Menú
Por qué no controlas tu vejiga al toser

VEJIGA

Por qué no controlas tu vejiga al toser

Tanto hombres como mujeres pueden encontrar ciertos problemas en su control de vejiga al toser, ¿por qué ocurre?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Son muchas personas, sobre todo mujeres, que de repente un día, empiezan a toser y se les escapa el pipí. Esto resulta aún más evidente en aquellas mujeres que han tenido uno o más de un parto vaginal. Los problemas de control de la vejiga son problemas que le ocurren tanto a hombres como a mujeres. 

Muchas mujeres pierden orina cuando se ríen con fuerza, tosen o estornudan. Los hombres también tienen esta dificultad, pero el problema es mucho más común en las mujeres. La fuga puede ser un problema pequeño o grande. Los médicos creen que aproximadamente la mitad de todas las mujeres adultas experimentarán este problema en algún momento de sus vidas. Las causas de la falta de control de la vejiga al toser varían y determinarán el tratamiento.

De cualquier modo, si eres una persona que ha perdido el control de la vejiga en estas pequeñas acciones pero muy cotidianas como toser o reír, entonces, es necesario que sigas leyendo para comprender por qué te ocurre pero sobre todo, para saber qué tipo de tratamiento es mejor para ti en tu caso concreto.

Una infección del tracto urinario puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del tracto urinarioUna infección del tracto urinario puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del tracto urinario

Infecciones del tracto urinario

Una infección del tracto urinario puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del tracto urinario, desde la vejiga, los riñones, los uréteres y la uretra. Las infecciones del tracto urinario son causadas por bacterias y las mujeres tienden a contraerlas con más frecuencia que los hombres, porque la uretra es más corta y está más cerca del ano.

Factores como la diabetes, la incontinencia intestinal, el agrandamiento de la próstata, los cálculos renales y el embarazo aumentarán el riesgo de desarrollar una infección del tracto urinario. La infección irritará los nervios de la vejiga y hará que la vejiga se contraiga sin previo aviso. Este tipo de incontinencia desaparecerá una vez que la infección se haya curado.

Apoyo pélvico

Los órganos pélvicos se mantienen en su lugar mediante tejidos y músculos. Los problemas de soporte ocurrirán cuando estos tejidos estén estresados o debilitados por el embarazo, el parto o el envejecimiento. A medida que los órganos se hunden fuera de lugar, presionan la vagina, lo que dificulta el paso de la orina o provoca fugas durante la tos y los estornudos.

Anormalidades estructurales

Las anormalidades estructurales específicas también harán que tanto hombres como mujeres pierdan orina al toser o estornudar. Algunas de estas anormalidades se resuelven espontáneamente, como el embarazo o la impactación de las heces. 

Otros, como la debilidad del esfínter, el prolapso pélvico o las anomalías en la estructura del tracto urinario, requieren tratamiento para poder resolverse. El debilitamiento del esfínter, los músculos circulares de la vejiga que son responsables de abrir y cerrar la uretra, puede ocurrir después de una cirugía de próstata en hombres, cirugía vaginal en mujeres o con edad avanzada.

Muchas mujeres pierden orina cuando se ríen con fuerza, tosen o estornudanMuchas mujeres pierden orina cuando se ríen con fuerza, tosen o estornudan

Medicamentos

Ciertos medicamentos también pueden ser responsables de la pérdida de orina durante los estornudos o la tos. Los medicamentos, como los diuréticos que aumentan la cantidad de producción de orina, pueden causar fugas. El médico querrá cambiar la dosis o el tipo de medicamento para aliviar los síntomas.

Trastorno neuromuscular

Tanto los hombres como las mujeres pueden sufrir la pérdida del control de la vejiga al toser si también han tenido ciertas afecciones neurológicas, como esclerosis múltiple o accidente cerebrovascular. Estas condiciones ocurren porque las señales del cerebro y la médula espinal no se conectan correctamente con la vejiga. La diabetes también puede ser una causa tanto en hombres como en mujeres.

Como ves, pueden ser muchas las causas que te estén provocando este problema en el control de tu vejiga, y el tratamiento dependerá de lo que te ocurre concretamente.

Artículos recomendados