Menú
PROBLEMAS OCULARES

Todo lo que tienes que saber sobre los orzuelos

Los orzuelos son más comunes de lo que te imaginas, descubre todo lo que debes saber sobre ellos.

Sara Vidal Pérez

Los orzuelos se localizan en los párpados. Se tratan de glándulas inflamadas, algunas con color rojizo, que aparentan ser granos ya que segregan grasa o sebo. Habitualmente son sensibles al tacto y bastantes molestas a la hora de parpadear. Dependiendo del tamaño pueden incluso afectar a la vista de manera temporal.

El principal síntoma es la inflamación de una de las zonas del párpadoEl principal síntoma es la inflamación de una de las zonas del párpado

¿Cuáles son los principales síntomas que presentan?

El principal síntoma es la inflamación de una de las zonas del párpado, es habitual que se sitúen en los bordes de los mismos. Además, el ojo puede mostrarse más sensible a la luz. Normalmente, se produce un lagrimeo del ojo puesto que se tiene la sensación de molestia e irritabilidad que puede producir escozor.

¿Existen tipos de orzuelos?

Los orzuelos se consideran protuberancias de los párpados. En realidad, sólo existen dos tipos de orzuelos, orzuelo interno o externo, aunque también existen tipos de protuberancias, como quistes que contienen líquido o papilomas que no causan daños pero si molestias en la visión.

El orzuelo externo es inofensivo y es el que aparece más a menudo. Sin embargo, el orzuelo interno puede requerir una intervención quirúrgica si se presenta de forma peligrosa para la salud del ojo.

¿Cuáles son las causas de la aparición de los orzuelos?

La inflamación de las glándulas localizadas en el párpado puede deberse a la acumulación de bacterias, conocidas como estafilococo. Estas bacterias causan un bloqueo de las glándulas. Esta es la causa más común. Sin embargo, existen otros factores como los cambios hormonales o el estrés.

Además, puede producirse una inflamación persistente del ojo conocida como blesfaritis que favorece la formación de orzuelos y es más común en personas quienes tienen la piel más grasa. La diferencia de este problema y el orzuelo es que la blesfaritis es una condición crónica y regresiva que produce ojos rojos y caída de las pestañas.

Prevención para la formación de orzuelos:

La aparición de los orzuelos es impredecible aunque si se pueden tomar medidas para evitar la formación de los mismos. La higiene del ojo y alrededores es fundamental para evitar cualquier problema o enfermedad visual. Es importante mantener las manos limpias antes de tocar la zona para evitar la acumulación de las bacterias.

Otra recomendación es reducir el uso de maquillaje en la zona y, cuando este se aplique, limpiar los ojos antes de dormir para que la suciedad no se extienda durante la noche.

Para las personas que son propensas a sufrir orzuelos o problemas en el ojo, es recomendable que hagan una limpieza exhaustiva y cuidadosa a diario.

¿Existe tratamiento para los orzuelos?

Los orzuelos pueden tratarse con ungüentos caseros. Si bien es importante no tratar de explotar la glándula inflamada para que la grasa acumulada salga. Es necesario que el líquido o la grasa que contiene el orzuelo desaparezca de manera progresiva, sin acelerar el proceso.

Además, durante el tratamiento se debe evitar usar maquillaje o lentillas, puesto que pueden perjudicar o interrumpir el proceso de curación.

El tratamiento casero más eficaz es la humedad. Para ello, se pueden usar telas o paños mojados y calentarlos para después aplicarlos en la zona afectada. Este proceso se puede realizar dos o tres veces al día pero el tiempo de aplicación no debe superar los quince minutos. Además de este tratamiento casero, el orzuelo puede curarse mediante antibióticos recetados por el médico que se suelen presentar en forma de gotas. Son muy útiles y contribuyen a prevenir conjuntivitis.

Los orzuelos no traen consigo ninguna consecuencia grave, ya que son benignos. Su duración dependerá de la reacción del ojo ante el tratamiento pero suele curarse en un período máximo de 20 días.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Aunque la curación del orzuelo suele ser exitosa y no conlleva complicaciones, pueden aparecer algunos síntomas que requieran la intervención de un médico. Asimismo, algunos de estos síntomas afectan directamente a la función que realiza el ojo provocando problemas de visión o enrojecimiento del mismo.

Otro síntoma que puede alarmar a la persona que sufre el orzuelo es el sangradoOtro síntoma que puede alarmar a la persona que sufre el orzuelo es el sangrado

Otro síntoma que puede alarmar a la persona que sufre el orzuelo es el sangrado que se produce en el mismo. Cuando aparezca es importante acudir al médico inmediatamente puesto que es posible que el orzuelo haya empeorado.

Por otro lado, otros de los síntomas que debe estudiar un médico son:

- Presentación de ampollas en el párpado.

- Aparición de costras o escamas en los párpados.

- Extrema sensibilidad a luz.

- Reaparición del orzuelo tras la curación del anterior.

- Engrandecimiento de la inflamación del párpado.

- Exceso de dolor en la zona en la que se localiza el orzuelo.

- Aumento de la secreción de lágrimas.

- Empeoramiento del orzuelo tras realizar los cuidados pertinentes.

Si aparece algún otro síntoma que produce molestias o preocupación no dude en acudir al médico para que éste le explique cuál es el mejor tratamiento y seguimiento del orzuelo. Asimismo, si la curación del orzuelo dura más de 20 días también es aconsejable que se acuda al médico para evitar cualquier otra posible complicación.

Artículos recomendados

Comentarios