Menú
Cómo calmar el dolor de los juanetes

PODOLOGÍA

Cómo calmar el dolor de los juanetes

Si te duelen los juanetes de los pies, no te pierdas estos consejos para calmar el dolor que producen y el malestar.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Un juanete es una deformidad ósea y de los tejidos blandos del pie que puede causar dolor constante en la persona afectada. El término de juanete significa 'golpe' y esto describe su aspecto característico en el lado del pie. El dolor del juanete es causado por la inflamación que está ocurriendo en los tejidos de la articulación del dedo del pie. Estos tejidos se estiran a medida que los huesos se desplazan a la posición de la deformidad.

Un guante también puede frotar contra los zapatos apretados y que se cree una mayor irritación y por tanto, además de sentir el dolor del juanete por su deformidad también se sienta irritación a causa del calzado.

Consejos para calmar el dolor

Como con cualquier otro dolor de pie, es necesario buscar atención médica que te indique lo que mejor puedes hacer para mejorar el dolor y el malestar que sientes. Pero además de esto, también tienes estos consejos para reducir el dolor de tu juanete de forma significativa.

Meter los pies en agua fresca es una forma fácil de calmar los pies irritados y doloridosMeter los pies en agua fresca es una forma fácil de calmar los pies irritados y doloridos

Pon los pies en remojo

Meter los pies en agua fresca es una forma fácil de calmar los pies irritados y doloridos. Cualquier lugar con agua fresca te ayudará. Si además metes en el agua unas cucharadas de sal o de productos preparados para los juanetes, o simplemente sales de baño, será suficiente. Llena el recipiente con agua hasta que te llegue por los tobillos. Mete tus pies unos 15 minutos para comenzar a sentir el alivio en tus pies.

Un poco de hielo

Aplicar hielo puede ayudar a aliviar la inflamación. Tendrás que asegurarte de utilizar el hielo dentro de una bolsa o dentro de un trapo y no aplicarlo nunca directamente sobre la piel. Hiela el área del juanete varias veces al día durante 20 minutos cada vez que sientas molestias.

Estiramientos

Otro consejo es estirar el dedo del pie con unos ejercicios de estiramientos. Es una forma adecuada de tratar las articulaciones doloridas, y esto también incluye los dedos de los pies. 

Mientras te sientes en una posición cómoda agarra el dedo de tu pie y tira suavemente a través de un cómodo movimiento, mantén 30 segundos el dedo estirado y repite un par de veces más. Intenta estirar suavemente el dedo del pie del dedo siguiente, también sosteniéndolo durante 30 segundos y repitiéndolo. Por ejemplo, si tienes un juanete en el lado del dedo gordo del pie, coge el dedo gordo del pie y estíralo y el segundo dedo del pie a continuación. Si notas que el dolor empeora, para de hacer el ejercicio y acude a tu médico.

Un juanete por lo general conduce a un ensanchamiento gradual del antepiéUn juanete por lo general conduce a un ensanchamiento gradual del antepié

Aplica un analgésico tópico

Existen geles y cremas tópicas que sirven para aliviar el dolor y que puedes comprar en cualquier farmacia. Muchos de estos productos tienen mentol e ingredientes que te ayudarán a tener una sensación de enfriamiento. Habla con tu farmacéutico para saber qué tipo de crema o gel es más eficaz.

Cambia el calzado

Ten en cuenta que tienes un juanete cuando te compres calzado y no te fijes solo en aquel calzado que crees que es más bonito. Además debes tener en cuenta el tamaño de tus pies cuando te compres zapatos nuevos ya que pueden ir cambiando de forma a lo largo de tu vida. Antes de comprarte unos zapatos siempre es mejor que te los pruebes y que compruebes que caminas cómodamente sin sentir dolor.

Un juanete por lo general conduce a un ensanchamiento gradual del antepié, lo que requiere un calzado de mayor tamaño para mayor comodidad. Cuando pienses en zapatos de vestir para pies de juanete, puedes imaginarte esos zapatos ortopédicos de estilo antiguo, pero ten la seguridad de que hay muchos más estilos de moda para elegir... No son todos feos y anticuados. Lo que importa sobre todo es la comodidad en tu pie y que sientas el menor dolor posible cuando camines.

Artículos recomendados