Menú
Todo lo que debes saber sobre el cáncer de testículo

CÁNCER

Todo lo que debes saber sobre el cáncer de testículo

El cáncer de testículo no suele ser el más frecuente dentro de la población masculina, sin embargo los datos indican que es el más habitual entre los jóvenes de menos de 30 años

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El cáncer de testículo no suele ser el más frecuente dentro de la población masculina, sin embargo los datos indican que es el más habitual entre los jóvenes de menos de 30 años. Es por ello que hay que estar muy atento a sus posibles síntomas y acudir lo más rápido posible al hospital en el caso de tener cierta certeza de sufrir tal tipo de cáncer.

El cáncer de testículo

Este tipo de cáncer se produce cuando resulta dañado el tejido sano propio del testículo, llegando a perjudicar el que funcione de una manera correcta. Lo normal es que dicho cáncer afecte únicamente a uno de los testículos y suele afectar a hombres jóvenes de entre los 20 y los 30 años. Es clave el detectarlo a tiempo, ya que en un tanto por ciento bastante alto se suelen curar por completo.

Los síntomas del cáncer de testículo

Este tipo de cáncer no suele provocar síntomas en el paciente, siendo lo más distintivo la aparición de un pequeño bulto en la zona o un cambio importante en el tamaño de dicho testículo. De ahí que sea casi obligado el someterse a revisiones periódicas al llegar a una determinada edad.

Este tipo de cáncer se produce cuando resulta dañado el tejido sano propio del testículoEste tipo de cáncer se produce cuando resulta dañado el tejido sano propio del testículo

Aparte de lo citado antes, hay otra serie de síntomas que pueden llegar a alertar de que el hombre sufre cáncer de testículo:

  • Acumulación excesiva de líquido en la zona del escroto.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Ciertos dolores en alguno de los testículos.

En el caso de padecer alguno de estos síntomas, es importante el acudir al urólogo para observar si se trata de un tumor en el testículo.

Algunos factores de riesgo del cáncer de testículo

  • Algún antecedente en la familia que haya sufrido este tipo de tumor.
  • El sufrir o haber padecido un problema como la criptorquidia. Se trata de una afección en la que uno de los testículos ha tenido problemas en su desarrollo.
  • Otro factor de riesgo se debe al caso de que el tumor de un testículo se termine desarrollando en el otro.

Cómo diagnosticar un cáncer de testículo

Aparte de la exploración realizada por el profesional, se suelen realizar otra serie de pruebas a la hora de diagnosticar esta clase de tumor. La más fiable y usada es el ecografía del escroto. Gracias a dicha ecografía se puede saber a tiempo si el paciente sufre tal tumor en el testículo y tratarlo de una manera precoz.

Tratamiento del cáncer de testículo

A la hora de tratar este tipo de cáncer, el paciente sufre una extirpación del testículo afectado. Teniendo en cuenta el estado de dicho tumor, el paciente puede llegar a precisar quimioterapia o radioterapia. En el caso de que la persona logre superar tal tumor, debe realizar un seguimiento de al menos cinco años para corroborar de que la curación ha sido completa y no hay peligro de que se llegue a reproducir tal tumor.

A la hora de tratar este tipo de cáncer, el paciente sufre una extirpación del testículo afectadoA la hora de tratar este tipo de cáncer, el paciente sufre una extirpación del testículo afectado

Muchos hombres se llegan a preguntar si la extirpación de uno de los testículos puede llegar a afectar de una manera negativa a la fertilidad. En un principio, ello no debería afectar en nada a la función reproductora del paciente.

En definitiva, es muy importante que los hombres a partir de los 30 años se realicen una exploración frecuentemente en la zona de los testículos. Si se sospecha de algo, es esencial el acudir con la mayor celeridad posible a la consulta del urólogo.

Como has podido comprobar, es clave una detección a tiempo, ya que el tanto por ciento de curación en tales casos es bastante alta. Aunque no se trata de un tumor que sea bastante habitual entre los hombres, hay que indicar que su tasa de incidencia es bastante alta en los menores de 30 años.

Artículos recomendados