Menú
Hemorroides

Hemorroides: qué son, tipos, síntomas y causas

Te contamos qué son las hemorroides, los distintos tipos que existen, sus síntomas, las posibles causas, etc. Toda la información necesaria para saber convivir con ellas y ayudarte a aliviar su dolor. ¡Infórmate con Bekia Salud!

Qué son las hemorroides

La enfermedad hemorroidal, más conocida simplemente como hemorroides o almorranas, se trata de inflamaciones de las venas en la zona del recto y del ano. Anatómicamente, las paredes del ano contiene unas almohadillas de tejido submucoso en las que se encuentran las los vasos sanguíneos del conducto anal, y tiene la función de mantener cerrado el esfínter y, por tanto, contener las heces. La patología aparece cuando un problema en la circulación de la zona, en la que la sangre no regresa correctamente al corazón, provoca un aumento de la presión en las venas, entonces estas se dilatan de forma excesiva y aparecen las inflamaciones que conocemos como hemorroides.

Las hemorroides son inflamaciones de las venas que se encuentran entre el recto y el anoLas hemorroides son inflamaciones de las venas que se encuentran entre el recto y el ano

Tipos de hemorroides

Las hemorroides pueden ser internas o externas, dependiendo de dónde se localicen las venas dilatas o inflamadas. Las hemorroides internas aparecen en la zona baja del recto, por encima del ano, y están recubiertas por una membrana mucosa. Las hemorroides externas se encuentran debajo de la unión del ano con el recto, y están recubiertas por piel. Concretamente, la línea que separa la zona donde se consideran internas y externas se llama línea pectínea o dentada, y se el engrosamiento aparece a ambos lados de la línea se hablaría de hemorroides mixtas. Dentro de las internas se pueden diferencias cuatro grados de hemorroides:

  • Grado I: Las hemorroides están ligeramente inflamadas, pero no son visibles desde el exterior del ano. En la mayoría de casos no causa molestias, aunque sí puede ocasionar la defecación de sangre.
  • Grado II. La inflamación es mayor, y durante la evacuación tienden a salir fuera del ano, aunque vuelven a introducirse dentro.
  • Grado III. En este grado ya se dan prolapsos, es decir, las hemorroides salen fuera del ano tras la evacuación o espontáneamente, y sólo se pueden reintroducir dentro del ano manualmente empujando con el dedo.
  • Grado IV. Es el mayor grado, y las hemorroides se encuentran prolpasadas de manera permanente, esto es, se encuentran constantemente fuera del ano. Esto provoca que también haya algunos tejidos del ano, como el tejido mucoso, que también se desplazan hacia fuera.

Síntomas comunes

Los síntomas de las hemorroides externas son: dolor, irritación, picor, escozor y sangrado. En las hemorroides internas, los síntomas dependen del grado que se sufra, aumentando en intensidad y molestia a medida que aumenta el grado.

Es común el sangrado por el ano o rectorragia. La sangre es muy brillante y aparece por el exterior de las deposiciones, no mezclada, aunque también se puede conocer este síntoma porque se manche el papel higiénico o caigan gotas de sangre al inodoro. La causa más común de la rectorragia son las hemorroides, pero se trata de un sangrado ligero, por lo que si el sangrado es abundante, debe consultarse con un médico. También se experimenta picor o prurito en la zona anal, además de irritación.

En las hemorroides de tercer y cuarto grado se da el prolapso de las mismas. Esto quiere decir que se desplazan hacia el exterior, aunque en las de grado III se pueden volver a introducir dentro del ano. Esto provoca una constante sensación de necesidad de evacuar, y una gran molestia. También van acompañadas de secreción de mucosidad, humedad y ensuciamiento de la ropa interior, lo que aumenta la irritación. Por último, las hemorroides de grado IV provocan dolor agudo. Los otros grados no lo hacen porque las hemorroides se encuentran próximas a la línea dentada y ahí no hay terminaciones nerviosas, pero al traspasarla, sí se siente dolor.

Cuando se padecen hemorroides ir al baño se convierte en un momento molesto e incómodo, por lo que se trata de evitar. Sin embargo, esto aumenta la presión sobre las venas y empeora la situación, convirtiéndose en un círculo vicioso.

Causas de las hemorroides

Las hemorroides aparecen debido al sometimiento a altas y reiteradas presiones de las venas del recto y el ano. La causa más común de ello es el estreñimiento, pues se realiza un gran esfuerzo sobre la zona anal, y esto provoca el bombeo de mucha sangre. Cuando la cantidad de sangre a devolver al corazón es muy grande, las venas se inflaman y es cuando se origina la patología hemorroidal. Además, con el estreñimiento también ocurre que se acumula material fecal en el recto, y eso presiona las venas. Sin embargo, el trastorno contrario, la diarrea también favorece la aparición de hemorroides porque las heces líquidas irritan las venas si las evacuaciones de este tipo son continuadas.

El estreñimiento continuado favorece la aparición de hemorroidesEl estreñimiento continuado favorece la aparición de hemorroides

Las hemorroides se pueden dar en cualquier persona y a muy distintas edades. Sin embargo, existe una serie de factores que favorecen la aparición de esta patología, además del hecho de sufrir trastornos temporales como diarrea o estreñimiento. Algunos de ellos son:

  • La obesidad, porque se produce un aumento de la presión de la zona abdominal sobre el suelo pélvico.
  • El embarazo, por un lado porque los cambios hormonales que se producen en esta etapa causan estreñimiento, y por otro, porque el feto, especialmente en las últimas semanas, provoca un aumento de la presión sobre la zona pélvica y dificulta la correcta circulación de las venas de ese área.
  • El pasar largas horas a diario de pie o sentado, o cargando material pesado.
  • Factores hereditarios.
  • Llevar una dieta incorrecta, donde no se consuman alimentos ricos en fibra, que favorecen el correcto funcionamiento intestinal. También pueden ser causa de tomar alimentos picantes en exceso.
  • Problemas de colon.

Hábitos para aliviar la molestia

Evitaremos pasar más de 5 minutos en el inodoro intentando defecar, porque el esfuerzo empeora el estado de las hemorroides. También llevaremos a cabo una correcta higiene de la zona anal. Para ello, evitaremos el uso de toallitas y jabones, cuyos componentes irritarían más la inflamación. Los baños de asiento con agua tibia nos aliviarán los síntomas además de mantener la zona limpia. Podemos llevarlos a cabo 2 o 3 veces al día, especialmente después de defecar. Para ello llenaremos el bidé o una palangana con agua tibia, nos sentaremos sobre ella y mantendremos la zona sumergida durante 10 minutos aproximadamente.

Artículos sobre Hemorroides

Operación de hemorroides, ¿en qué consiste y cómo es la recuperación?

Cuando las hemorroides alcanzan un tamaño demasiado grande, necesitan ser extirpadas por cirugía, te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta intervención.

Remedios naturales para las hemorroides durante el embarazo

Durante el embarazo pueden aparecer las hemorroides, no te pierdas estos remedios naturales para combatirlas.

Las hemorroides durante el embarazo

Si estás embarazada y tienes hemorroides, es necesario que sepas qué son, a qué se deben y qué puedes hacer para mejorar tu calidad de vida.

Hemorroides: ¿cuándo acudir al médico?

Si tienes hemorroides descubre cuándo es el momento de acudir al médico.

Remedios caseros para las hemorroides trombosadas

Si tienes hemorroides trombosadas no te pierdas estos remedios caseros.

Qué son las hemorroides trombosadas y por qué suceden

Las hemorroides trombosadas son más comunes de lo que te puedas imaginar. Descubre todo lo que tienes que saber sobre ellas.

Remedios caseros para las hemorroides internas

Si tienes hemorroides internas y quieres sentir alivio, entonces no te pierdas estos remedios caseros.

Remedios caseros para las hemorroides externas

Aunque hay que tener mucho cuidado con ellas por su delicadeza, existen ungüentos naturales que puedes hacer tú mismo para poder tratarlas.

Qué hacer si te sangran las hemorroides

Las hemorroides son las venas que se encuentran en el ano y en el recto, todos las tenemos por eso debes saber que no son una enfermedad. Pero, éstas pueden sangrar, ¿cómo remediarlo?

Hemorroides externas: todo lo que debes saber

Las hemorroides son pequeñas varices que aparecen en la zona del ano y estas venas se dilatan excesivamente al recibir presión. Suelen ubicarse en la zona baja del ano.

Hemorroides internas: todo lo que debes saber

Las hemorroides internas son dolorosas y existen varios tipos de ellas. Pero, ¿sabes qué son, por qué se producen y cuál es su tratamiento?

Consejos infalibles para tratar las hemorroides

Si estás cansado de sufrir las hemorroides en silencio, ha llegado el momento de que les pongas remedio con estos consejos infalibles.

5 remedios caseros para las hemorroides

Las hemorroides son molestas y muchas personas las padecen, conoce algunos remedios para acabar con las hemorroides.

Tratamiento de las hemorroides trombosadas

Las hemorroides trombosadas son una molestia que preocupa a muchas personas, ya que son una de las más dolorosas que hay.

6 consejos para prevenir la aparición de hemorroides

Las hemorroides son un problema tan común como molesto, te explicamos cómo evitar que aparezcan o se repitan.

Síguenos