Menú
11 consejos para caminar si te duelen las rodillas

DOLOR EN LAS RODILLAS

11 consejos para caminar si te duelen las rodillas

Si te duelen las rodillas pero quieres caminar, no te pierdas estos consejos para que lo hagas sin dolor y sin poner en riesgo tu salud.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si te duelen las rodillas pero te gusta caminar y no quieres renunciar a hacerlo, tendrás primero que hablar con tu médico para saber qué tipo de dolor, la causa que lo provoca y el tratamiento que tienes que seguir para mejorar esa dolencia. Una vez que tengas esto claro, no te pierdas los siguientes consejos para caminar y que al mismo tiempo puedas sentir alivio en tus rodillas.

¿Qué tienes que recordar?

  1. Zapatos correctos. Los mejores zapatos para las rodillas son los planos y flexibles como los zapatos deportivos pensados para caminar. Evita los tacones altos (acumulan presión en la rodilla), los zapatos muy cerrados por delante y los que pesen demasiado. Busca zapatos que tengan una base ancha en los dedos.

  2. Zapatos ortopédicos. Los zapatos ortopédicos de venta libre te pueden dar una buena amortiguación y apoyo. Habla con tu médico para saber si son buena opción para ti.

  3. Calienta antes de caminar. Comienza con un ritmo fácil o despacio. Después puedes acelerar el ritmo cuando hayan pasado algunos minutos y sientas que ya eres capaz de hacerlo.

  4. Los mejores zapatos para las rodillas son los planos y flexibles Los mejores zapatos para las rodillas son los planos y flexibles

  5. Elige un suelo suave. Mientras que caminar tiene un impacto más bajo que correr, aún puede resultarte difícil en terrenos sinuosos. Caminar por senderos de superficie natural es más complicado en las articulaciones. Aunque pueden ser desiguales, eso también te da más equilibrio al hacer ejercicio de forma natural durante la caminata. Para superficies uniformes, elige una pista de cemento. El asfalto también es más fácil para tus articulaciones. Caminar en centros comerciales o en parques también suelen ser buenas opciones.

  6. Aumenta el tiempo de caminar. Si eres nuevo en esto de salir a caminar, puedes aumentar el tiempo siguiendo un plan de caminata para principiantes. Puedes dividir la caminata en segmentos de 10 minutos con el objetivo de caminar 30 minutos al día. Puedes comenzar a un ritmo fácil o moderado a medida que aumentas la resistencia. El objetivo es caminar de manera enérgica que te haga respirar más fuerte de lo normal.

  7. 6000 pasos al día como mínimo. Las personas con dolor de rodilla con osteoartritis se benefician de caminar 6000 pasos al día. Si utilizas un podómetro para contar tus pasos te será más sencillo saber cuánto estás caminando. Si aumentas los pasos y no te duele la rodilla, aún será mucho mejor para tu salud.

  8. Piensa en la hora del día para caminar. Si por la mañana sueles tener más dolor en las piernas, entonces no será un buen momento para ir a caminar. Disfrutarás más de las caminatas cuando tengas menos dolores y esto te ayudará a mantenerte constante. Quizá a primera hora de la tarde sea perfecto para ti.

  9.  Si se te inflaman un poco las rodillas puedes usar paños de agua fría Si se te inflaman un poco las rodillas puedes usar paños de agua fría

  10. Paños fríos después de caminar. Si se te inflaman un poco las rodillas puedes usar paños de agua fría en tus rodillas después de caminar. Esto te ayudará a reducir la inflamación y a sentir más alivio.

  11. Bastones para caminar. Algunas personas se benefician de usar bastones para caminar porque esto les ayuda a mantener la estabilidad y a reducir la fatiga de las articulaciones cuando caminan. Los bastones pueden ser útiles para ti dependiendo de tu condición, habla con tu médico para saber si es más un beneficio que una desventaja.

  12. Pierde peso. Si tienes sobrepeso, perder algunos kilos puede reducir el estrés en tus rodillas y aliviar el dolor. La dieta es la manera más efectiva de perder peso cuando se siente dolor en las rodillas. Podrás caminar mejor y hacer ejercicio sin dolor cuando hayas perdido el exceso de peso que te sobra.

  13. Muévete en otros momentos del día también. Tienes que levantarte y moverte cada 15 minutos. Esto podrá mantener el líquido articular en movimiento y nutrirá tus rodillas. Incluso un minuto solo puede ayudarte a reducir los riesgos para la salud de estar sentado. Tus articulaciones necesitan movimiento constante para mantenerse sanas todo el tiempo.

Artículos recomendados