Menú
Si comes con otras personas puedes engordar

ENGORDAR

Si comes con otras personas puedes engordar

Si sueles comer con otras personas debes saber que es probable que aumentes de peso, ¡porque estarás comiendo más alimentos de los necesarios!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Quizá no te hayas dado cuenta pero comer con otras personas hace que engordemos. Cuando sales con los amigos, vas a comidas familiares o incluso en tu propia casa, si comes junto a otras personas es posible que estés comiendo más de la cuenta y que ingieras más calorías de las que realmente necesitas. Después de comer con otras personas te puedes sentir culpable o hinchado, pero no te sientas extraño, porque comer con otras personas hace que consumas un 44% más de comida que cuando comes solo/a.

Quizá no te hayas dado cuenta pero comer con otras personas hace que engordemosQuizá no te hayas dado cuenta pero comer con otras personas hace que engordemos

Un estudio realizado por De Castro descubrió con quién comemos directamente afecta a la forma en que comemos y también al nivel de indulgencia. Aunque no solo ocurre con los amigos, las comidas en pareja o con la familia también nos hace comer alrededor de un 22 a un 23% más. Para poner esto en perspectiva, la cantidad promedio a la que nos referimos es de aproximadamente el 91'7% de los alimentos que se ponen en el plato, según un estudio del Food and Brand Lab de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

Otro estudio en la revista Obesity encontró que cuando se sirve comida en la cena, las personas consumen un 35% más en el transcurso de la misma. Esto por el deseo de hacer lo mínimo posible: si te tienes que levantar de la mesa, prefieres comer menos y no levantarte. En cambio si tienes muchos alimentos en la mesa, comerás más de lo que tiene delante. En este sentido, se puede comer en exceso casi sin que te des cuenta.

Cambia tus intenciones si no quieres engordar

Cuando estés preparando la comida para un grupo de personas, asegúrate de que hay suficiente para todos, pero tampoco que haya demasiada comida. Esto es mejor que lo tengas en cuenta por dos razones: para no comer demasiado y para no desperdiciar la comida.

Si pones la comida en tazones o fuentes las personas cogerán más de lo que necesitan, aunque es agradable tener las cosas cerca esto puede generar presión grupal porque dejarse comida en el plato no está bien visto tampoco. Es mejor comer lo justo y en todo caso, tener algo de postre para después.

Los platos de estilo familiar también intentan adaptarse al gusto de los miembros de la familia en general, por lo que para cubrir los alimentos básicos que les gustan a las personas, terminas con un exceso de carne y carbohidratos. Incluso si rechazas los segundos, automáticamente comerás más alimentos de los que necesitas. Entonces, ¿cómo cambiar todo esto?

Planea más pero sirve menos

Cuando nos aburrimos las personas comemos de manera instintiva... Pero si planificas las comidas con antelación y solo haces la comida que necesitas, tenderás a comer lo necesario para no tener que ir a por más. Según International Journal of Obesity, un poco de planificación antes de comer puede ayudarte a controlar las porciones al determinar la cantidad de comida que comes antes de tener hambre.

Lo ideal es empezar poniendo menos cantidad de comida en el platoLo ideal es empezar poniendo menos cantidad de comida en el plato

Lo ideal es empezar poniendo menos cantidad de comida en el plato, un poco menos de lo que crees que necesitas antes de empezar a comer. Esto te permitirá pensar cuando acabes si necesitas comer más o no. Si te echas más comida, de forma inconsciente te sentirás presionado a comértelo todo.

No importa si estás comiendo con amigos en un restaurante, en casa de familiares, etc. Si la mesa está llena de alimentos, antes de comer, piensa detenidamente qué vas a comer y toma menos de lo que crees que necesitas. Tómate tu tiempo para comer. Si eres más consciente de la cantidad de comida que ingieres comerás menos y te saciarás antes.

Artículos recomendados