Menú
Qué hacer si te sangran las hemorroides

SALUD FÍSICA

Qué hacer si te sangran las hemorroides

Las hemorroides son las venas que se encuentran en el ano y en el recto, todos las tenemos por eso debes saber que no son una enfermedad. Pero, éstas pueden sangrar, ¿cómo remediarlo?

Ángela Ruiz Martínez

Las hemorroides son las venas que se encuentran en el ano y en el recto. Todos las tenemos. Por ello es incorrecto hablar de hemorroides al referirnos a la enfermedad. Esta, sin embargo, se denomina enfermedad hemorroidal o hemorrágica y se trata de una inflamación o dilatación de dichas venas. un así entre la población se ha implantado el término de las venas en sí para hablar de la dolencia.

Temas relacionados
Esta enfermedad es de gran molestia y dolor. Además es bastante común entre la población, aunque es de un tema sobre el que no se suele hablar demasiado. Alrededor del 50% de las personas mayores de 30 años pueden sufrir de hemorroides. Además una de cada cinco personas sufren esta enfermedad al menos una vez en su vida.

Las causas de las hemorroides son muy diversas. Entre las más comunes está la de estreñimiento que viene seguido de un esfuerzo al defecar o los malos ritmos en las comidas. Las hemorroides suelen causar fuertes dolores al defecar incluso al sentarse. Por ello es relativamente fácil ser consciente de que se tiene la enfermedad. Aun así los síntomas de las hemorroides son parecidos a los de otras enfermedades.

El esrtreñimiento es una de las causas más comunes de las hemorroidesEl esrtreñimiento es una de las causas más comunes de las hemorroides

Sangrado hemorrágico

Gran parte de las personas que sufren una dolencia hemorroidal suelen sangrar. Esta consecuencia es, en cierta medida, normal en esta enfermedad pero por ello, como cualquier transtorno es necesario tratarlo. Si posees esta enfermedad, también denominada almorranas, es posible que veas algo de sangre en el papel higiénico tras limpiarse o que incluso veas gotas de sangre en el inodoro. También hay quienes pueden observar la sangre en la misma defecación.

Pese a ser una causa común, esta sangre en el recto puede deberse a otras enfermedades que no son las hemorroides. Por ello, al observar el sangrado de este tipo, deberemos consultar a un especialista. Enfermedades como cáncer de recto, diversas infecciones, o fisura anal también conllevan síntomas como el sangrado, por ello es necesario determinar cual es la verdadera causa de este sangrado.

Existen algunos medicamentos que han demostrado que disminuyen el sangrado. Entre ellos destaca Fargelin extra. Este medicamento chino lo que hace principalmente es fortalecer tus venas. Otro es Flavonoides orales, que aumenta el tono vascular por lo que reduce las fugas en los vasos sanguíneos. Además encontramos Dobesilato de calcio o tabletas doxium, que tambien reducen las fugas.

El sangrado de las hemorroides, por norma común, sele ser leve. Sin embargo, si este aumenta, deberá tener cuidado ya que es posible que sufra anemia. Por ello se le recomienda tomar alimentos que contengan hierro para evitarla , como por ejemplo las lentejas, yema de huevo o pescados tipo anchoas o boquerones.

Pero sin ninguna duda los alimentos que más te ayudarán con esta enfermedad son aquellos ricos en fibra. Como seguro que sabes, este tipo de comidas mejora la digestión y hacen más fácil la defecación. Por ello consúmelos, sobre todo por la mañana.

Al acudir a un especialista seguramente nos recomendará una serie de medicamentos, unidos a una mejora en los hábitos de alimentación y del estilo de vida, como por ejemplo dormir más. Sin embargo, si tenemos claro que sufrimos hemorroides y no son demasiado importantes para que te trate un médico, hay remedios caseros que pueden ayudar a disminuir la hemorragia.

El vinagre de manzana es perfecto para tratar las hemorroidesEl vinagre de manzana es perfecto para tratar las hemorroides

Remedios para reducir la sangre en las hemorroides

Entre ellos es recomendable dos dosis al día de vinagre de sidra de manzana. Lo mejor es tomarla una tras el desayuno y otra después de la cena. El motivo de este remedio es que ayuda que suban los niveles de ácido y mejorará la digestión para poder conseguir una mejor defecación. Otro de los remedios, que podrás realizar tu mismo en casa sin ayuda de un médico, es ingerir aceite de semillas de uva. A pesar de que es algo más difícil de conseguir, también será una buena solución para detener el sangrado.

Al igual que el doctor te recomendaría mejora tus hábitos de vida. No consumas alimentos precalentados ni comida basura. Además evita ciertos alimentos que causan estreñimiento como pueden ser los lácteos, alimentos procesados y refinados como pueden ser ciertos tipos de bollería o de pasta o bebidas azucaras como los refrescos.

En cuanto a otros remedios no alimenticios, practicar deporte también será un buen remedio ya que ayuda a la mejora de la defecación. Procura descansar y no llevar una vida demasiado ajetreada. Así mismo se recomienda usar ropa cómoda y suelta. Las prendas apretadas empeoraran el sangrado de las hemorroides por lo que intenta no llevarla.

Otra buena solución es colocar una bolsa de hielo en la parte inflamada para así bajar la hinchazón y reducir la hemorragia. Sin embargo es necesario tener cuidado debido a que el hielo puede acabar haciendo más daño que siendo una cura. El contacto directo de la piel con este puede terminar causándonos quemaduras. Por ello se recomienda ponerlo dentro de una tela o paño y no durante demasiado tiempo seguido. Será un buen remedio sobre todo para aliviar el dolor y servirá para disminuir el sangrado.

Así mismo remojarlas en agua tibia también es un buen remedio. Date un baño relajante con agua templada, cuidado de no poderla demasiado caliente. Si quieres puedes añadir un cuarto de taza de sal marina. Si no quieres gastar tanta agua, hazlo en un barreño y siéntate en él.

En resumen intentar llevar la vida más saludable posible, en cuando a alimentación y descanso es la mejor solución. Además se deben cuidar los horarios de comida, procurando hacer las 5 comidas al día y en horas parecidas. Intentar que entre una comida y otra no sobrepasen las 4 horas ni pasen menos de 2. Por último evitar como rápido y sobre todo de pie o en malas posturas.

Aun así, como os hemos comentado, lo mejor si el sangrado es bastante continuo y/o abundante es ir al médico para comprobar que de verdad se trata de una enfermedad hemorrágica. Si sufrimos continuamente de almorranas se recomienda operarlas, debido a que una vez que comenzamos a tener esta enfermedad, es más probable volver a sufrirla.

En este artículo hablamos de: Hemorroides

Artículos recomendados