran agrado dar la mano a alguien que la tiene demasiado secaNo es de gran agrado dar la mano a alguien que la tiene demasiado seca

Las manos secas son un gran inconveniente. Además de ser muy molesto ya que en muchas ocasiones se te hacen incluso pequeñas heridas, es bastante desagradable para las otras personas. No es de gran agrado dar la mano a alguien que la tiene demasiado seca. Sin embargo hay soluciones muy sencillas para evitar este problema. Además podéis hacerlo de forma casera, nada de implantar tratamientos estéticos. Por ello aquí os dejamos varios remedios naturales para mejorar la piel de las manos secas.

Miel y aceite de oliva

La primera mascarilla que os vamos a ofrecer está hecha a base de miel. Este producto es rico en agentes hidratantes por lo que te será de gran ayuda. Tienes que mezclar una cucharada de miel, otra de aceite de oliva, aunque también puede ser de coco o de almendra. Cuando estén bien mezclados aplícatelo sobre tus manos dando un suave masaje. Déjala durante unos 10 ó 15 minutos. Tras esto aclara con agua fría y seca bien con una toalla. Si lo deseas puedes ponerte después crema hidratante de manos. Puedes hacerlo una o dos veces por semana.

Aguacate

Otra mascarilla la vamos a realizar con aguacate. Este es mejor que esté maduro sino te será muy complicado. Debes partirlo por la mitad y quitarle toda la parte verde. Separamos así la piel que no la vamos a utilizar al igual que el hueso. Mezcla bien y cuando tengas una especie de pasta aplícala sobre tus manos y deja actuar unos 15 minutos. Lo tienes que hacer con unos guantes de plástico o látex puestos. Si no tienes ponte dos bolsas de plástico. Después retírala con agua tibia, sécalas bien y si quieres, igual que en la anterior, ponte crema de manos. Puedes ponértelo dos o tres veces al día.

Yogur natural

Una buena solución es hidratar tus manos con yogurt natural. Es muy sencillo solo tienes que colocar el yogurt sobre tus manos mezclándolo bien antes. Después coloca unos guantes de tela o unos calcetines encima. Así harás que el producto llegue bien a la piel. Lo debes dejar unos 10 ó 15 minutos y después retirarlo con agua tibia y secar las manos. Si lo deseas ponte crema hidratante. El yogurt además de hidratar es exfoliante por lo que hace que las manos estén más suaves aún. Además puedes utilizarlo todos los días.

Miel, leche y patata

Este es algo más complicado y tardarás un poco más de tiempo en realizarlo. El truco consiste en hervir una patata, más o menos 20 minutos, después quitarle la piel y machacarla con un tenemos. Después añade cuatro cucharadas de leche, seis de miel y una de aceite de oliva. Esa mezcla póntela sobre las manos unos 10 ó 15 minutos. Puedes hacer esta mascarillas unas tres veces por semana.

Naranja y miel

Es otra de las más fáciles de hacer. Tienes que exprimir una naranja y a ese zumo le añadimos una cucharada de miel. Una vez más pon la mezcla en tus manos durante un cuarto de hora. Después, como siempre, puedes ponerse crema hidratante. Utiliza unas dos veces semanales.

Aloe vera y Rosa Mosqueta

Estos dos ingredientes seguro que te suenan para tratamientos estéticos naturales ya que ambos tienen grandes propiedades sanadoras. Entre ellas también está la de la hidratación. Por ello tienes que para empezar limpiar correctamente las hojas de aloe vera para que no se queden gérmenes en ellas. Después abre sus hojas por la mitad y extrae la parte de la piel. Ahí añade unas cuatro o cinco gotas de aceite de rosa mosqueta y mezcla correctamente. Coloca sobre sus manos masajeando y después cubre tus manos con guantes de lana o calcetines. Este remedio además ayuda a combatir las arrugas.

Una buena solución es hidratar tus manos con yogurt naturalUna buena solución es hidratar tus manos con yogurt natural

Aceite de oliva

Otra de las mascarillas más sencillas de realizar. Debes poner una cucharada de aceite de oliva junto con media cucharada de azúcar moreno. Pon la mezcla en tus manos masajeando y mantén durante tan solo dos minutos. Después retira con agua tibia y seca la piel. Si quieres usa crema hidratante. En esta receta el azúcar sirve de exfoliante y elimina las células muertas mientras que el aceite hidrata con sus ácidos grasos esenciales y sus vitaminas E. Puedes utilizar esta mascarilla una o dos veces por semana.

Huevo

Vamos a utilizar solo la parte de la yema. Tienes que sacar la yema de un huevo cocido, déjalo unos 9 minutos desde que el agua hierve, y si lo deseas ponte una cucharada de aceite. Pon la mascarilla sobre tus manos de 15 a 30 minutos. Después lava las manos con agua tibia y añade crema hidratante si lo ves necesario

Aceite de almendra

Si estas mezclas no son lo tuyo no te preocupes tenemos la solución. Tan solo debes comprarte aceite de almendra. Es perfecto para la hidratación de las manos secas. Tienes que poner unas 10 o 15 gotas de este producto sobre tus manos y masajear esparciéndolos bien por toda la manos. No hace falta que lo retires, deja que se seque solo. Después añade tu crema hidratante.

Vapor de agua

No todo iban a ser productos, también te enseñamos esta magnífica técnica. Debes poner un poco de vaselina sobre las manos secas y poner las manos sobre el vapor que sale del agua caliente. Puedes hacerlo en el baño, abres el grifo del agua caliente y colocas las manos cerca, como si estuviera en una sauna. Después no hace falta que las enjuagues, tan solo sécalas.

Artículos recomendados