Menú
La vitamina D y el dolor de las articulaciones

VITAMINAS

La vitamina D y el dolor de las articulaciones

En este artículo, observamos la evidencia de un vínculo entre la vitamina D y el dolor articular. 

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La vitamina D es un nutriente vital para la salud ósea. Varios estudios muestran que los niveles bajos de vitamina D pueden causar un mayor dolor articular y muscular, aunque los estudios no son concluyentes. Pero la deficiencia de la vitamina D puede afectar a la salud física y mental de las personas. Hay quienes tienen bajos los niveles de vitamina D y no se dan ni cuenta.

Los síntomas físicos de la deficiencia de esta vitamina pueden incluir dolores musculares, dolores en las articulaciones e incluso, dolores de la artritis reumatoide, que suele ocurrir en las rodillas, piernas y/o caderas.

La necesidad de la vitamina D

La vitamina D es un nutriente que te ayuda a que se regule la cantidad de calcio en el cuerpo, es crucial para la salud ósea. Si tienes deficiencia de vitamina D tus hijos se pueden debilitar y que padezcas osteomalacia en adultos y raquitismo en niños. La vitamina D también puede ayudar a prevenir la osteoporosis, que es otra condición que debilita los huesos. Además, la falta de esta vitamina puede afectar el sistema inmune y tenerla en niveles correctos, puede ayudar a controlar afecciones autoinmunes como la diabetes de tipo 1, la esclerosis múltiple, entre otros.

Síntomas de deficiencia de vitamina D

Los síntomas que te pueden indicar la deficiencia de vitamina D varían de una persona a otra, pero existen algunos síntomas más característicos que son los siguientes:

La vitamina D es un nutriente que te ayuda a que se regule la cantidad de calcio en el cuerpoLa vitamina D es un nutriente que te ayuda a que se regule la cantidad de calcio en el cuerpo

-Fatiga

-Dolor en las articulaciones

-Dolor muscular y debilidad

-Dolor de huesos

-Problemas respiratorios

-Preocupaciones neurológicas

-Estado de ánimo bajo

La vitamina D y el dolor en las articulaciones

La vitamina D es necesaria para la función correcta de los huesos y los músculos, incluso puede tener efectos antiinflamatorios. Muchas personas que tienen niveles correctos de vitamina D pueden conseguir un alivio en el dolor de sus articulaciones, sobre todo cuando tienen inflamaciones en ellas.

Existen investigaciones que relaciona la vitamina D con la artritis reumatoide, que es la afección inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones. Una revisión de los estudios en 2016 mostró que las personas que tenía artritis reumatoide tenían menos vitamina D en la sangre que aquellas personas que no la tenían.

Un estudio de 2012 sugiere que la deficiencia de la vitamina D puede ser un factor de riesgo para la apariciones de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, que puede aumentar la gravedad de la afección.

Hay médicos que envían a sus pacientes suplementos de vitamina para prevenir la osteoporosisHay médicos que envían a sus pacientes suplementos de vitamina para prevenir la osteoporosis

Hay médicos que envían a sus pacientes suplementos de vitamina para prevenir la osteoporosis. Los pacientes con artritis reumatoide tienen un mayor riesgo de fracturas y sienten un mayor dolor en las articulaciones, por eso se utilizan los suplementos.

Además, la vitamina D también puede ayuda a mejorar el estado de ánimo y los síntomas de las personas que padecen depresión. Aunque en 2015 hubo otro estudio que concluía dejando claro que no hay evidencia demasiado fuerte como para establecer un vínculo definitivo entre la deficiencia de la vitamina D y las condiciones de color crónico de artritis reumatoide. Se necesitan más estudios.

Cómo obtener vitamina D de forma natural

Hay dos formas de obtener la vitamina D de forma natural esto es a través del sol o de los alimentos. En el primer caso cuando la piel desnuda se expone al sol, se puede producir vitamina D de forma natural a partir de la luz ultravioleta. Es necesario tener en cuenta que una sobreexposición puede causar daño a la piel y aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel.

En el caso de los alimentos tendrás que tener en cuenta los que son ricos en vitamina D para incluir en tu dieta como por ejemplo: pescado azul (salmón, caballa o atún), leche enriquecida en vitamina D, yemas de huevo, cereales fortificados en vitamina D.

Artículos recomendados