Menú
Científicos españoles descubren cómo frenar el cáncer cerebral más peligroso

STOP CÁNCER

Científicos españoles descubren cómo frenar el cáncer cerebral más peligroso

Científicos españoles descubren cómo frenar el cáncer cerebral más peligroso, te contamos estos interesantes hallazgos.

Ángela María de Toro Martín

Una proteína asociada con el Alzheimer protege ante los tumores cerebrales más letales. Lo ha descubierto un equipo de investigadores de la Fundación CIEN, situada en la capital española. La protagonista es TAU, una proteína que ha pasado de ser la principal sospechosa de causar enfermedades neurodegenerativas a tener un efecto protector capaz de frenar el desarrollo del cáncer cerebral, también conocido como glioma. A continuación, toda la información necesaria sobre esta enfermedad:

¿Qué es el cáncer?

El término cáncer engloba un grupo numeroso de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo de células anormales, que suelen mutar mediante la división o crecimiento y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. No todos los tumores son malignos, sino que existen otros que crecen a un ritmo lento sin afectar a órganos vitales. Estos son conocidos como benignos.

En los últimos 20 años, el diagnóstico de cáncer ha aumentado paulatinamente. No obstante, de la misma forma que han crecido los casos, el riesgo de mortalidad ha ido disminuyendo de manera considerable. La supervivencia media de una enfermedad como esta es superior a más de cinco años de vida en el 50% de los casos, aunque aquellos que están muy avanzados hacen que esta se reduzca a menos de un año.

¿Cómo se diagnostica y qué aspecto tiene?

Gracias a los grandes avances en la medicina, los cánceres se diagnostican cada vez más con más adelanto, algo imprescindible para que el tratamiento sea más efectivo, incluso en fases en las que aún ni siquiera se tiene síntomas. Las manifestaciones derivadas debido a la presencia de un tumor pueden ser varias; desde un bulto de rápido crecimiento hasta síntomas como la tos persistente o sangrado digestivo.

Gracias a los grandes avances en la medicina, los cánceres se diagnostican cada vez más con más adelantoGracias a los grandes avances en la medicina, los cánceres se diagnostican cada vez más con más adelanto

Sea como fuere, es preciso señalar que la gran mayoría de estos signos también coinciden con otro tipo de enfermedades más comunes. Generalmente, el diagnóstico es diferencial al de otras enfermedades. Se suele comenzar por la anamnesis; que no es más que un interrogatorio médico y una exploración física. Posteriormente tendrán lugar una serie de análisis y pruebas; como radiografías.

Para finalizar es imprescindible la conformación histológica, llevada a cabo por un patólogo que analiza el tumor a través de un microscopio, siendo necesario extraer una muestra del tejido tumoral para analizarla con los procedimientos oportunos.

El cáncer cerebral y el descubrimiento de la proteína TAU

Los gliomas suponen únicamente el 2% de los tumores cerebrales, pero es cierto que son responsables del 7% de todas las muertes que causa el cáncer. Solo en España, alrededor de 3.000 personas mueren cada año a causa de este tipo de tumores.

El cáncer cerebral tiene diferentes episodios, medidos según la agresividad que puedan causar en la persona que lo padece. Hasta que no se alcanza el grado tres, los tumores han avanzado poco y, relativamente, son bastante tratables, con una supervivencia estimada de unos quince años.

El cáncer cerebral tiene diferentes episodiosEl cáncer cerebral tiene diferentes episodios

Sin embargo, en el caso de sobrepasar el grado mencionado, los tumores se convierten en glioblastomas, uno de los tipos de cáncer más letales. A ello se suma la poca efectividad de los tratamientos disponibles. El cáncer cerebral en episodios avanzados acaba con la vida de los pacientes en menos de quince meses. Un misterio que desde Sanidad tratan de encontrarle soluciones parciales o completas mediante la constante investigación.

En todo caso, este hallazgo por parte de científicos españoles se basa fundamentalmente en una tesis; que la capacidad del tumor para generar nuevos vasos sanguíneos aberrantes para obtener nutrientes es fundamental para que in glioma se haga más agresivo. Dicho en corto, se ha demostrado que la presencia o no de la proteína TAU es fundamental para que un glioma se haga más o menos agresivo. Cuando la cantidad de esta proteína disminuye, los tumores llegan a convertirse mucho más agresivos. En cambio, la proteína TAU está presente en gliomas menos dañinos.

Para esta investigación, el conjunto del equipo ha utilizado muestras de cáncer cerebral de 180 pacientes de diferentes hospitales de España. En un experimento con células de pacientes con glioma y con ratones que sufren este tipo de tumores, se ha descubierto que un fármaco es capaz de imitar el papel protector de la proteína mencionada, para frenar así el avance de los gliomas y hacer que la quimioterapia sea únicamente utilizada en casos de extremo avance, que como sabemos provoca efectos secundarios al paciente. Un descubrimiento que abre una nueva vía de exploración para buscar nuevos tratamientos, que puedan, incluso, complementarse con otros ya existentes.

¿Sirve este descubrimiento para algo más que el cáncer cerebral?

Se cree que sí. Los científicos que han descubierto la proteína TAU creen que puede ser una llave entre el Alzheimer y el cáncer. Según ellos, uno de los objetivos a partir de aquí es entender si esa llave funciona también a la inversa y puede ofrecer algún tipo de esperanza en enfermedades neurodegenerativas que sufren más de 50 millones de personas en todo el mundo, una cifra que se espera que se triplique de aquí a 2050 debido a los hábitos de vida actuales, pero sobre todo al envejecimiento de la población, ya que enfermedades como el Alzheimer está relacionada con personas de edad más avanzada.

Los cánceres son enfermedades que son debidas al efecto combinado de factores genéticos y ambientalesLos cánceres son enfermedades que son debidas al efecto combinado de factores genéticos y ambientales

Una enfermedad, que, aunque se descubrió hace más de un siglo, todavía no existe ningún tratamiento efectivo a pesar de que grandes compañías farmacéuticas han invertido en este tipo de investigaciones sumas millonarias para intentar desarrollar fármacos efectivos.

¿Es hereditario el cáncer?

Los cánceres son enfermedades que son debidas al efecto combinado de factores genéticos y ambientales. Es muy pequeña la probabilidad de padecer cáncer hereditario. Se estima que únicamente ocurre en el 5 % de todos los casos. Los cánceres hereditarios son el resultado de mutaciones de algunos genes concretos.

Sin embargo, la identificación de familias con posibles cánceres que han podido heredar es muy importante, ya que los miembros familiares podrían beneficiarse de medidas eficaces como la detección precoz e incluso la prevención de los tumores. Es habitual observar en diferentes miembros de la familia algún cáncer parecido o del mismo tipo.

Los tipos de cáncer más comunes y letales del mundo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los tipos de cáncer más comunes en el mundo son el cáncer de pulmón, el cáncer colorrectal, el cáncer de próstata, el de piel y el de estómago.

Aunque haya muchos casos, los tipos de cáncer más comunes no necesariamente son los que más muertes generan. No obstante, alguno de estos tipos de cáncer sí fueron los que más muertes produjeron en estos dos últimos años, según ha informado la OMS.

Los científicos que han descubierto la proteína TAU creen que puede ser una llave entre el Alzheimer y el cáncerLos científicos que han descubierto la proteína TAU creen que puede ser una llave entre el Alzheimer y el cáncer
  • La causa más común del cáncer de pulmón es el consumo de cigarrillos. Fumar causa cerca del 90% de estas muertes. Una práctica que causa casi medio millón de fallecidos cada año solo en Estados Unidos.

  • El cáncer colorrectal cobró la vida de 862.000 personas en 2018. Afecta directamente a gran parte del aparato digestivo, el colon y el recto. Es un cáncer fuertemente relacionado con los antecedentes familiares. En su mayoría lo sufren personas mayores de 50 años.

  • El cáncer de estómago se presenta cuando se forman cancerosas en el revestimiento del estómago. Es un cáncer que puede aparecer en diferentes zonas del aparato digestivo, lo que puede hacer que los tratamientos varíen según se encentren en un lado u otro.

  • El cáncer hepático se ve relacionado directamente con el hígado, el órgano interno más grande del cuerpo. Debido a que realiza multitudinarias funciones vitales, no se puede vivir sin él. Un órgano que además es susceptible porque el cáncer de otros órganos puede hacer metástasis o diseminarse al hígado, especialmente uno: el colorrectal. Algunos tratamientos para esta enfermedad son la cirugía, la radioterapia, inmunoterapia o quimioterapia, entre otros.

  • No podemos olvidarnos de uno de los cánceres más comunes, el de mama. Es el más frecuente en las mujeres en todo tipo de países. Representa el 15% de los cánceres femeninos. Si se detecta temprano, el cáncer de seno puede ser una enfermedad mejorable, pero sigue siendo la principal causa de muerte entre mujeres. Afortunadamente las tasas de supervivencia son notablemente altas debido a los grandes avances médicos.

El cáncer en cifras

Una de cada tres mujeres y uno de cada dos hombres desarrollarán cáncer en España en algún momento de su vida. Son los datos de la Asociación Española Contra el Cáncer. Gracias a la investigación, la supervivencia en cáncer se ha incrementado un 20% durante las dos últimas décadas.

Esta mejora en los resultados proviene del desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico precoz y tratamientos más específicos y eficaces que se han desarrollado gracias a múltiples investigaciones, que son el motor para conseguir que el cáncer será una enfermedad prevenible y curable. Esta Asociación destina alrededor de 3 millones de euros a año para investigar cánceres poco frecuentes. Cada ciudadano tiene la posibilidad de contribuir con estas investigaciones de forma voluntaria mediante donaciones.

Investigaciones como esta permiten encontrar algunos tipos de cáncer antes incluso de la aparición de síntomas. Con ella también se logra el diseño de una nueva generación de tratamientos que vayan dirigidos específicamente a eliminar las células tumorales o identificar opciones terapéuticas alternativas para eliminar los tumores más importantes.

Artículos recomendados