Menú
Tratamiento para el acné femenino en mujeres adultas

ACNÉ

Tratamiento para el acné femenino en mujeres adultas

Las mujeres adultas también pueden tener acné... no solo es cosa de la pubertad. Estos son los mejores tratamientos.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El acné femenino en las mujeres adultas ocurre normalmente en mujeres de más de 20 años y cuando dura bastante tiempo y no son granos esporádicos, entonces se puede considerar como acné persistente. Este tipo de acné es particularmente común en la cara inferior. 

Las mujeres adultas que tienen acné de manera persistente pueden pasarlo bastante mal porque ven que su rostro no es todo lo terso que les gustaría tener. Pensaban que al pasar la adolescencia el acné se acabaría para siempre y al darse cuenta de que no ha sido así, se pueden sentir muy frustradas, sobre todo a nivel emocional. Pero no es necesario echarse las manos a la cabeza. Primero hay que comprender por qué ocurre para después poder encontrar el tratamiento adecuado en cada caso concreto.

El estrés, los cambios hormonales, los medicamentos y los productos para el cuidado de la piel o el cabello pueden contribuir a este tipo de acné. Tratar el acné persistente puede resultar más difícil que tratar el acné adolescente porque algunos tratamientos comunes son demasiado severos e irritantes para la piel de una mujer adulta.

A continuación vamos a darte algunos consejos sobre qué tipos de tratamientos son los más adecuados y acertados para el acné femenino en mujeres adultas. No pierdas detalle y comienza a eliminar esos granos para siempre.

Las mujeres adultas que tienen acné de manera persistente pueden pasarlo bastante malLas mujeres adultas que tienen acné de manera persistente pueden pasarlo bastante mal

Lava tu piel

Lava tu piel propensa al acné diariamente con un jabón antibacteriano suave. Limita los lavados a uno o dos por día, ya que un lavado más frecuente puede empeorar el acné debido a la irritación de la piel.

Aplica productos

Aplica un producto de venta libre para el acné que contenga retinoides, peróxido de benzoilo y un antimicrobiano, o sulfacetamida de azufre y sodio. Si notas una mancha pre-acné temprano, o antes de que la mancha se vuelva pronunciada, los retinoides son el único tratamiento efectivo.

Habla con tu dermatólogo

Ponte en contacto con tu dermatólogo para obtener medicamentos recetados que vayan bien con tu acné y tu caso en concreto. Las pastillas anticonceptivas pueden ayudar a mejorar el acné si los cambios hormonales son los culpables. 

Los antibióticos pueden ayudar a controlar una infección. Los corticosteroides reducirán la inflamación. Su médico también puede escribir recetas para las versiones de prescripción de productos para el acné de venta libre.

Limita el uso para el cabello y algunos cosméticos

Limita el uso de productos para el cabello grasos y cosméticos. Los productos como las pomadas o los productos cosméticos a base de aceite pueden bloquear los poros de la piel. Si debes usar productos grasos para el cuidado del cabello, mantén tu cabello lejos de tu rostro. Para cosméticos, elige productos no acnegénicos, no comedogénicos o a base de agua, ya que estos no obstruirán los poros.

Mantente alejado del sol tanto como sea posibleMantente alejado del sol tanto como sea posible

No toques los granos que ya tienes

Mantén tus manos lejos de las imperfecciones. Si tocas con frecuencia las imperfecciones, puedes transferir bacterias al área o irritarla. No explotes las espinillas ni toque las lesiones de acné. Escoger y reventar puede provocar infección y cicatrices.

Cuidado con el sol

Mantente alejado del sol tanto como sea posible y usa protector solar. Los medicamentos para el acné pueden causar una sensibilidad extrema al sol y el sol puede empeorar las imperfecciones del acné.

Otros consejos que no puedes olvidar

Los procedimientos cosméticos como la microdermabrasión, las exfoliaciones químicas y la terapia con luz o láser también se pueden usar para tratar el acné en mujeres adultas. Estos procedimientos pueden irritar la piel y solo deben ser realizados por un profesional médico si se usan para tratar el acné.

Un medicamento recetado para el acné, la isotretinoína, se ha relacionado con defectos de nacimiento. Si estás embarazada o si existe la posibilidad de que lo estés, informa a tu médico para que no te recete este tratamiento.

Artículos recomendados