Menú
Qué le pasa a mi estómago cuando estoy nervioso

NERVIOS EN EL ESTÓMAGO

Qué le pasa a mi estómago cuando estoy nervioso

Cuando estás nervioso es posible que notes cosas raras en tu estómago, ¿qué es y por qué te ocurre?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El malestar estomacal, el dolor de cabeza y las palpitaciones del corazón son respuestas fisiológicas experimentadas cuando una persona se pone nerviosa. Una persona puede experimentar uno o más de estos síntomas cuando está nervioso basándose en su propia composición psicológica y emocional. Un malestar estomacal en momentos de estrés es una reacción de supervivencia. Las amenazas percibidas se experimentan fisiológicamente como parte de la respuesta de lucha o huida cuando el peligro físico o emocional parece inminente.

Quizá alguna vez has notado en tu estómago "ciertas mariposas que vuelan" cuando estás nervioso por cualquier motivo. Estas mariposas son en realidad los nervios que se te meten en el estómago y que si no controlas bien esta ansiedad, con el tiempo, puedes comenzar a tener serios problemas estomacales que te hagan tener que ir al médico a pedir una evaluación para saber si tienes algo malo dentro de tu estómago.

Dentro del cuerpo humano hay muchos sistemas diferentes que trabajan juntosDentro del cuerpo humano hay muchos sistemas diferentes que trabajan juntos

Estrés de luchar o huir

Una persona que experimenta estrés en el estómago, una parte del tracto gastrointestinal, tiene una fuerte reacción de lucha o huida ante el estrés bueno o malo. Una reacción nerviosa del estómago puede variar desde lo que comúnmente se conoce como "mariposas en el estómago" como te hemos comentado más arriba hasta vómitos o dolor intenso.

Incluso las personas pueden tener diarreas y falta de apetito solo por los nervios que tienen. El ruido sordo que a menudo acompaña a un malestar estomacal se debe a la desaceleración o al cese de la digestión que acompaña al estrés.

Suspender el sistema

Dentro del cuerpo humano hay muchos sistemas diferentes que trabajan juntos. Algunos de los sistemas son críticos para la supervivencia del cuerpo, por lo que se denominan órganos vitales. Otros sistemas son necesarios, pero pueden suspenderse temporalmente cuando los recursos del organismo se necesitan en otros lugares. 

El estómago, como parte del tracto gastrointestinal, es uno de estos sistemas suspendibles. En tiempos de peligro, los recursos se dirigen lejos del sistema digestivo y se desvían a los órganos y músculos vitales necesarios para luchar o huir, lo que resulta en un malestar estomacal, pérdida de apetito, etc.

Llamar a reservas

Dos sistemas operativos funcionan en tándem dentro del cuerpo. El sistema nervioso central es la sede principal, que consiste en el cerebro, la médula espinal y los nervios. El sistema nervioso central es responsable de la operación de los órganos vitales. 

Sin embargo, el sistema nervioso central no opera directamente el sistema digestivo, un órgano no vital. En cambio, el sistema nervioso central envía señales al otro sistema operativo del cuerpo, el sistema nervioso entérico, que se encuentra dentro del tracto gastrointestinal y controla la digestión. Cuando el sistema nervioso central envía señales al sistema nervioso entérico debido al estrés, el sistema nervioso entérico puede activar las reservas utilizadas en la respuesta inmune, liberando histaminas y hormonas que conducen a sensaciones incómodas en el estómago como dolor o pinchazos molestos.

Dos sistemas operativos funcionan en tándem dentro del cuerpoDos sistemas operativos funcionan en tándem dentro del cuerpo

Calmar el estrés

Cuando el estrés te pone nervioso, como te hemos comentado más arriba, te quita el apetito y te hace sentir mal... Es muy importante que no permitas que los nervios se apoderen de ti por lo que debes tomar el control y aliviar las molestias.

Mientras que las reacciones de estrés agudo se resuelven con relativa rapidez, el estrés crónico debe manejarse para aliviar los síntomas, como un malestar estomacal. Cuida lo básico: haz ejercicio con moderación, coma varias comidas pequeñas o tentempiés al día y descansa lo suficiente. Participa en actividades que te distraigan de los problemas que tienes en mente.. es importante que te abstengas del abuso de alcohol u otras drogas, lo que conduciría a un aumento de los síntomas con el tiempo e incluso, a problemas peores de salud.

¡No permitas que la ansiedad se apodere de la salud de tu estómago!

Artículos recomendados