Menú
Si el dinero te causa estrés... ¡soluciónalo!

DINERO

Si el dinero te causa estrés... ¡soluciónalo!

Muchas personas sienten estrés por culpa del dinero, ¡es necesario saber que es una herramienta para un fin! Que no controle tus emociones...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Muchas personas se piensan que con más dinero en su cuenta serán más felices y tendrán menos estrés. La realidad no es esa, la realidad es que el dinero te puede generar una emoción momentánea y cosas materiales, pero las personas ajustan el estilo de vida de manera que el dinero no aumente su felicidad ni tampoco disminuya el estrés.

Es más inteligente entender que el dinero es un medio para un fin: comprar lo que necesitas, saldar deudas si tienes y gastar tu dinero de manera sabia para sentirte bien. Pero la felicidad de tu vida no reside en un material en forma de billetes, monedas o un número en el banco... reside en tu interior, en tener una sensación de abundancia y libertad personal, sin tener la necesidad de comprar más cosas. Puedes aumentar tu felicidad y disminuir el estrés manejando bien el dinero, ¡sin que el dinero controle tu salud mental!

Acaba con las deudas

Si estás endeudado y esto te causa estrés tendrás que mirar de eliminar la deuda de tu presupuesto o los gastos extras que realmente no necesitas. Si lo haces sentirás libertad financiera y tranquilidad mental. Esto puede ser desafiante al principio porque estos extras a menudo se pueden comprar por conveniencia, para un estímulo emocional o simplemente por hábito, y los hábitos a menudo pueden ser difíciles de cambiar. 

Las experiencias te ayudarán a tener mejor saludLas experiencias te ayudarán a tener mejor salud

La clave aquí es cambiar tu pensamiento o el significado que le asignas a estos extras. Por ejemplo, después de identificar un hábito de gasto que te gustaría cambiar (como los extras al salir a comer cada semana a restaurantes), podrías centrarte más en cómo disfrutarás ahorrando dinero que en cómo disfrutarás los pocos minutos de placer que obtendrías con los caprichos que solo podrían endeudarte más.

Puedes dar pequeños pasos hacia el progreso y, a la larga, hacer un progreso considerable, con un estrés mínimo. Experimenta con lo que te da el mayor nivel de ahorro con la menor cantidad de estrés; haz lo que te funcione. Pero cualquier cambio que realices en esta dirección puede reducir el estrés al ayudarte a ahorrar.

Sé inteligente con lo que gastas

De ahora en adelante, antes de comprar cosas nuevas y aumentar el nivel de estrés en tu vida, piensa si realmente lo que compras mejorará tu calidad de vida o si será peor para tu salud mental por tener menos dinero. Gastar menos en cosas innecesarias puede reducir tu estrés.

 Puedes considerar el vender tus cosas si tienes demasiado en el hogar Puedes considerar el vender tus cosas si tienes demasiado en el hogar

Esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo (especialmente si realizas compras como respuesta al estrés), pero hay algunas cosas que puedes hacer para hacerlo más fácil, como valorar lo que realmente necesitas y lo que es secundario para ti.

Utiliza tu dinero para hacer lo que realmente quieres

Después de recortar los extras de tu presupuesto, si no tienes grandes cantidades de deuda que pagar, puedes pensar en contratar a personas para que hagan cosas por ti que no te gustaría hacer, así no te quitarán tiempo para hacer las cosas que realmente quieres hacer.

Por ejemplo, puedes contratar a alguien para que limpie tu casa mientras llevas a tus hijos al parque o un asistente en tu trabajo para delegar algunas tareas y tener más tiempo para ti. Es una manera inteligente de gastar tu dinero y ganar salud mental.

Gasta en experiencias positivas

Las experiencias te ayudarán a tener mejor salud. Puedes considerar el vender tus cosas si tienes demasiado en el hogar e invertir ese dinero en unas vacaciones con tu familia y así poder crear nuevos recuerdos positivos y enriquecer tu vida. Esto te ayudará a combatir el agotamiento físico y mental. Las experiencias se disfrutan más que las posesiones e invertir en ellas, es la forma más inteligente de gastar tu dinero sin que te cause estrés o malestar emocional.

Artículos recomendados