Menú
Conjuntivitis

Conjuntivitis

Te contamos qué es la conjuntivitis (bacteriana, vírica, alérgica,...), cómo tratarla, cómo curarse y cómo intentar no contagiarte aquí mismo, en Bekia Salud.

¿Qué es la conjuntivitis?

Se llama conjuntivitis a la hinchazón o a la inflamación de la membrana delgada que recubre el interior de los párpados y de la parte blanca de los ojos, es decir, del área de los ojos. En la membrana hay unos vasos sanguíneos que son los encargados de producir aceites y mucosa para que el ojo esté protegido y esté húmedo. Hay veces que esa conjuntiva, donde están los vasos sanguíneos, se inflama y se hincha y es lo que da el color rojo visible al ojo y lo que conocemos como conjuntivitis.

La conjuntivitis se empieza a sentir a los pocos días de producirse esa infección. Lo que vas a notar es el color rojo del ojo, como hemos señalado, pero también picor en los ojos, secreción de los mismos, formación de costras en los párpados, legañas y visión borrosa. Suelen aparecer en los dos ojos, pero hay ocasiones en las que los síntomas aparecen sólo en uno.

Debes saber que la conjuntivitis es muy contagiosa dependiendo de las causas que provocan la inflamación, hay tres tipos de conjuntivitis:

  • Bacteriana: como su nombre indica, está causada por una bacteria, como la que puede causar una infección en la garganta (estreptococos, estafilococos).
  • Vírica: puede ser causada por un virus que causa un resfriado cualquiera.
  • Alérgica: los alérgenos también pueden causar la conjuntivitis y se llama conjuntivitis alérgica. Por ejemplo, el polen.
  • Productos químicos: también hay sustancias químicas que al salpicar a los ojos lo producen. Sustancias como el cloro.

Para tratar la conjuntivitis hay muchos tratamientos médicosPara tratar la conjuntivitis hay muchos tratamientos médicos

Cómo prevenir la conjuntivitis

Lavarse las manos es esencial: Para todas las enfermedades es muy importante recordar que las manos son gran portadoras de bacterias. Con ellas lo tocamos todo durante nuestro día a día y a veces no somos conscientes de la cantidad de cosas que hemos llegado a tocar. Por eso, deberemos lavarnos las manos de forma regular, sobre todo antes de comer y después de haber estado en contacto con productos de limpieza, animales o superficies que puedan tocar muchas personas, como el transporte público o las colchonetas o material del gimnasio.

Para lavarse bien las manos deberemos frotarlas ambas durante un minuto, también limpiando entre los dedos, cada uno de ellos uno a uno y la parte posterior de cada mano. Recuerda que debes limpiarte también hasta las muñecas y que deberás secarte las manos adecuadamente después de haberlas limpiado las veces indicadas anteriormente.

Evita frotarte los ojos: Una de las maneras más comunes de transmisión de la conjuntivitis es tras que uno se frote sus propios ojos tras haber tocado algo o a alguna persona afectada con esta enfermedad. Por eso, deberemos evitar en la medida que sea posible frotarnos los ojos si no tenemos las manos limpias por completo.

Haz lo mismo con el bote donde debes conservarlas con el líquido especial, si no quieres que las nuevas lentillas se vean infectadas con la conjuntivitis y puedas volver a contagiarte. Para ello es importante tener presente que la enfermedad puede afectarles más fácilmente, puesto que se tocan directamente los ojos al ponerse y quitarse las lentillas en más ocasiones que aquellos que no las llevan.

Los usuarios de lentes de contacto deberán limpiarse bien las manos siempre antes de ponerse las lentillasLos usuarios de lentes de contacto deberán limpiarse bien las manos siempre antes de ponerse las lentillas

No compartas maquillaje y tíralo si lo has usado teniendo conjuntivitis: Al igual que con las lentes de contacto, si has tenido una conjuntivitis mientras las usabas, deberás tirarlas y comprar otras nuevas. Haz lo mismo con el bote donde debes conservarlas con el líquido especial, si no quieres que las nuevas lentillas se vean infectadas con la conjuntivitis y puedas volver a contagiarte.

Lo mismo sucederá con todos los productos de maquillaje, vayan o no directamente a los ojos. Si los estuviste utilizando durante la conjuntivitis deberás tirarlos y comprar nuevos, ya que es muy probable que puedan volver a transmitirte la enfermedad. Además, no deberías compartir estos productos por higiene, pero si los has compartido con alguien que tenga conjuntivitis tendrás también que tirarlos y comprar nuevos por el bien de tu salud.

Cómo prevenir el contagio de la conjuntivitis

Debes deshacerte de todos aquellos productos y objetos que estén en contacto directo con el rostro, como las toallas, servilletas, esponjas de baño, etcétera. Así que si buscas como evitar la conjuntivitis estos objetos pueden ser portadores de la enfermedad si han sido utilizados por la persona contagiada, por lo que lo mejor será que no los compartáis al menos hasta que sus ojos vuelvan a estar sanos y todos ellos hayan sido desinfectados como es debido.

Los alérgenos también pueden causar la conjuntivitisLos alérgenos también pueden causar la conjuntivitis

Tratamientos para la conjuntivitis

Para tratar la conjuntivitis hay muchos tratamientos médicos, pero también hay muchos remedios caseros para curar la inflamación y aliviar los síntomas. Algunos de estos remedios caseros son:

  • La manzanilla: La manzanilla es uno de los remedios caseros más efectivos, ya que funciona muy bien como colirio natural. Este producto tiene muchas propiedades antisépticas y antiinflamatorias y también ácidos cafeico y linoleico que son adecuados para tratar la conjuntivitis. Lo más recomendable es preparar una infusión de manzanilla. En agua casi hirviendo echa unas hojas secas de manzanilla y déjalo enfriar. Después, moja un paño seco y limpio en esa agua tibia y aplicarlo sobre los ojos. Puedes lavar los ojos o simplemente apoyar el paño.
  • El pepino: El pepino tiene muchas propiedades y muchas relacionadas con la belleza. Entre ellas, está que calma y relaja los ojos cansados y también el enrojecimiento. Además es rico en vitamina E, en aceites y en agua. En general, es otro de los remedios caseros para evitar la conjuntivitis. Lo más sencillo es cortar un pepino en rodajas y colocarlas sobre los ojos en torno a 10 o 15 minutos. Esto causará una bajada de la hinchazón en los ojos. Las rajas de pepino deben colocarse nada más ser cortadas para que no pierda propiedades.
  • La patata: La patata, como el pepino, puede ser otro de los remedios naturales porque pueda ayudar a reducir la inflamación. También tendrás que aplicar una rodaja de patata cruda sobre los ojos en los que tengas conjuntivitis.
  • La caléndula: Esta planta es conocida también como flor de difunto o maravilla y es conocida por sus propiedades medicinales para cuidar problemas de forma natural. Entre ellos, está la conjuntivitis. Notarás como este es otro de los remedios caseros que ayudan a aliviar los ojos hinchados y los síntomas de la conjuntivitis. Lo más adecuado para el problema que aquí estamos tratando es hacer una infusión. La flor de la caléndula debe estar seca y hay que añadir agua. Ponerlo a hervir y dejarlo enfriar y reposar. Después colar la planta y empapar un paño como en el caso anterior con la manzanilla.
  • El té verde: El té verde es muy reconocido por sus propiedades curativas en cuanto a bebidas. Entre sus propiedades medicinales, está la de curar las afecciones oculares, relacionadas con la vista. Y entre ellas están los ojos cansados, los orzuelos, ojeras y también la conjuntivitis. La forma aplicarlo es con compresas húmedas en té verde. Así que el procedimiento es hacer el té como lo harías normalmente para después colarlo y poder mojar las compresas. Otra opción, es aplicar directamente las bolsas de té utilizadas para prepararlo directamente sobre los ojos. Al cabo de los minutos notarás la zona más relajada y los párpados más aliviados.
  • La miel: Otro de los remedios caseros que te vamos a proponer tiene que ver con la miel. Este alimento tiene también grandes propiedades antiinflamatorias y antisépticas, además de ser un producto natural. La primera opción para tratar la conjuntivitis con miel es mezclarla con agua. En un vaso de agua, se echan unas cucharadas de miel y se remueve bien. Una vez mezclado, se lavan los ojos con el agua. La segunda opción es con leche, en vez de agua. Lo que tienes que hacer es calentar dos cucharadas grandes leche pero sin llegar a hervir. A la leche se añaden otras dos cucharadas de miel de abeja y se remueve bien hasta tener una mezcla uniforme. Tendrás que añadir la mezcla en un gotero para poder echar 2 o 3 gotas en tu ojo y curar la conjuntivitis. Sino, puedes recurrir a los métodos usados anteriormente, las compresas mojadas o lavarte los ojos con esa mezcla.
  • Infusión de sello de oro: Esta planta, la de sello de oro es muy beneficiosa en el caso de que la conjuntivitis esté causada por una infección, por un virus o una bacteria, ya que se cree que puede acabar con y matar los virus o bacterias que causan la conjuntivitis. En una taza de agua hirviendo, tendrás que echar dos cucharadas de esta planta de sello de oro. Lo dejaremos reposar un rato, alrededor de 5 minutos y después colaremos y mojaremos las toallas o compresas en ello. Siempre teniendo en cuenta que la mezcla no queme, sino que esté tibia.
  • Lágrimas artificiales: Este no es uno de los remedios caseros, pero también te puede ayudar a calmar la conjuntivitis. Se pueden adquirir las gotas para los ojos o llamadas también lágrimas artificiales que pueden calmar los síntomas. Acompáñalo de compresas de agua fría o tibia, ya que siempre va a aliviar a calmar los ojos.

Artículos sobre Conjuntivitis

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica afecta al 25% de la población, y consiste en una reacción del ojo a un factor externo.

¿Qué consecuencias tiene el uso de unas gafas de sol que no están homologadas?

Las gafas de sol no son solo cuestión de moda, protegen nuestros ojos. Te contamos las consecuencias de usar unas gafas de sol inadecuadas

Cómo evitar la conjuntivitis en verano

La conjuntivitis es una infección que ocurre en el ojo y que puede llegar a ser muy molesta. Es necesario acudir al médico y seguir un tratamiento.

3 consejos infalibles para evitar la conjuntivitis

Si alguna vez has tenido conjuntivitis sabrás lo molesto que es, no te pierdas estos 3 consejos para evitarlo.

6 remedios caseros para tratar el picor de ojos

Te damos algunas soluciones que puedes preparar en casa para aliviar el picor de ojos provocado por alergia o conjuntivitis.

Conjuntivitis vírica: cómo tratarla

La conjuntivitis vírica puede ser un gran problema para quienes la padecen, por eso, no te pierdas cómo tratarla.

Conjuntivitis: cómo curarlo en los niños

Te contamos qué hacer ante la conjuntivitis en los niños pequeños, una infección ocular que puede ser muy molesta.

Síguenos