Menú
Remedios caseros para las hemorroides trombosadas
HEMORROIDES

Remedios caseros para las hemorroides trombosadas

Si tienes hemorroides trombosadas no te pierdas estos remedios caseros.

Ángela Ruiz Martínez

Las hemorroides son venas de la parte final del recto y del ano que debido a varios motivos como el estreñimiento o la mala alimentación terminan dilatándose o incluso rompiéndose. Son muy molestas aunque no es una enfermedad grave. Además es una dolencia muy común ya que alrededor del 50% de la población las sufre en algún momento.

Existen diversos tipos de hemorroides. Estas pueden ser internas o externas y además ambas pueden tener la característica de ser trombosadas. Un trombo es un coágulo de sangre que se forma en un vaso sanguíneo. Esto ocurre en las hemorroides cuando existe una disminución del flujo sanguíneo y estas se llenan de sangre formándose así en ella un coágulo de sangre.

Un trombo es un coágulo de sangre que se forma en un vaso sanguíneoUn trombo es un coágulo de sangre que se forma en un vaso sanguíneo

Este tipo de hemorroides son especialmente dolorosas. Las podremos distinguir fácilmente cuando son externas, ya que veremos que se han formado pequeñas bolsas fuera de nuestro ano y al ser hemorroides trombosadas estas deben ser duras debido a los coágulos. Si este tipo de hemorroides son muy grandes lo recomendable es acudir al médico. Sin embargo si son aun pequeñas se pueden tratar con remedios caseros como los que os vamos a contar aquí:

Baños de diferentes temperaturas

Lo que debes hacer es coger dos barreños y llenarlos de agua, uno con agua caliente y el otro con agua fría. Una vez que los tengas listos comenzar por sentarte en el de agua caliente unos veinte minutos y después hacer lo mismo en el otro.

Estos cambios de temperatura harán que circule mejor la sangre por lo que ayudaremos a que se eliminen esos coágulos que tenemos en las hemorroides. Además podemos añadir diversos productos a este agua que mejorarán nuestras hemorroides trombosadas. Un ejemplo son las hojas de malva.

Aloe vera

Todos conocemos las propiedades curativas de esta planta. Al igual que en las hemorroides normales esta puede servir para reducir la hinchazón de los vasos sanguíneos. Lo que debemos hacer es tomar la parte interior de la hoja del aloe vera, es decir, quitándole lo que le recubre y meter la bulba en una pajita para que tome la forma de cilindro. Esa pajita la congelaremos y cuando esté lista sacaremos la mezcla de aloe vera de su interior y la introduciremos por el ano como si fuera un supositorio.

Ajo y patata

Deberemos insertarlos también por el ano al igual que el aloe vera. Con estos dos alimentos no necesitaremos más trabajo que pelarlos bien y después lavarlos muy correctamente. Una vez que lo tengamos podemos cortarlos como queramos para que sea más fácil su introducción.

Hielo

Es uno de los mejores remedios para la tromobosis. Es necesario tener cuidado debido que el hielo en contacto directo puede terminar quemándonos la piel. Por ello os recomendamos colocar varios cubitos de hielo sobre una tela fina como un paño por ejemplo y poner ese paño encima de nuestro ano para que tenga contacto con la hemorroide.

Si nos duele demasiado y no soportamos tenerlo demasiado tiempo seguido podemos apartar el hielo durante unos segundos y volver a colocarlo después. Lo recomendable es tenerlo durante 20 minutos. Una solución es tenerlo durante 20 segudos y quitarlo durante 10 para soportar mejor el dolor.

Cuando sufrimos hemorroides es normal tener estreñimientoCuando sufrimos hemorroides es normal tener estreñimiento

Manzanilla

Esta planta es también conocida por sus diversas propiedades. Entre otras ayuda a combatir las hemorroides. Una forma de utilizarla es ingiriéndola en forma de té. Aun así también podemos probar a colocar varias bolsas, después de insertarlas en agua caliente, en la parte donde tenemos las hemorroides, es decir en la entrada del ano.

Facilitar la defecación

Cuando sufrimos hemorroides es normal tener estreñimiento. Además al defecar sentiremos un gran dolor por lo que incluso agradeceremos ese estreñimiento. Sin embargo no es nada beneficioso no defecar con asiduidad mientras sufrimos estas dolencias. Por ello es necesario ingerir alimentos que nos ayuden a defecar tales como fibra, o frutas como el kiwi por ejemplo. Así mismo deberemos evitar aquellos alimentos que producen estreñimiento tales como las grasas saturadas o las comidas picantes.

Suplementos orales

Cuando los remedos caseros no son suficientes podemos decantarnos por tomar algunas pastillas que nos ayuden a combatir las hemorroides trombosadas. Entre otros existe el Avatrol. Este contiene ingredientes naturales que ayudan a mejorar la circulación. Entre los compuestos que mejorar la circulación se encuentran el horse o el bioflavonoides cítricos, por lo tanto suplementos que los incluyan normalmente ayudarán a combatirlas.

Cremas farmaceúticas

También podemos utilizar ungüentos realizados específicamente para este tipo de dolencias. No son recomendables en todos los casos pero si no te han servido los remedios caseros y no quieres acudir al médico puedes intentar utilizarlos.

Esperamos que algunos de estos remedio te ayuden a combatir las hemorroides trombosadas. Si los has puesto en práctica y no funcionan no dudes en acudir a un especialista. Como hemos dicho cuando estas dolencias están demasiado desarrolladas puede ser my complicado eliminarlas sin procedimientos médicos.

Artículos recomendados