• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
En directo 'Ni que fuéramos Shhh'
TRASTORNO BIPOLAR

El trastorno bipolar y la hipersexualidad

El trastorno bipolar y la hipersexualidad
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 22 Diciembre 2018
¡Comenta!
Si tienes trastorno bipolar y sientes deseos sexuales compulsivos, lee este artículo para entenderlo y saber qué hacer.

El trastorno bipolar también ha sido conocido durante mucho tiempo como depresión maníaca. Este diagnóstico se realiza en aquellas personas que experimentan cambios de humor radicales que van desde los depresivos mayores hasta los agudos maníacos. Es un trastorno que puede tener una variedad de efectos adversos en tu vida, que incluyen irritabilidad, psicosis, tristeza, poca energía, poca motivación o pérdida de interés en actividades que antes eran placenteras.

Trastorno bipolar y vida sexual

El trastorno bipolar puede afectar a tu vida sexual porque lleva a un aumento drástico de la libido durante los períodos de manía. Algunos de los que experimentan este aumento de la sexualidad pueden recibir un diagnóstico de hipersexualidad o  adicción sexual, un diagnóstico que todavía genera mucha controversia en los campos de la psicología y la sexualidad. Hay quienes dudan en patologizar la sexualidad de esta manera.  Después de todo, es difícil medir cuánto de un deseo sexual es demasiado.

Si los síntomas de una hipersexualidad hace que tu vida quede afectada o pone en riesgo las relaciones con otras personas, será necesario buscar ayuda para encontrar una solución a estos comportamientos de riesgo.

El trastorno bipolar puede afectar a tu vida sexualEl trastorno bipolar puede afectar a tu vida sexual

Entendiendo la hipersexualidad

La hipersexualidad se define como una mayor necesidad o presión para la gratificación sexual. A menudo, puede ser un síntoma de manía y también puede incluir una disminución de las inhibiciones o la necesidad de tener relaciones sexuales "prohibidas".  La hipersexualidad se incluye como uno de los criterios diagnósticos para el trastorno bipolar, por lo que es una parte común del trastorno bipolar.

Comprensiblemente, si estás experimentando un episodio maníaco y sucumbes a tus impulsos, estás poniendo en riesgo tus relaciones, así como a ti mismo. La hipersexualidad sin restricciones puede aumentar el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (ITS).

Entendiendo la adicción sexual

La adicción sexual, también conocida como comportamiento sexual compulsivo, es pensar y participar en el comportamiento sexual tan a menudo que interfiere con tus relaciones, tu salud, tu trabajo u otros aspectos de tu vida . Puedes dañar muchos aspectos de tu vida si no tratas la adicción sexual puesto que puede ser un grave problema.

La adicción sexual puede ser tan destructiva como ser una persona adicta a las sustancias químicas. Se estima que entre el 3 y el 6% de los adultos en los Estados Unidos, predominantemente hombres, son sexualmente adictos. Si bien la adicción sexual no aparece como un trastorno en el Manual diagnóstico y estadístico actual de trastornos mentales (DSM-5), puede diagnosticarse como un trastorno de control de impulso.

La adicción sexual puede ser tan destructiva como ser una persona adicta a las sustancias químicasLa adicción sexual puede ser tan destructiva como ser una persona adicta a las sustancias químicas

Comportamientos asociados con la adicción sexual

Algunos de los comportamientos específicos asociados con la adicción sexual incluyen:

  • Masturbación compulsiva
  • Sexo compulsivo con trabajadoras sexuales
  • Sexo anónimo con múltiples parejas (incluyendo una noche)
  • Múltiples relaciones fuera de una relación comprometida
  • Exhibicionismo habitual
  • Voyeurismo habitual
  • Toques sexuales inapropiados
  • Abuso sexual de niños
  • Violación

Es importante señalar aquí que cualquiera de estos comportamientos en sí mismo no constituye una adicción.

Consecuencias del comportamiento sexual compulsivo

Estos comportamientos sexuales compulsivos pueden tener un alto precio. Financieramente, pueden dar lugar a cargos escandalosos de prostitutas o líneas sexuales por teléfono. Profesionalmente, su comportamiento puede hacer que pierdas tu trabajo y que te cueste encontrar un trabajo estable porque en cuanto tengas este tipo de comportamiento prescindirán de ti en cualquier empleo por considerar que eres un peligro para la integridad de otras personas. Personalmente, tus relaciones, íntimas o no, podrían dañarse.  En lo que respecta a la salud, si no tienes higiene o cuidado en tus relaciones sexuales podrías ser contagiado de enfermedades potencialmente peligrosa para tu salud.

Si estás preocupado/a por tu propio comportamiento, es necesario que acudas a tu médico cuanto antes o a otro profesional de la sexualidad. Es posible que necesites asesoramiento o terapia sexual extra además del tratamiento que estés recibiendo para el trastorno bipolar.

Artículos recomendados