Menú
Claves para ser una persona mentalmente sana
BIENESTAR EMOCIONAL

Claves para ser una persona mentalmente sana

Si quieres ser una persona emocionalmente sana deberás tener la capacidad de tomar decisiones y adaptarte a los cambios, además de tener resiliencia. Descubre algunas claves para conseguirlo.

Sara Poyo Lorenzo

Ser una persona mentalmente sana significa tener la capacidad de tomar decisiones y saber adaptarse a los cambios del medio, es decir, tener un mínimo de flexibilidad y saber responder ante las adversidades de la vida.

Ser una persona mentalmente sana significa tener la capacidad de tomar decisionesSer una persona mentalmente sana significa tener la capacidad de tomar decisiones

Claves para ser una persona mentalmente sana

1) Haz ejercicio físico. Para ser una persona mentalmente sana también tienes que tener un cuerpo sano. Como ya sabes, mente y cuerpo están relacionados, de manera que es importante mantenerse en forma para asegurarnos una buena salud mental. Ser pasivos no está en nuestros gener y movernos un poco todos los días hará que todo nuestro cuerpo en general funcione mejor... y ¡sorpresa! el cerebro también forma parte de nuestro cuerpo. No hace falta que te mates a hacer deporte. Con 20 minutos de ejercicio diario es suficiente.

2) Aliméntate correctamente. Aporta a tu cerebro los alimentos de mayor calidad con el objetivo de nutrirlo y volverlo más rico. Olvídate de la comida rápida y los azúcares simples. Por otra parte opta por los siguientes alimentos:

-Nueces. Estos frutos secos son quizá los mejores para el cerebro. Tomar un puñado de nueces al día reduce el envejecimiento cerebral porque contienen sustancias neuroprotectoras como: ácido graso omega-3, vitamina E, varios tipos de antioxidantes y ácido fólico. Mejoran el rendimiento cognitivo de forma que las personas que se acostumbran a tomarlas frecuentemente procesan y trabajan más rápidamente con la información. Otros alimentos ricos en grasas omega-3 es el salmón, las anchoas y las sardinas . Piensa que nuestro cerebro está formado por un 60% de grasa.

-Verduras de hojas verdes, especialmente el brócoli. La colina es una de las sustancias que más interesan en este super alimento. Tiene la capacidad de retrasar el daño cognitivo y es un factor de protección frente a las demencias como el Alzheimer.También facilita el aprendizaje de conocimientos y habilidades motoras asi como la memoria. Otras fuentes de colina se puede encontrar en la coliflor y en los huevos, aunque en menor proporción.

-Apio y zanahorias. Una de las principales razones por las que el cerebro envejece es por la inflamación del mismo. La luteolina que encontramos en estas dos hortalizas tienen la capacidad de desinflamar y mejorar el rendimiento cognitivo.

-Grasas saludables provenientes del coco. Según las investigaciones de la doctora Mary Newport autora del famoso libro "Alzheimer's disease: What if there was a cure?" el aceite de coco es un alimento protector del cerebro porque contiene trigliriceridos de cadena media que el hígado convierte rápidamente en cetonas, uno de los principales combustibles del cerebro, ya que nuestro cuerpo funciona gracias a la glucosa. Según ella, este tipo de cetonas es especial porque puede incluso revertir el daño en las neuronas hasta cierto punto. Tomar unas 6 cucharaditas de aceite de coco cada día es suficiente para suplir las necesidades diarias.

3) Descansa el tiempo suficiente y huye del estrés. Lo recomendado son 8 horas diarias aunque muy poca gente lo cumple, es muy difícil hacerlo con el ritmo de vida que la mayoría llevan. Sin embargo, al menos plantéate las 7 horas. Por otro lado, aprende a mantener la calma en situaciónes de tensión. Si no tienes ni idea de cómo hacerlo puedes acudir a un terapeuta, a cursos especializados en el tema o empezar con algún tipo de ejercicio como el yoga o la meditación. La relajación progresiva basada en Jacobson es probablemente el mejor método para relajar el cuerpo y la mente simultáneamente y basta con un poco de práctica para dominarla (fácilmente alcanzable por todo el mundo independientemente de la edad).

4) Se curioso. ¿Tienes alguna duda? No esperes a que otra persona te la resuelva ¡hazlo tu mismo! Lee, infórmate, explora nuevas ideas, estudia por placer, en definitiva culturizate e intenta aprender algo nuevo cada día, no importa la cantidad, lo suficiente para no oxidarte. Abre tu mente e intenta expandir tus puntos de vista, no te apegues a una sola idea, camino o ideología, infórmate sobre el resto, compara y decide por ti mismo.

5) Relacionate con el mundo. El ser humano es un animal social y como tal tenemos la necesidad de relacionarnos con otras personas. Aislarnos del mundo solo nos hará infelices a largo plazo. El aislamiento que sufren las personas con trastornos mentales solo es reflejo de su sufrimiento y separarse de los demás solo empeora sus síntomas. El apoyo familiar y social reconforta a la persona, la hace empática y más emocionalmente sana. A su vez el intercambio intelectual con otras personas mantiene nuestro cerebro activo. Con cuanta más gente diferente se relacione una persona más dinámico, abierto y flexible se volverá su cerebro. Si siempre nos rodeamos con personas afines a un único punto de vista podemos caer en el error de volvernos dogmáticos.

6) Conócete a ti mismo. Aprende a identificar tus emociones. Reconocer como nos sentimos facilitará el tipo de respuestas que tenemos que dar ante una determinada situación. Además que también así preevemos cuales son las situaciones que nos hacen perder el control y así evitarlas.

Asimismo identifica tus fortalezas y debilidades para sacarles partido. Puedes empezar realizando una lista de aquella cosas que te gustaría cambiar y elaborar un pequeño plan de acción para ello, con objetivos a corto, medio y largo plazo. A su vez, escribe en otra lista tus putnyos fuertes y felicítate por ellos.

Las experiencias que hemos vivido son una fuente de conocimiento que nos permitirá evolucionar y mejorar en el futuroLas experiencias que hemos vivido son una fuente de conocimiento que nos permitirá evolucionar y mejorar en el futuro

7) Huye de las personas tóxicas. Si te rodeas de gente negativa que solo te hace sentir mal acabarás igual que ellos, por eso, por mucho que te duela es mejor dejar de ver a esas personas en la medida de lo posible. No se trata de romper completamente la relación si ha sido alguien que siempre ha estado en tu vida, sin embargo, plantéate verlas tan frecuentemente.

8) Aprende del pasado. Las experiencias que hemos vivido son una fuente de conocimiento que nos permitirá evolucionar y mejorar en el futuro, sin embargo, si hacemos caso omiso tenderemos a volver a caer en el mismo error. Una persona mentalmente sana aprende a identificar las situaciones que le produjeron algún tipo de perjuicio en el pasado y hacen lo posible por no repetir sus actos. Como suele decirse: la locura es hacer siempre lo mismo esperando un resultado diferente.

Artículos recomendados

Comentarios