Menú
Remedios caseros para las hemorroides externas

NO SUFRAS MÁS

Remedios caseros para las hemorroides externas

Aunque hay que tener mucho cuidado con ellas por su delicadeza, existen ungüentos naturales que puedes hacer tú mismo para poder tratarlas.

Bea R

Desde siempre, todas aquellas personas que sufren de hemorroides saben cuánto de incómodas pueden llegar a ser. Mismamente si estas se encuentran excesivamente inflamadas, el dolor que pueden llegar a causar es bastante intenso e incluso llegando afectar a nuestro día a día. Por esto, lo más recomendable es tratarlas y hacer todo lo posible para que estas no se inflamen ni se irriten en exceso.

Antes de improvisar ningún ungüento natural para calmar tus dolores debes consultar a tu médicoAntes de improvisar ningún ungüento natural para calmar tus dolores debes consultar a tu médico

Como con casi todas las cosas, existen remedios naturales que pueden aplicarse a uno mismo y que seguramente aliviarán tus molestias. En el caso de las hemorroides, ser cuidadoso y prestar especial atención a las posibles alergias que uno tenga es bastante importante. Antes de improvisar ningún ungüento natural para calmar tus dolores, consulta a tu médico e investiga qué opciones te pueden resultar. A continuación, Bekia te propone una serie de remedios caseros que pueden llegar a curarte o aliviarte al menos:

Aloe vera

Los beneficios y propiedades que brinda el aloe vera son infinitos. Su capacidad curativa y de regeneración es, sin duda, una de las características más famosas de esta conocida planta y obviamente esto también es aplicable a las hemorroides externas. El líquido viscoso que alberga el interior de esta planta es lo que causa el efecto calmante así que, lo mejor, será aplicar ese ungüento en el año para aliviar la inflamación y dolor de las almorranas.

Lo recomendable es cortar una hoja de esta planta por la mitad y aplicar directamente el líquido en el ano, sobre todo en aquellos momentos después de haber acudido al baño. Es muy importante que la zona esté bien limpia antes de aplicar el líquido del aloe vera. Una vez lo hayas hecho, deja reposarlo durante unos minutos y, si quieres, retira el exceso con agua templada.

Baños de agua caliente

Primero de todo, no te apresures y vayas corriendo a sumergir la zona afectada en agua hirviendo porque de eso no trata este remedio natural y tampoco te hará ningún bien, es más, multiplicarás el dolor y la gravedad de las hemorroides externas que posiblemente ya tengas. Lo único que tienes que hacer es calentar agua en un recipiente y echarla en el bidé o en una tina donde puedas sentarte.

La cantidad de agua la tendrás que calcular según la capacidad que tenga el sitio donde vayas a tener el baño. Una vez hayas hervido el agua, déjala enfriar un poco y sumerge tu trasero a la temperatura que puedas soportar durante aproximadamente media hora. Una vez hayas hecho esto, coge una bolsa de hielos, envuélvela en un paño y aplícatela directamente sobre las hemorroides. Repite este proceso las veces que necesites.

Las hierbas son tus mejores aliados

El mejor truco que puedes utilizar para usar los beneficios y propiedades de las hierbas en las hemorroides externas es hacer infusiones con ellas y aplicarte el líquido resultante con algodón, toallitas o bien con baños. En el caso de que escojas este remedio casero, lo mejor será que el ungüento esté frío o templado. No lo apliques en caliente porque se te podría irritar la zona.

Las infusiones que mejor van para aliviar la inflamación de las hemorroides externas son el hammamelis, que es un árbol con beneficios astringentes y que ayudan a reducir el tamaño de las almorranas, el castaño de indias, la cola de caballo, la manzanilla, el gordolobo, la salvia o el brusco, que favorecen la circulación sanguínea y favorece que las venitas no se inflamen y no provoquen las temidas hemorroides.

Todas estas hierbas tratan las hemorroides y puedes tomártelas en forma de infusiones o tés y también aplicando directamente su líquido en la zona afectada. Esto es decisión de cada uno aunque se recomienda la aplicación directa pues los efectos son más notorios si la práctica sanadora se realiza de esta forma. Lo más importante para encontrar un buenos remedios caseros que te ayude a tratar las hemorroides es encontrar ingredientes cuyos efectos sean antiinflamatorios y que ayuden a la circulación sanguínea.

Está demostrado que permanecer sentado durante muchas horas puede llegar a provocar hemorroidesEstá demostrado que permanecer sentado durante muchas horas puede llegar a provocar hemorroides

También, es importante que consiguen actuar sobre las venas inflamadas y que el flujo de sangre de estas mejore y fluya con normalidad. Aparte de los remedios caseros, algo que te ayudará indirectamente sobre las molestias y dolores de las hemorroides será que tomes abundante fibra. Las hemorroides son causadas, sobre todo, por estreñimiento así que si consumes, cada día, la cantidad recomendada de fibra, evitarás este problema y que el esfuerzo a la hora de evacuar (que es lo que causa las almorranas) sea mínimo. De todas formas, y aunque la fibra es sumamente beneficiosa, ten cuidado y no abuses de ella pues podrías tener el efecto contrario y sufrir diarrea.

Por último, y para ayudar a combatir indirectamente las hemorroides aparte de los remedios caseros, intenta hacer ejercicio regularmente y no tener una vida sedentaria. Está demostrado que permanecer sentado durante muchas horas puede llegar a provocar hemorroides pues la presión que se ejerce sobre el asiento mientras se está sentado es bastante alta. Además, esto dificulta el riego sanguíneo así que intenta evitar esto por todos los medios. Si los dolores y tus hemorroides no consiguen mejorar, lo ideal será que acudas a tu médico y le consultes.

En este artículo hablamos de: Hemorroides

Artículos recomendados