Menú
Síntomas de que hemos sufrido una insolación

INSOLACIÓN

Síntomas de que hemos sufrido una insolación

En verano el calor puede jugarnos malas pasadas, te ayudamos a identificar una insolación o golpe de calor.

Beatriz Temprano García

Con la llegada del verano llega el aumento de las temperaturas, las cuales son factores de riesgo y por ello las causantes de que se produzcan las insolaciones o los golpes de calor, para ello deberíamos estar prevenidos y tomas algunas medidas de precaución para que esto no se produzca.

¿Qué es la insolación?

La insolación es cuando nuestro organismo se calienta más de lo normal y no le da tiempo a auto enfriarse para llegar a conseguir una temperatura más baja, esto se produce por una exposición prolongada al sol mayormente en la época de verano cuando las temperaturas son muy elevadas. Pueden llegar a ser muy graves y aunque no lo parezcan son un riesgo para la salud.

No olvides tomar agua cada poco los días de más calorNo olvides tomar agua cada poco los días de más calor

Causas de la insolación

Las insolaciones se deben a unas altas temperaturas y también pueden ocurrir por un grado de humedad muy alto a continuación veremos las causas y las personas que son más propensas a sufrirlas.

- Una prolongada exposición al sol cuando las temperaturas son elevadas.

- No estar acostumbrado a un grado de humedad alto.

- Los niños y las personas adultas más mayores sufren con mayor rapidez la insolación o un golpe de calor.

- Las personas obesas o con algún tipo de enfermedad.

Síntomas

Los síntomas que produce una insolación son diversos, pueden llegar a ser síntomas graves ya que se empiezan por síntomas como puede ser un dolor de cabeza, debilidad y pueden llegan hasta una pérdida del conocimiento. Por ello se aconseja, sobre todo en verano y en las horas centrales del día (cuando el sol más calienta) que se tomen medidas de precaución. Estos son los síntomas que produce una insolación:

- Calambres musculares.

- Fatiga.

- Sed.

- Dolor de cabeza.

- Desmayos o mareos.

- Debilidad.

- Nauseas, vómitos.

- Alta temperatura corporal.

- Confusiones, se puede llegar hasta perder el conocimiento.

- Piel seca y caliente.

- Pulso rápido y débil.

Prevención de las insolaciones

Teniendo en cuenta que la insolación se puede prevenir, deberíamos seguir una serie de consejos básicos para que nos ayuden a su prevención antes de que sea demasiado tarde. Lo más importante es evita la exposición continua al sol (sobre todo durante las horas centrales del día, beber mucho líquido para que nuestro cuerpo no sufra una deshidratación, no realizar deporte al aire libre para evitar el calor y el riesgo de sufrir un golpe de calor, utilizar ropa ligera (sombreros, gorras, para evitar que los rayos de sol nos den directamente en la cabeza).

Debemos tener precaución los días de mayor calorDebemos tener precaución los días de mayor calor

También recomendamos que descanse con frecuencia y busque la sombra cuando sea posible, evite que tanto a los niños como a las personas mayores le dé el sol durante un tiempo prolongado, utilice cremas con factor de protección para evitar el riesgo de quemaduras en la piel. Es posible evitar los golpes de calor en verano lo que debemos de tener un poco de cuidado y cuidarnos adecuadamente.

Primeros auxilios

El objetivo principal es bajar la temperatura de la persona, para ello podemos seguir los siguientes consejos:

1. Lleve a la persona a un lugar donde de la sombra y este fresco, acuéstela y levántele los pies del suelo. Dele aire bien sea con un abanico, ventilador, etc.

2. Aplíquele paños de agua fría, o directamente échele agua fría sobre la piel ( en la zona de la frente, axilas y cuello) con el objetivo de intentar bajar la temperatura corporal, No le aplique nunca alcohol antiséptico sobre la piel. .

3. Si la persona está consciente, dele de beber a sorbos pequeños (si puede ser una bebida con sal, y sino simplemente agua).

4. En el caso de que tenga fiebre no le administre ningún medicamento para ello.

5. Si la persona está en shock, o sin conocimiento deberíamos llamar al número de emergencias para que ellos puedan actuar correctamente (en este caso nunca deberíamos darle nada de beber hasta que los servicios de emergencia nos dijesen algo).

Artículos recomendados