Menú
Por qué cuando tengo hambre me suena el estómago

HAMBRE

Por qué cuando tengo hambre me suena el estómago

A todo el mundo cuando se tiene hambre suena el estómago, ¿por qué ocurre esto? Descúbrelo y entiende mejor a tu cuerpo.

Lidia Antúnez Martín

Todos hemos escuchado y sufrido en algún momento ese incomodo sonido que proviene de nuestro estómago cuando tenemos hambre. Como si de un rugido se tratase, parece que nuestras tripas nos están pidiendo a gritos que las llenemos de comida. Aunque lo más lógico en ese momento es pensar que es simplemente porque tenemos hambre, lo cierto es que es simplemente una sensación que producen los nervios de nuestro estómago cuando éste esta vacío.

Los borborigmos

Esos molestos ruidos que provienen de nuestras tripas tienen un nombre, borborigmos, y una explicación científica. Los borborigmos son sonidos que se producen tanto en el proceso de digestión como cuando tenemos hambre. Los sonidos que se producen después de haber comido se deben, o bien al movimiento de los intestinos, llamados movimiento peristálticos, cuando impulsan la comida a través de ellos, o a la contracción que el estomago hace para mezclar la comida con los jugos gástrico en el proceso de digestión, durante este proceso se liberan gases debido a las reacciones químicas que se producen, dichos gases son los que provocan los ruidos que escuchamos en las tripas.

Por otro lado, los borborigmos que se producen cuando llevamos un tiempo sin comer se deben a que nuestro cuerpo tras estar dos horas con el estómago vacío, reclama más comida. Cuando tenemos el estómago vacío, nuestro cuerpo genera unas hormonas que estimulan los nervios del estómago que generar la sensación de que tenemos hambre y hacen que comiencen de nuevo las contracciones de los músculos de los intestinos y el estómago recogiendo y mezclando los pocos alimentos que quedan en su interior.

Cuando el estómago está vacío, dichos movimientos suelen producirse entre 10 y 20 minutos cada hora hasta que volvemos a comer, esto hace que los sonidos que provienen de nuestro estómago sean mucho más frecuentes que cuando estamos haciendo la digestión. Además, en estos casos, los sonidos son mucho más altos debido a que el intestino y el estómago están prácticamente huecos, lo que hace que los sonidos provocados por los movimientos y las reacciones químicas se propaguen mucho mejor.

No solo la ausencia de comida en nuestro estómago hace que nuestro cuerpo genere esos movimientos y contracciones que dan lugar a los borborigmos. El simple hecho de pensar, oler o incluso ver comida cuando tenemos las tripas vacías, también puede desencadenar esos molestos sonidos que provienen de nuestro estómago ya que nuestro cerebro activa los nervios que actúan en los movimientos de nuestro sistema digestivo.

Los sonidos intestinales o borborigmos pueden ser de dos tipos, hipoactivos o hiperactivosLos sonidos intestinales o borborigmos pueden ser de dos tipos, hipoactivos o hiperactivos

Tipos de borborigmos

Los sonidos intestinales o borborigmos pueden ser de dos tipos, hipoactivos o hiperactivos. Los borborigmos hipoactivos son aquellos que son menos ruidosos y por lo general son el signo de una disminución de la actividad intestinal. Los sonidos intestinales hipoactivos suelen aparecer mientras dormimos y también son perfectamente normales después del uso de ciertos medicamentos, después de una cirugía abdominal o por estreñimiento.

Por otro lado, los sonidos intestinales hiperactivos son ruidos fuertes y que incluso se pueden llegar a escuchar en tu entorno, este tipo de sonido suele indicar que ha habido un aumento de la actividad intestinal. Los sonidos hiperactivos suelen aparecer justo después de comer o por culpa de una diarrea. Aunque los sonidos intestinales hipoactivos e hiperactivos son totalmente normales, es conveniente vigilarlos por si se nota alguna anomalía o algún otro síntoma que los acompañe ya que esto puede ser una señal de que se padece algún tipo de afección intestinal.

Los borborigmos son un proceso fisiológico totalmente natural y frecuenteLos borborigmos son un proceso fisiológico totalmente natural y frecuente

¿Cuándo pueden ser los borborigmos un problema?

Los borborigmos son un proceso fisiológico totalmente natural y frecuente que se produce tanto en el proceso de digestión como cuando tenemos el estómago vacío. Sin embargo, hay que tener en cuenta que dichos sonidos han de ser moderados ya que si se nota que son más fuertes y frecuentes de lo normal o van acompañados de otros síntomas pueden ser el signo de que se padece algún tipo de patología o afección. Algunos de los síntomas, que acompaña nado a una anomalía en los borborigmos, pueden indicar una afección intestinal son:

  • Exceso de gases
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea frecuente
  • Estreñimiento
  • Heces sanguinolentas
  • Acidez gástrica
  • Pérdida de peso involuntaria y repentina
  • Sensación de saciedad

Si se padece algunos de estos síntomas junto con una anomalía de los sonidos intestinales, es conveniente acudir a un especialista para que realice las pruebas pertinentes que determinen cual es la causas exacta de dichos síntomas. Algunas de las patologías y afecciones que pueden dar lugar a una alteración de los borborigmos acompañada de otros síntomas son:

  • Traumatismos
  • Infección
  • Hernias
  • Coágulos sanguíneos
  • Disminución de los niveles de potasio en la sangre también llamada hipopotasemia
  • Tumores
  • Obstrucción intestinal
  • Enfermedad inflamatoria intestinal o enfermedad de Crohn
  • Úlceras
  • Alergias a los alimentos
  • Hemorragia en el tubo digestivo

No solo la alteración de los borborigmos puede ser signo de un problema, sino que la ausencia de estos también puede ser un motivo de alarma por el que se debería ir al médico si vemos que persiste en el tiempo o si va acompañado de otros síntomas. La ausencia de ruidos intestinales puede deberse a:

  • Determinados medicamentos, como la codeína
  • Una cirugía abdominal
  • La exposición a la radiación
  • Lesiones en los intestinos

Artículos recomendados