Menú
La ansiedad al dejar de fumar
DEJAR DE FUMAR

La ansiedad al dejar de fumar

Cuando se deja de fumar es probable que se sienta cierta ansiedad, pero puedes vencerla y ganar salud sin humos.

Irmina Merino Vidal

Durante la juventud son muchas las personas que empiezan a fumar. Quizás no sea durante estos primeros años de vida que se prueba el primer cigarrillo, pero es normal que saliendo de noche o pasando ratos con los amigos en la juventud se tengan ganas de probar cosas nuevas, como por ejemplo el tabaco.

El hecho de probar el tabaco no lleva a la adicción al mismo, pero son muchas personas año tras año las que empiezan a fumar. Aunque las campañas de sensibilización social son muchas, todavía existen muchas personas que no le tienen miedo a los efectos nocivos del tabaco o a las crudas imágenes que aparecen en los paquetes para que no se consuman.

El hecho de probar el tabaco no lleva a la adicción al mismoEl hecho de probar el tabaco no lleva a la adicción al mismo

Se debe también tener en cuenta que el precio del tabaco sube año tras año, pero esto no parece ser un inconveniente para aquellos que ya tienen la adicción. Por eso, es importante que seamos conscientes de que todos aquellos efectos nocivos de los que se nos advierte con respecto al tabaco son reales y que son muchas las muertes a diario por el cáncer de pulmón u otros problemas causados por esta adicción.

Así pues, si eres fumador y quieres dejar de fumar no dudes en dirigirte a tu médico o farmacia más cercana, porque ellos mejor que nadie podrán darte los mejores consejos o medicamentos para dejar de fumar. Aunque tus amigos o familiares hayan dejado de fumar y te recomienden algunos métodos, lo mejor siempre será que te pongas en manos de un especialista, ya que cada caso es diferente y cada persona puede reaccionar de un modo u otro al dejar de fumar.

Sin embargo, una de las sensaciones más comunes que tiene la gente al dejar de fumar es la ansiedad. Muchas personas encuentran que es una de las cosas con las que más difícil es lidiar, puesto que la ansiedad se caracteriza por ser un estado en el cual la persona afectada se encuentra nerviosa, con miedo e inquietud y con el que normalmente no sabemos como salir de él.

Con la ayuda de tu médico o farmacéutico conseguirás consejos para poder lidiar con esta ansiedad. Descubre cuáles pueden ser algunos de estos consejos para que te sea más sencillo dejar de fumar y poder lidiar con esta ansiedad con tal de no volver a recaer en el vicio.

Evitar la ansiedad cuando se deja de fumar

Muchas personas cuando dejan de fumar tienen la necesidad de tener algo en la boca, por eso se dice que ganan peso de golpe. No obstante, somos nosotros quienes debemos aprender a controlar esta ansiedad si no queremos engordarnos. Es normal que al dejarlo notes un nerviosismo que solamente podría calmarte el encender otro cigarrillo, por lo que deberás aprender a distraer tu mente haciendo otras cosas.

Por ejemplo, hay quienes creen que los chicles convencionales son una buena manera de lidiar con este nerviosismo y el masticarlos les ayuda también a no comer tanto. Otros creen que caramelos con palo, como una piruleta, les ayudan a tener las manos ocupadas al igual que la boca, de la misma manera que hacían al fumar.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos chicles y caramelos pueden contener altas cantidades de azúcares, lo que nos podría ayudar a ganar peso o a dañar nuestros dientes. Así pues, podemos optar por los chicles de nicotina, si es lo que nuestro médico o farmacéutico nos han recetado, como una de las maneras de lidiar con la ansiedad.

El hecho de dejar de fumar también nos ayudará a ganar saludEl hecho de dejar de fumar también nos ayudará a ganar salud

El hecho de dejar de fumar también nos ayudará a ganar salud, por lo que podemos aprovechar esta oportunidad para apuntarnos al gimnasio. Está demostrado que hacer ejercicio de forma moderada nos ayuda a lidiar con los nervios y a eliminar un poco la ansiedad, por lo que no dudes en ponerte en forma a la vez que dejas el vicio del tabaco.

En los casos en que la ansiedad sea muy extrema a la hora de dejar de fumar, no tengas miedo en hablar con tu médico y en pedir ayuda profesional. Quizás debas acudir a un psicólogo porque ya te causaban ansiedad otros eventos de tu vida, y no solamente el haber dejado de fumar. Piensa que la ansiedad puede llegar a ser una muy mala compañera para tu día a día, ya que no te dejará llevar una rutina normal y te hará preocupar y sufrir de manera innecesaria, algo que podría hacer daño también a tu salud física.

Este profesional de la salud te ayudará a encontrar la mejor manera para lidiar con tu ansiedad y, poco a poco, conseguirás dejar de fumar de una manera sana, para recuperar la felicidad que te mereces lejos de este hábito que tanto daño puede hacerle a tu salud.

Artículos recomendados

Comentarios